El concurso de pintura

Publicado por: Dana

Homenaje_al_pintor

Ubicados dentro de una aula espaciosa, encontramos a una clase de alumnos sentados en el suelo escuchando atentamente las indicaciones de su profesor que con una tiza escribe en la pizarra. El aula se encuentra un poco sucia, repleta de caballetes, tubos de pintura y pinceles.

Dentro del grupo de jóvenes hallamos a un chico de pelo largo y desaliñado que se sienta un poco apartado de sus compañeros mientras toma apuntes en una pequeña libreta.

Profesor: (Apuntando desde la pizarra)

– Recordad que lo más importante para el cuadro que vamos a pintar hoy es la pincelada, y que tan solo quiero ver en la paleta los colores primarios ¿entendido?. ¡Comencemos!

Narrador: (Tras esto vemos como todos los alumnos se levantan del suelo y se dirigen hacia su caballete para comenzar a pintar. Vemos como el profesor se va paseando mientras contempla el trabajo que están haciendo sus alumnos.

Cuando queda poco para que finalice la clase y los alumnos terminen su trabajo, vemos como un grupo de alumnos se encuentra reunido en un rincón hablando acerca de la pintura de otro compañero)

Ana: (Con la cara manchada de azul y sujetando un pincel entre sus manos)

– ¿Habéis visto el cuadro de Jesús? ¡parece una broma! cada vez que lo miro me da la risa.

Felipe: (En voz baja para que tan solo le escuchen sus compañeros de alrededor)

– ¡Lo sé!, con los aires de grandeza que se gasta ese chico, y desde luego cada día pinta peor.

Luisa:

– ¿Creéis que se presentará al concurso de pintura? si tuviera algo de vergüenza desde luego no lo haría.

Ana:

– No sabría que decirte, si se presenta al concurso desde luego hace un esfuerzo en vano, está claro que ganará María.

Narrador: (Vemos ahora como los tres chicos se acercan a contemplar el trabajo de una compañera, María, quién está a punto de terminar y está dando las últimas pinceladas sobre el lienzo)

Felipe: (Mirando con mucha atención el cuadro de María)

– ¡Me encanta!, creo que esta pintura es de las mejores que has echo en clase ¡ y eso que todavía está por terminar!

Ana:

– ¡Así desanimas a cualquiera!, en el concurso de la semana que viene está claro quién ganará.

Narrador: (Vemos como el grupo de chicos sigue hablando en un rincón alrededor del cuadro, con María sonriendo contenta y muy ufana a las alabanzas de todos sus compañeros, cuando de repente el profesor les manda guardar silencio y habla)

Profesor: (En voz alta para que todo el mundo le escuche)

– Muy bien chicos, la clase está a punto de terminar y me veo en la obligación de recordaros que la semana que viene será el concurso de pintura. Todo aquel que se vea preparado para participar que asista el siguiente lunes al aula 4C, donde se celebrará la competición. El tema es libre así que espero que me sorprendáis ¡hasta la semana que viene!

Narrador: (Han pasado varios días y por fin ha llegado el día del concurso, vemos como reunidos en el aula citada, los chicos que se han presentado comienzan a trabajar. De repente, la puerta se abre y aparece un chico desaliñado de pelo largo para sorpresa de todos sus compañeros)

Ana: (Dirigiéndose a María)

– ¡Mira quién ha venido, no me lo puedo creer!

María: (Con desdén)

– Como se aburre la gente, seguramente no tendría nada mejor que hacer y ha venido a dar la lata.

Narrador: (Tras la pausa causada por la interrupción del recién llegado, todos reanudan su trabajo, y vemos como Jesús, el chico, también comienza la elaboración de su pintura un poco apartado del resto.

Pasan unas cuantas horas, y llega el momento de terminar anunciado a voces por el profesor que se encuentra supervisando a sus alumnos)

Profesor:

– ¡Vamos chicos, dejad los pinceles!, ha terminado el tiempo de trabajo y ahora me toca elegir cual es la mejor de todas las pinturas.

Narrador: (Tras esto, vemos como los chicos guardan todos sus utensilios de trabajo y el profesor comienza a pasar caballete por caballete para revisar todos los cuadros. Cuando parece que ya ha terminado y va a volver a dirigirse a sus alumnos, alguien le interrumpe)

Jesús: (En un rincón desde el que casi nadie le veía)

– ¡Profesor!, has olvidado pasar por mi cuadro.

Profesor: (Avanzando hacia Jesús con grandes zancadas)

– Es verdad, vamos a ver.

Narrador: (Cuando está a punto de llegar hasta donde se encuentra Jesús, se escucha un gran chasquido y se apagan todas las luces del aula)

Profesor: (Hablando prácticamente a oscuras y con las manos extendidas para no tropezar)

– ¡Caray!, parece que hay una avería, chicos. ¿Podríais sacar todos los cuadros afuera y colocarlos ordenadamente uno al lado del otro para que pueda elegir el mejor?

Narrador: (A continuación vemos como todos cogen su lienzo y andando a pasos torpes debido a la falta de visión salen hacia el exterior y colocan los cuadros ordenadamente uno junto al otro. Jesús, es el último en salir y coloca su trabajo al final de la fila sin que apenas nadie preste atención a su trabajo)

Profesor:

– ¡Así está mejor!, vamos a ver quien merece ser el ganador del concurso. Chicos, por favor, separaros de vuestros cuadros y dejarme unos minutos para reflexionar, elegiré a los dos mejores para hablar de ellos.

Narrador: (Vemos como el profesor se pasea entre los cuadros y acaba cogiendo dos de ellos, entre los cuales se encuentran el trabajo de María y de Jesús. Los separa del resto y vuelve a reunir a sus alumnos)

Profesor:

– Bien, sin duda alguna estos dos son los mejores trabajos, y la verdad, es que no podría decidir cual es el mejor de los dos. ¿A vosotros que os parece, chicos? ¿cual os resulta más realista?

Narrador: (Y aún no ha terminado el profesor de pronunciar estas últimas palabras cuando un pequeño grupo de gorriones, comienza a posarse sobre el lienzo de Jesús que representa las ramas de un árbol. Sorprendidos y boquiabiertos, todos se quedan en silencio hasta que el profesor exclama)

Profesor:

– ¡Creo que tenemos ganador!, con una pintura tan realista que hasta ha conseguido engañar a los gorriones ¡un jurado insuperable!

 

¿Te gustó? ¿Lo compartirías? ¡Muchas Gracias!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (42 votos, resultado: 15,40 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Dana

Te Recomendamos:

Publicado por:Dana

Escritora aficionada de literatura breve, amante de los buenos libros, el cine,la música y los animales. ¡Estudiante de arte y enamorada de la vida a cada segundo que pasa!