Obras de Teatro Cómicas

Al fin libre

De Denis Vento

SE DESARROLLA EN UN BANCO.

PERSONAJES:

SERENA –  ESPOSA DE FAUSTO, ES RENEGONA Y GRITONA.

FAUSTO –  ESPOSO DE SERENA, ES DOMINADO POR SU ESPOSA

PAZ –   AMIGO DE FAUSTO.

ASALTANTE 1 (HOMBRE)

ASALTANTE 2 (MUJER)

POLICIA

CAJERA DEL BANCO

CLIENTES DEL BANCO.  

PRIMER ACTO

SERENA, FAUSTO, PAZ Y OTRAS PERSONAS SE ENCUENTRAN HACIENDO FILA PARA SER ATENDIDOS EN UN BANCO. ENTRAN DOS ASALTANTES ENMASCARADOS Y ARMADOS.

ASALTANTE 1: ¡Este es un asalto! ¡Todos al suelo!

TODOS SE ECHAN AL PISO, HAY GRITOS. PERO SERENA SE RESISTE Y RECLAMA.

SERENA: ¡Qué cosa! ¡Asaltantes de porquería !, Qué se han creído que les tengo miedo, solo porque tienes una mascarita para tapar tu cara horrible.

ASALTANTE 1: LE PONE LA PISTOLA EN LA CABEZA A SERENA Te callas viejita o te quemo ahorita.

SERENA. – Vieja será tu abuela.

FAUSTO. –  Por favor mi amor cállate; no moleste a los Sres. asaltantes.

PAZ. –  Cállense tarados, ahorita nos dan vuelta a todos. 

(ASALTANTE 1 A EL ASALTANTE 2) 

ASALTANTE 1:  Esos tres están fregando mucho, no dejan trabajar tranquilo, mételos en un cuarto y enciérralos con llave.

ASALTANTE 2. – ¿Me los bajo a todos?

ASALTANTE 1. – No, No se puede tenemos pocas balas y las vamos a necesitar para salir del banco.

ASALTANTE 2 LOS LLEVA A EMPUJONES A LOS TRES.

SERENA. -Ya verán lo que les espera, flojonazos, zánganos, haraganes, deberían estar limpiando sus casas, y no estar asaltando bancos, pobres sus hijos.

FAUSTO. – (A SERENA) Guarda silencio mi amor, por favor. No los hagas enojar.

SERENA. –  Eres un cobarde, hay que decirle sus verdades a estos tarados.

EL ASALTANTE 2 LOS LLEVA A UN EXTREMO DEL ESCENARIO A LOS TRES, ANTES DE EMPUJARLOS AFUERA DE ESTE:

ASALTANTE 2. – (A FAUSTO), Si me la bajo ahorita te haría un favor ¿Verdad?

FAUSTO. – (POR UN INSTANTE SE IMAGINA LO FELIZ QUE SERIA SIN SERENA, SONRIE, PERO DESPUES REACCIONA) No, No, Sra. Asaltante no haga eso.

PAZ. – Aprovecha la ocasión, acepta la oferta. Vivir con esta bruja debe ser peor que estar con Satanás quemándote en el infierno.

 LOS EMPUJA CON FUERZA HACIA ADENTRO Y CIERRA LA PUERTA DANDO CINCO VUELTAS AL SEGURO CON LA LLAVE. SERENA DESDE EL INTERIOR SIGUE VOCIFERANDO

SERENA. – ¡Como te atreves a empujarme! ¡Cuando salga de acá ya veraz! inútiles, seguro quieren la plata para emborracharse, para drogarse, estar prendido todo el día, ¡zánganos! ¡Cobardes, malos hijos! ¡Flojos, brutos, monstruos!

ASALTANTE 2 DIRIGIÉNDOSE AL ASALTANTE 1

ASALTANTE 2. – Mejor, me la bajo a la bruja.

ASALTANTE 1. – Otro día, ahora tenemos que fugarnos, ya tengo la plata…  ¡Vamos corre, corre!

EL ASALTANTE 1 LE HABÍA DADO A LA CAJERA DEL BANCO UNA BOLSA PARA QUE DEPOSITE   EL DINERO. SALEN CORRIENDO LA PAREJA DE ASALTANTES, EN POCOS INSTANTES LLEGAN UNOS POLICIAS

POLICIA: ¡Nadie se mueva es la policía! (AL VER QUE NO HAY ASALTANTES) ¿Todos están bien?

CAJERA: Sí, Capitán.

POLICIA. – Sargento, Señorita, por el momento solo Sargento.

CAJERA. –  Si, Sargento, todos estamos bien, pero nos han robado y se han llevado todo el dinero.

POLICIA. – Vio que camino tomaron.

CAJERA. –  Por allá mi General.

POLICIA. – Sargento, Señorita, Sargento.

 SALEN A PERSEGUIR A LOS LADRONES LOS POLICIAS, DETRÁS DE ELLOS SALEN CORRIENDO TODA LA GENTE QUE ESTABA EN EL BANCO. EL ESCENARIO ESTA VACIO SOLO SE ESCUCHA A SERENA.

SERENA. – ¡Sáquenos de acá!, ¡Asesinos! ¡Criminales!  ¡Malos hijos, malos esposos, malos clientes!

PERO NADIE LOS ESCUCHA NI LOS SACA DE SU ENCIERRO. TODOS HAN SALIDO CORRIENDO DEL BANCO Y SE HAN OLVIDADO DE ELLOS.

TELÓN

SEGUNDO ACTO

LA ESCENA SE DESARROLA EN EL AMBIENTE DONDE ESTAN ENCERRADOS SERENA, FAUSTO Y PAZ, HAY UN ESCRITORIO UN PAR DE SILLAS, UNA REVISTA, UNA PUERTA A UN EXTREMO QUE DA A UN BAÑO.

 PAZ. –  Que rabia, nos han dejado encerrados ni la policía ni nadie nos saca. Se han olvidado de nosotros.

FAUSTO. – No solo nos roban, nos maltratan, nos pegan, nos gritan. Debí quedarme tranquilo en mi casa limpiando.

SERENA. – (LE DA UN GOLPE EN LA CABEZA A FAUSTO) ¿Quién te grita a ti, ah?

PAZ. – Ya no peleen, (A SERENA) parecen perro y gato, además por tu culpa estamos encerrados, de suerte no nos han matado.

SERENA. – Ahora yo soy la culpable, no serán Uds. par de cobardes que no saben enfrentar a un par de ladronzuelos, Y tú no me vas a defender de este insolente que ofende a tu mujer.

FAUSTO. – Pero mi amor, porque usar la violencia, si hablando se entiende la gente.

SERENA. – Maricon, bueno para nada.  (MIRA A UN EXTREMO DEL ESCENARIO) una puerta, voy a ver que hay de repente podemos escaparnos por ahí.  (LLEGA DONDE ESTA LA PUERTA, LA ABRE INGRESA, SALIENDO DE ESCENA)

PAZ. – (A FORTUNATO) ¿No has pensado en fugarte algún día? 

FAUSTO. – Ya lo he intentado tres veces, pero me encuentra y me regresa al suplicio diario.

PAZ. – Entonces, (GESTO DE PASAR UN CUCHILLO POR EL CUELLO) dale vuelta, mátala.

FAUSTO. – No, como voy a hacer eso, aunque la verdad a veces lo pienso, pero me falta la voluntad para hacerlo.

PAZ. – (COGE UNA SOGA DEL SUELO), ahórcala, esta es tu oportunidad, decimos que fueron los ladrones, todos son testigos que ella los insultaba, decimos que los ladrones se enojaron y la mataron.

FAUSTO. – Buena idea, pero me da miedo, porque es más fuerte que yo, de repente a mí me ahorca.

PAZ. – (LE PONE LA SOGA EN EL CUELLO A FAUSTO) le pasas así la soga y jalas con fuerza hasta que no diga ninguna palabra y la mandas al más allá.

FAUSTO. – Esta es capaz de venir del más allá, al más acá, para atormentarme, torturarme eternamente.

INGRESA SERENA

SERENA. –  Que pasa ahí, que tanto chismosean a mis espaldas. Cuidadito nomas.

FAUSTO. –  No mi amor, como crees, solo conversábamos porque te demoras tanto.

SERENA, – Mucho cuidado ya sabes, esa puerta da un baño, trate de salir por la ventana, pero no se puede muy angosta.

PAZ. – Al menos tendremos donde tomar agua y hacer otras cosas.

FAUSTO. – Ya me dio hambre, por estar limpiando los servicios de la noche anterior, no tome desayuno.

SERENA. –  Tu culpa por demorarte en los quehaceres de la casa.

 FAUSTO. –  Claro, en cambio tú, sí que desayunaste como preso político, 5 panes con huevo y palta, 2 vasos de jugo, 2 tazas de café, ensalada de frutas.

SERENA. – (FROTANDOSE EL ESTOMAGO) Imbécil, me has hecho acordar todo lo comí, y ahora tengo que ir al baño. (CORRE APURADA AL BAÑO, SE DETIENE A MEDIO CAMINO) Oh, no había papel higiénico en el baño (MIRA ALREDEDOR VE UNA REVISTA EN EL SUELO LA COGE) Cuando hay una emergencia todo sirve (CONTINUA SU CAMINO AL BAÑO).

DESDE EL EXTERIOR SE ESCUCHA LA VOZ DEL POLICIA

POLICIA. – ¿Hay alguien ahí?

PAZ. – (LE GRITA AL POLICIA) Si acá estamos, somos dos clientes del banco. 

POLICIA. – (TRATA DE ABRIR LA PUERTA, AL NO PODER HACERLO) Voy a traer un hacha para derribar la puerta, esperen tranquilos, no se muevan.

PAZ. –  Están bien aquí esperamos, no creo que podamos ir a ningún lado.

FAUSTO. – Porque le has dicho que somos dos y somos tres

PAZ. – Esta es una buena oportunidad para que la bruja te deje tranquilo, aunque sea unas horas.

FAUSTO. – Pero, ¿qué hacemos?

PAZ. – La loca esta en el baño, vamos a trancar la puerta así no va a poder salir.  Ahí hay un escritorio eso nos puede servir de tranca.  Ayúdame (LOS DOS LLEVAN EL ESCRITORIO Y TRANCAN LA PUERTA DEL BAÑO)

SE ESCUCHAN GOLPES EN LA PUERTA DE INGRESO POR PARTE DE LA POLICIA, HASTA QUE LOGRAN INGRESAR A RESCATARLOS

POLICIA: ¿Cuántas personas más hay con Uds.?

FAUSTO. – Sólo nosotros dos. ¿Lograron capturar a los asaltantes?

POLICIA. – No, se fugaron, en direcciones opuestas, no sabemos cuántos son, ni cuanto se han llevado. Voy a llamar a mis superiores para informar.

MIENTRAS EL POLICIA LLAMA POR CELULAR, PAZ LLEVA A FAUSTO A UN EXTREMO 

PAZ. – Perfecto, ahora es una buena oportunidad para que liberes de esa bruja, le decimos que nosotros hemos captura a uno de los asaltantes y la hemos encerrado en el baño.

FAUSTO. – Se la creerá el policía, como decimos que nos encerraron.

PAZ. –  Le decimos que ante tantos gritos nos encerraron sin darse cuenta que adentro estaba uno de ellos y entre los dos logramos atacarlo y encerrarlo en el baño.

FAUSTO. –  Pero al poco tiempo la soltaran al verificar que ella no es ladrona y volveré a mi calvario diario.

PAZ. – Mientras pase eso, la policía va a demorar como un mes, tendrás todo ese tiempo de vacaciones.

FAUSTO. – ¡Un mes libre!, ya, ya hay que decirle al oficial.

PAZ. –  Mi Capitán

POLICIA. –  Sargento, señor, Sargento. Aunque tengo pinta de Capitán

FAUSTO. – Muy bien señor Sargento, nosotros hemos capturado a uno de los ladrones, lo reducimos y lo encerramos en el baño, pero es muy peligrosa, agresiva, violenta.

POLICIA. – Pierda cuidado, estamos preparados para todo tipo de peligro, donde dice que está el ladrón.

FAUSTO, PAZ. –  En el baño.

EL POLICIA SE DIRIGE AL BAÑO, A MEDIO CAMINO SE DETIENE POR UNOS GRITOS QUE ESCUCHA.

SERENA. – ¡Abran la puerta desgraciados, en cuanto salga los degüello, los mato, a los dos!

POLICIA. –  Será mejor que traiga refuerzos. Ustedes vayan a sus casas que yo me encargo.

SALE EL POLICIA

FAUSTO. – ¡Viva la Libertad! ¡Abajo la esclavitud! Al fin libre, a disfrutar de unas vacaciones, vámonos Paz.

SERENA QUE SIGUE ENCERRADA EN EL BAÑO, CONTINÚA GRITANDO.

SERENA. – ¡Abre la puerta maldito! ¡Te voy a romper los huesos! (GOLPEANDO LA PUERTA DEL BAÑO) ¡Abran, Abran la puerta!

TELÓN

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas11 estrellas12 estrellas13 estrellas14 estrellas15 estrellas16 estrellas17 estrellas18 estrellas19 estrellas20 estrellas (122 votos, Calificación: 17,62 de 20)
Cargando…

Acerca del autor

José María Ortega González

José María Ortega González, de Bullas, Murcia, 42 años, casado y con dos hijos. Profesor de Servicios a la Comunidad en la Consejería de Educación, activista medioambiental y político.

Soy aficionado a la literatura desde que tengo uso de razón, en particular a la novela y al teatro. “la sobra del carnero versión III” es mi primera y tardía obra completa, en ella abordo temas como el peso del pasado, el lastre del sentimiento de culpa y el papel de la mentira en la sociedad rural. Está ambientada en un lugar indeterminado del mediterráneo que se encuentra a caballo entre dos épocas, la tradición y el desarrollismo.

Comprar en Amazon

DESCARGA GRATIS 20 GUIONES DE OBRAS DE TEATRO CORTAS

CLIC para Descargar Obras de Teatro GRATIS