El caballo y su amigo, el zorro.

Publicado por: Grecia

Personajes

Granjero

Caballo

Zorro

León

Esta historia de trata de todo lo que se hace con el fin de demostrar el cariño y la fidelidad a quien queremos.

Érase una vez, un granjero que solía tener un caballo, un caballo al cual adoraba pues era fiel y cariñoso, siendo muy viejo para trabajar con su amo. Un buen día, el caballo cansado le dijo al granjero…

Caballo: Hombre, tengo mucha hambre y no me has dado nada en estos dos días

Granjero: ¿Cómo quieres que te dé de comer si ya no estás trabajando?

Caballo: Debes entenderme, estoy viejo y ya he trabajado para ti durante muchísimos años, creo que debo descansar un poco.

Granjero: Si, lo se y por eso te quiero pero también debes demostrarme que sigues siendo ese caballo fuerte que crié desde muy pequeño.

Caballo: ¿Cómo puedo demostrártelo?

Granjero: Si me traes un buen león, estarás de regreso en mi establo, pero por lo pronto lo mejor será que te vayas.

Caballo: ¿Pero donde piensas que voy a vivir?

Granjero: Ese ya será tu problema, no el mio ¡Vete ya!

Fue así como el caballo salió del establo, triste y acongojado hasta que en su camino de ida se encontró a un zorro…

Zorro: ¿Qué tienes caballo? ¿Por qué estás triste y solo por aquí?

Caballo: Pobre de mi, ya sabes, la codicia y la lealtad no son las mejores aliadas. He trabajado muchos años para mi amo, pero parece que a él ya se le olvidó todo, pues me echó del establo por viejo y porque ya no tengo fuerzas para arar.

Zorro: ¿Te echó así, sin más?

Caballo: no exactamente, me dijo que para volver a tenerme en casa, debía traerle a un gran león, pero imagínate, nada más de pensarlo, sabes que no podría hacerlo.

Zorro: eso no es justo, pero ya tengo un plan para ayudarte. Acuéstate en el piso y desplómate como si estuvieras muerto, ¡eso si, sin moverte! Buscaré al león.

El zorro se dirigió a la zona de la selva donde estaba el león…

Zorro: León, ¿estás allí?

León: ¿Qué quieres zorro? Estas viendo que estoy durmiendo

Zorro: tengo muy buenas noticias para ti

León: ¿De qué se trata?

Zorro: encontré un caballo muerto, ven y tendrás un buen festín para ti solo.

Ambos tomaron el camino de vuelta y cuando llegaron, el zorro le dijo

Zorro: esa posición como que no es muy cómoda para ti. ¡Ya sé!, lo amarraré a tu cola y así podrás arrastrarlo hasta tu cueva para comerlo con tranquilidad.

León: Si, esa idea me gusta.

Mientras el león intentaba avanzar con el caballo amarrado a su cola, no se dio cuenta que el zorro había amarrado las patas del león a la cola del cabello. Al terminar de amarrarlo el zorro le gritó al caballo

Zorro: ¡Puedes andar caballo!

León: Déjame ir, ese no era el trato.

El caballo se paró y se llevó al león, quien iba rugiendo en todo el camino. Cuando llegó al establo, el amo lo vió y se sorprendió por lo que había logrado.

Caballo: Ahora ¿si estás contento?

Granjero: por supuesto, ahora si serás mi caballo para siempre, comiendo lo mejor que tengo.

Después de esto, el granjero soltó al león, quien salió corriendo hasta su cueva y el caballo se instaló para siempre en su establo.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (9 votos, resultado: 17,44 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Grecia

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)