El cazador cazado

Publicado por: Dana

calle monerri

Leo: (Caminando con una sonrisa en la cara, que transmite felicidad y entusiasmo)

– ¡Jo! no veas todo el esfuerzo que he tenido que hacer para poder ahorrar tanto dinero ¡cada vez que lo pienso! pero ahora que ha llegado el día de ver los frutos de tanto ahorro ¡estoy más que impaciente!

Kevin: (Mirando a su amigo de una manera cómplice)

– ¡Lo sé!, además no te creas que a mí me ha costado poco, he tenido que renunciar a muchos caprichos pequeños, pero créeme que la espera valdrá la pena¡ por fin vamos a conseguir nuestra propia consola X-Station 2 !

Leo:

– ¡Ya!, además ¿has visto ese nuevo juego que van a sacar dentro de poco? ¿el de peleas?, créeme que será lo próximo para lo que voy a ahorrar.

Kevin:

– ¿Te refieres a Combate Letal 3? yo también he visto los anuncios y va a ser francamente brutal, lo único malo es que vamos a necesitar un par de meses para poder conseguir el juego entre los dos.

Leo: (Parándose en seco y mirando a su compañero)

– Por cierto, ¿te has acordado de traer el dinero, no? ¡porque eres un despistado!

Kevin: (Sacando unos cuantos billetes del bolsillo y mostrándoselos a su amigo)

– Claro que sí, ¿por quién me tomas?

Narrador:

Mientras los dos chicos caminan hablando tranquilamente por la calle, un extraño les sigue muy de cerca los movimientos de los dos muchachos y presta mucha atención al dinero que uno de ellos acaba de sacar de su bolsillo.

Extraño: (acercándose por la espalda a los chicos)

– ¡Muchachos! eh, escuchadme: No he podido evitar prestar atención a vuestra conversación, hoy es vuestro día de suerte, pues mi sobrino tiene una consola como la que queréis comprar casi como nueva, que ya no utiliza. Os la podría dejar a muy buen precio, y así os podríais comprar la videoconsola y ese juego nuevo del que habláis. ¿Os interesa?

Narrador:

Leo y Kevin intercambian una mirada de complicidad, pues sospechan cuales son las intenciones del siniestro desconocido.

Leo: (Haciéndose el inocente)

– ¡Caray, sí! ¿podríamos quedar aquí en una media hora?, así usted puede traer la consola mientras nosotros le esperamos.

Desconocido: 

– De acuerdo, nos vemos aquí en unos minutos.

Narrador:

Cuando el desconocido se aleja, vemos cómo uno de los chicos saca un teléfono móvil de bolsillo y se pone a hablar, al cabo de unos minutos cuelga.

Leo: (Sonríe triunfante)

– Cuando ese espabilado vuelva, va a tener el placer de conocer a mi padre: ¡ a ver si cree que a él podrá engañarle tan fácilmente como a nosotros!

Kevin:

– ¡Sí!, algo me dice que nos espera una tarde muy larga y entretenida…

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (70 votos, resultado: 15,20 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Dana

Te Recomendamos:

Publicado por:Dana

Escritora aficionada de literatura breve, amante de los buenos libros, el cine,la música y los animales. ¡Estudiante de arte y enamorada de la vida a cada segundo que pasa!