Compañeros de piso

Publicado por: Eve

Descripción: Lola busca un apartamento para mudarse, pero cuando cree dar con el indicado, descubre que sus inquilinos son un tanto peculiares.

Personajes: Lola, Matías, Inés, Gerardo

ACTO ÚNICO

Se abre el telón y aparece en escena Matías, un chico de lentes y vestido al estilo hipster, leyendo un libro en la sala de estar de su apartamento. Tocan el timbre y Matías acude a abrir. De otro lado está Lola, una muchacha de apariencia normal que sonríe.

Lola: Hola, soy Lola. Te llamé hoy en la mañana por lo de tu anuncio en Facebook.

Matías: Ah claro, pasa.

Lola pasa y se sienta.

Matías: Así que buscas un apartamento para mudarte.

Lola: Sí, necesito alguien con quien compartir gastos y la ubicación aquí me pareció ideal.

Matías: Bien, la verdad es que si necesitamos otra persona para compartir los gastos. El casero se ha pasado tres pueblos al subir la renta. Pero antes de decidir nada, te haré algunas preguntas, ¿vale?

Lola: Sí, por supuesto.

Matías: ¿Tú sueles beber?

Lola: Oh no, soy una chica tranquila. Eso no es lo mío para nada, te lo aseguro.

Matías: ¿De veras? Uy, empezamos mal entonces, porque Gerardo, nuestro compañero, es el amo de las fiestas.

Lola: ¿Quién?

En ese momento, entra en escena Gerardo, un chico ataviado de manera estrafalaria con tacones y un vestido de lentejuelas.

Gerardo (escandalosamente): ¡Yoooooo! ¡La reina de la noche! Si quieres entrar en mis dominios, ¡entonces tienes que poner el ambiente!

Lola lo mira con asombro.

Matías: ¿Hay algún problema con Gerardo?

Lola: No, no… para nada… es solo que me tomó por sorpresa…

Matías: Bueno, si eres de mente abierta no tendrás problemas con Inés. Ella y su novio viven con nosotros.

Lola: ¿Ah sí?

Entra en ese instante Inés, una chica despeinada y que lleva de la mano a un maniquí. Lola se queda estática.

Inés: ¿Ya estás entrevistando a otra persona? A Ricky y a mí nos gustaría estar presentes.

Lola (estupefacta): Es… es…

Matías: Inés tiene una relación muy especial con Ricky. Como estudia robótica, lo ha ido modificando poco a poco para que sea su hombre ideal.

Inés (suspicaz): Pero cuidado, ¿eh? Porque Ricky solo tiene ojos para mí. (Lo besa en la mejilla)

Matías mira su teléfono cuando suena una alarma.

Matías: Oh, hora de medicina… (saca un frasco de pastillas de su bolsillo). Ese es otro detalle, fui diagnosticado con síndrome bipolar. Necesito tomar estos medicamentos cada tres horas. No te molesta, ¿o sí?

Gerardo: Eres un loquillo.

Matías (repentinamente enojado): ¡Ya te dije que no estoy loco!

Lola: ¡Me voy! ¡Todos ustedes están locos! ¡No quiero vivir aquí!

Se levanta y va hacia la puerta, por la que sale asustada.

Matías: ¡Otra que se nos va! Si seguimos así muchachos, vamos a tener que mudarnos a un cuartucho cualquiera.

Inés: ¿Nosotros que culpa tenemos de que toda la gente sea tan extraña?

Gerardo: Además ella no me gustaba, ¿viste como andaba vestida? ¡Qué horror, amiga!

Matías: Bien, se acabó buscar otro roomie… tendremos que recortar gastos, díganle adiós a la cuenta de Netflix.

Gerardo e Inés: ¡Noooooooo!

Matías niega con la cabeza y mientras Gerardo llora dramáticamente, Inés patea un mueble.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas11 estrellas12 estrellas13 estrellas14 estrellas15 estrellas16 estrellas17 estrellas18 estrellas19 estrellas20 estrellas (67 votos, Calificación: 15,55 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Loading...

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)