Dia Internacional del Alzheimer : SEPTIEMBRE 21

Publicado por: Guillermo Gallego

PLAZA, TAL VEZ. SAMUEL ACOMPAÑA A SIMON. HAN HECHO UN ALTO Y DESCANSAN EN UN BANCO

AMBOS TIENEN 80 AÑOS Y HABLAN CASI A LOS GRITOS.

SIMON: Pasan como si nada…

SAMUEL: Quién?

SIMON: Y quien va a ser?!

SAMUEL: No sé!

SIMON: Usted nunca sabe nada…

SAMUEL: Y como voy a saber si usted no dice a quien se refiere.

SIMON: Los médicos hombre! No se da cuenta? Pasan como si nada…

SAMUEL: Uf… No son médicos…

SIMON: Ah, no?! Y qué son? Carniceros?

SAMUEL: Transeúntes nomás.

SIMON: No diga pavadas! No se da cuenta que son médicos? Sino que van a andar

               haciendo?

SAMUEL: No son médicos! Van a la escuela.

SIMON: Usted sí que es marmota! Mire que para ir a la escuela van a pasar por acá!

SAMUEL: Yo cuando iba a la escuela pasaba por acá

SIMON: Hace cien años Samuel. Ahora nadie pasa por acá para ir a la escuela.

SAMUEL: Sabe las veces que pasé por acá para ir a la escuela. Uf…

SIMON: No serán tantas! Sino no hubiera salido tan inútil.

SAMUEL: Me lo acuerdo clarito, clarito. Hasta el nombre de la maestra. No me lo olvido.

SIMON: Ah si? Y cómo se llamaba la maestra?

SAMUEL: Margarita!

SIMON: Y claro! Margarita!

SAMUEL: Porqué dice: Y claro!? Eh! Porqué? Usted la conoció?

SIMON: Seguro viejo! Si fue la maestra de todo el pueblo! O se olvida que los dos nacimos

               acá? Y que fuimos a la misma escuela? Y con la misma maestra.

SAMUEL: Como olvidarla… Margarita… Mala! Uf… Más mala que una cabra…

SIMON: Las cabras no son tan malas.

SAMUEL: Es un decir, Simón. Usted todo lo agarra en serio. No se da cuenta que estoy 

                   haciendo una metáfora?

SIMON: Déjese de estupideces!

PAUSA

SAMUEL SACA UNA ARMÓNICA, Y TOCA UNA MELODÍA, FALSA MELODÍA.

SIMON: Otra vez con esa porquería! Porqué no se deja de molestar con eso?

SAMUEL: Porque es salud para el alma!

SIMON: Pero no se da cuenta que lo que a usted le falla es la cabeza y no el alma?!

SAMUEL: Es lo mismo! El cuerpo debe estar en conexión con el alma para estar saludable.

SIMON: Entonces su cuerpo y alma están incomunicados hace varios años. Va a tener que

               organizarles un encuentro.

SAMUEL: Y usted debería hacer lo que yo hago para sentirse mejor.

SIMON: El qué? El yoga ese?

SAMUEL: Es muy rejuvenecedor…

SIMON: (Lo mira) Usted está hablando en serio? O acaso hoy se olvidó de mirarse al espejo.               

               Dése cuenta que es un viejo arruinado igual que yo!

SAMUEL: La juventud está en el espíritu, Simón!

SIMON: No! Está claro que hoy se levantó atravesado… Qué viejo terco!

PAUSA. SE MIRAN.

SAMUEL: A lo mejor si me hiciera caso no le fallaría tanto el mate!

SIMON: Qué quiere decir?

SAMUEL: El yoga también es bueno para la salud mental.

SIMON: Que me está tratando de loco? Me quiere decir que estoy chapita?

SAMUEL: No!! Tanto como eso no. Pero a su edad algunos cables se van oxidando. Uf…

SIMON: No sea infeliz! A mí no se me oxida ningún cable! Por lo que se ve con usted no se

               puede hablar. (Se levanta y sale caminando hacia adelante.)

SAMUEL: (Gritando y atajándolo) Guarda el auto! Qué hace? (Lo ayuda a sentarse

                   nuevamente.) Venga acá y siéntese.

SIMON: (Con una risa falsa) Usted sí que es gracioso. Y encima pretende que le crea todas

               las pavadas que dice.

SAMUEL: No sé a qué se refiere.

SIMON: Se piensa que soy idiota?! Me gritó “Guarda el auto” cuando se me cruzó un

               enfermero con la camilla.

SAMUEL: Qué enfermero, Simón! Sino le grito lo pisa el auto. Y encima ni cuenta se hubiera

                   dado. Vió que es lo que digo? Los cables se van oxidando.

SIMON: No se haga el chistoso! Mire si me iba a matar una camilla.

SAMUEL: Era un auto!

SIMON: De qué marca?

SAMUEL: Y qué se yo!? Era blanco.

SIMON: Vé! Se da cuenta que era un enfermero con la camilla?!

SAMUEL TOCA LA FLAUTA

SIMON: Otra vez! Terminelá con eso! No ve que queda ridículo con esa porquería? Va a

               llamar la atención de todo el mundo.

SAMUEL: Es un lugar público.

SIMON: Pero usted es molesto.

SAMUEL: Y usted es insoportable! La  gente que pasa me mira con simpatía, no se da

                   cuenta?

SIMON: Si, claro! Espere que le tiren una monedita también.

SAMUEL: Uf… No hay duda, usted es un viejo insufrible, Simón! Porqué no se calla? O

                   mejor, porqué no seguimos?

SIMON: No podemos seguir. Tenemos que esperar. Acaso no escuchó que debíamos esperar

               acá?

SAMUEL: Nadie dijo eso. Lo único que “yo” dije, fue que teníamos que descansar un poco.

SIMON: Si, pero después vino el doctor y dijo que nos sentáramos en este banco y

               esperáramos.

SAMUEL: El que dijo eso fue el portero de la escuela que justo pasó por acá.

SIMON: (Lo mira.) Usted es marmota? O se piensa que el marmota soy yo?!

SAMUEL: Cállese!

SIMON: Cállese usted!

PAUSA.  LOS DOS QUEDAN CALLADOS MIRANDOSE

SIMON: (Hace un aplauso y señala a Samuel) Habló!

SAMUEL: Yo no! Usted lo hizo ahora.

SIMON: Cuando?

SAMUEL: Recién. Cuando dijo: (Imita el aplauso) Habló!

SIMON: Lo dije porque usted había hablado.

SAMUEL: No mienta! Qué había dicho yo?

SIMON: No sé. Porque balbuceó. Habló así entre dientes. No se entendió lo que dijo.

SAMUEL: Entonces si no entendió no vale.

SIMON: Va de nuevo entonces.

SAMUEL: Cállese!

SIMÓN: Cállese usted!

SILENCIO NUEVAMENTE

SAMUEL VUELVE A TOCAR LA FLAUTA UN INSTANTE. SIMON SE RETUERCE DE LA BRONCA.

SIMON: No puede ser! Otra vez! Me tiene podrido!

SAMUEL: (Hace el gesto con la mano) Gané!

SIMON: Y cómo no va a ganar, si siempre hace lo mismo! Y sabe que esa porquería me pone

                los nervios de punta.

SAMUEL: Se llama: Habilidad!

SIMON: Si, habilidad para hacer trampa!

SAMUEL: La guerra y el juego son una misma cosa, y en ambos casos “el triunfo se basa en

                   la estrategia de los contrincantes”.

SIMON: Siempre dice lo mismo!! Palabrerío barato! Pura mierda!

SAMUEL: Uf… Cuando va a dejar de descalificar todo lo que digo y todo lo que hago!

SIMON: Aha… (Se queda tildado mirando fijo a un lugar.)

SAMUEL: Ya empezó… no se haga el distraído otra vez… (Lo mira fijo.) Será de no creer…

SILENCIO TOTAL

SAMUEL GOLPEA CON EL BASTÓN Y TOSE, SIMÓN REACCIONA.

SIMON: Lo leí en el diario.

SAMUEL: Eeee!!!??

SIMON: Usted no?

SAMUEL: Yo no. Qué?

SIMON: No lo leyó?

SAMUEL: Qué cosa?

SIMON: Pero usted es o se hace? De qué estamos hablando hombre? De lo que dijo el

               presidente! Lo leyó en el diario?

SAMUEL: Yo no leí nada. Ni sé de qué está hablando…

SIMON: Y claro! A usted le sacan la porquería esa y desaparece del mundo. (Pausa) El

                presidente del Uruguay. Parece que dijo que el presidente nuestro está medio

                “turuleco”, y los de acá se pusieron como locos, vió?

SAMUEL: Uf… También, como va a decir semejante cosa.

SIMON: Igual, tan errado no debe estar! Por algo lo habrá dicho.

SAMUEL: Aha!

SIMON: Aha, qué?

SAMUEL: Nada, ahá nomás.

SIMON: Y usted que dice?

SAMUEL: De qué?

SIMON: Del presidente, hombre! Parece tonto! Hace una hora que estamos hablando del

               presidente, y ahora me dice: “de qué?”

SAMUEL: Y a mí que me importa lo que dice el presidente. Por mí que diga lo que quiera.

SIMON: Y claro! Así estamos.

SAMUEL: Déjeme de joder a mí con los políticos…

PAUSA

SAMUEL TOCA LA FLAUTA

SIMON: Ahí viene.

SAMUEL: Quién?

SIMON: El doctor.

SAMUEL: No viene ningún doctor. Yo no veo a nadie.

SIMON: Pero se escuchó que venía.

SAMUEL: Uf… Escuchó mal. Mire que va a venir acá.

SIMON: Cierre la boca, que no lo escuche. Mejor que ni se dé cuenta que estamos acá. Por

               ahí no me opera.

SAMUEL: Qué? De que lo van a operar?

SIMON: Cállese le digo! Me quiere operar! Dé qué va a ser? De la porquería esa que tengo.

SAMUEL: No hable pavadas.

SIMON: No hable, no hable.

SILENCIO

SAMUEL: Usted es ridículo.

SIMON: (En ataque de ira) Ridículo yo?! No sé que hago acá con usted. Mejor váyase y

               déjeme solo.

SAMUEL: (Pausa. Se levanta para irse) Ma sí.

SIMON: Qué hace?

SAMUEL: Me voy! No dice que me vaya.

SIMON: No ve que encima de bobo es desalmado. Mire que se va a ir. Siéntese.

SAMUEL: Ahora me voy.

SIMON: No hombre. Va a dejarme solo y el doctor ese me va a operar.

SAMUEL: Que lo opere. A mí que me importa.

SIMON: Ahora no le importa nada de nada? (Llorisquea.) Para qué me trajo acá.

SAMUEL: Yo no lo traje. Lo acompañé nomás. Uf… Va a llorar también?

SIMON: No me deje solo. Yo le prometo que después arreglo todo.

SAMUEL: Qué cosa va a arreglar?

SIMON: Todo, todo, todo, todo…

SAMUEL: Me quedo. Pero mejor no hable más. Ya nos vamos.

SIMON: (Alegre.) Y que no me opere nada…

SAMUEL: Nadie lo va a operar.

SIMON: Si, mejor…

SILENCIO. A SIMON SE LO VE IDO

SIMON: Hoy es un buen día o un mal día?

SAMUEL: Es un lindo día.

SIMON: No digo si es lindo! Digo si es bueno o malo.

SAMUEL: Y qué se yo si el día es bueno o malo. Depende para qué.

SIMON: Para nada, hombre! Nunca va a entender lo que le digo?! Piense un poco mierda!

               Qué día es hoy?

SAMUEL: Uf… martes…

SIMON: Qué número, animal!

SAMUEL: Eeeehh… 21…

SIMON: (Casi como si lo insultara) De qué mes?!

SAMUEL: Septiembre hombre! Septiembre! Aah! Empieza la primavera!!

SIMON: Pero hay que ser infeliz! A quién le importa la primavera?!

SAMUEL: Y entonces…?

SIMON: (Con fuerza y furia amenazante) Que hoy es veintiuno, veintiuno!! No se da cuenta

                mierda!!!

SAMUEL: (Temeroso) Y…?

SIMON: Nada señor, nada…

SILENCIO TOTAL

SIMON PARECE TRANQUILO, DE PRONTO CLAVA UNA MIRADA INQUIETANTE A SAMUEL POR UNOS SEGUNDOS

SIMON: Quién es usted?!

RÁPIDO OSCURO TOTAL

[email protected]

 

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (6 votos, resultado: 16,33 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Guillermo Gallego

Te Recomendamos: