Demasiado tarde

Publicado por: Eve

Descripción: Amelia es una chica que sufre bullying en su colegio. Una broma cruel de dos de sus compañeros desatará terribles consecuencias.

Personajes: Amelia, Miranda, Tomás, Compañeros de clase

PRIMER ACTO

Amelia se encuentra sola en su salón de clases, estudiando. De repente entra Miranda, una de sus compañeras.

Miranda: ¿Qué haces aquí estudiando? ¿Por qué no sales a recreo?

Amelia: ¡Déjame en paz! ¡Ya estoy cansada de que mo molestes!

Miranda: Ay, ¿de qué estás hablando? Esas solo eran bromas. De hecho, vengo aquí para pedirte disculpas, quiero que seamos amigas, (le extiende la mano). ¿Hacemos las paces?

Amelia la mira con desconfianza.

Miranda: Está bien, si no confías en mí lo entiendo. Pero para que me creas, te voy a hacer un favor. Escuché a Tomás hablando sobre ti cerca de las bancas del patio. Parece que le gustas, ¿sabías que se te va a declarar?

Amelia (sorprendida): ¿Él de verdad dijo eso?

Miranda: ¡Claro! Está loco por ti, ven, (la toma de la mano). Vamos a salir para que lo compruebes por ti misma.

Miranda sale corriendo y arrastrando a su compañera detrás.

SEGUNDO ACTO

Tomás se encuentra con sus dos amigos en el patio de recreo. Los tres cuchichean y se ríen maliciosamente, hasta que ven aparecer a Miranda y Amelia. Rápidamente, los amigos de Tomás desaparecen y él se acerca a Amelia.

Tomás: Hola Amelia.

Amelia (apenada): Hola, Tomás.

Miranda se escabulle con una sonrisa malvada.

Tomás: Te estaba esperando, hay algo que quiero decirte. (Rascándose la nuca). La verdad es que me gustas, Amelia. Me gustas mucho.

Amelia: ¿De verdad? Yo creí que alguien como tú nunca se fijaría en ti.

Tomás: ¿Puedo darte un beso?

Amelia sonríe y cierra los ojos, esperando a que la bese. Por detrás de ella, Miranda y otros compañeros aparecen llevando una cubeta de agua sucia. Todos le tiran el agua encima provocando que la chica abra los ojos sobresaltada.

Tomás, Miranda y los demás empiezan a reírse de ella. Amelia corre al baño desconsolada.

TERCER ACTO

Amelia entra en el baño y se hace un ovillo en un rincón, llorando y cubriéndose la cara con las manos.

Amelia: ¡Estoy harta de que todos se metan conmigo! ¿De qué me sirve tener las mejores calificaciones si nadie me respeta?

Miranda entra al baño con otras chicas.

Miranda: ¡Mírenla! ¡Está llorando!

Amelia: ¡Déjenme en paz! ¡Déjenme!

Amelia trata de escapar del baño, pero las chicas la agarran y empiezan a empujarla entre ellas, hasta que se vuelve a caer en un rincón. De pronto, la ven sacar una pequeña navaja de entre su uniforme para amenazarlas.

Amelia: ¡Déjenme o voy a usarla!

Miranda: ¡No seas estúpida, Amelia! ¡Baja eso!

Amelia: ¡Les advertí que me dejaran tranquila!

Miranda: ¿Qué vas a hacer? ¿Vas a cortarnos? ¡Quiero ver que te atrevas!

Amelia empuña la navaja pero en lugar de atacarlas, la lleva hasta su cuello y hace un corte ante los ojos espantados de los chicas.

Miranda: ¡No! ¡Amelia, no! ¡Espera!

Amelia cae desvanecida en el suelo, mientras la sangre comienza a aflorar desde su garganta.

Miranda (en pánico): ¡¿Qué hicimos?! ¡Perdón Amelia, perdón!

Las chicas se arrodillan junto a ella, en vano.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (15 votos, resultado: 13,33 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: