EL CORPIÑO no ES EL PROBLEMA

Publicado por: Un Fan del Blog

Enviado por el Autor: Milton Cabrera

PERSONAJES:

  • JUAN
  • MUJER 1, 2 Y 3
  • HOMBRE 1,2 Y 3
  • NIÑO
  • MADRE
  • SEÑOR DEL CENTRO DE COPIADO
  • DOCTOR
  • PROFESOR
  • ALUMNA 1 Y 2
  • ALUMNO 1, 2, 3, 4, 5 Y 6

2016-06-20_1745

(Vemos imágenes de una mujer, una habitación de bebé pintada de celeste, posters de jugadores de futbol y todo tipo de juguete característico de un nene de 0 a 36 meses, muñecos con ropa de mujer, etc.)

Mujer 1: No Juan

Mujer 2: No

Mujer 3: Estas equivocado

Mujer 2: Lo tuyo es el futbol

Mujer 3: Pensa en tu madre Juan

Mujer 1: Ella quería que fueras empresario

Mujer 2: Tu padre soñaba con que juegues en la primera de Racing Juan

Mujer 3: Juan

Mujer 1: Juan

(Maquillándose frente al espejo)

Juan: ¡Juan! Que tradición más estúpida la de la familia de mi padre, es injusto que por ser el primogénito, deba llevar el nombre de mi abuelo, ese hijo de puta…

(Pasándose delineador en los ojos, este se le corre y provoca ardor) ¡Hshh! Ahh…. ¡Arde! Hshhhshh… sufrí para adentro diría Naty… ¡Hshh! Ahhh… ahí esta… (Comienza a vestirse, acomoda su larga cabellera, ajusta su corset, rellena y acomoda sus pechos, calza hermosos zapatos altos. Accede a salir, antes de hacerlo señala en una agenda personal la frase “Escribanía “.  Suspiro profundo y sonrisa. Se impulsa a salir a la calle a esperar el colectivo, en la parada mucha gente, algunos miran indisimuladamente, otros de reojo, algunos contienen la risa mientras que otros evitan la mirada. Un automóvil se detiene frente a la garita, las ventanillas se bajan y vemos tres hombres con botellas de cerveza en la mano, uno de ellos chista)

Hombre 1: ¡Chst! Vos, ¡Si vos el de cabello largo! (Juan auto señalándose) dale vení…

Juan: ¿Si?

Hombre 1: Mis amigos y yo queremos joda ¿te copas? (Mostrando un billete de cincuenta pesos)

Juan: ¿Eh?

Hombre 2: Dale chupanos la pija un rato, si a vos te gusta “¡Copate puto dale!”

(Juan se vuelve atrás, mirada profunda, gestos de bronca)

Hombre 3: ¡Eh puto te achicaste!

Hombre 1: ¿Es temprano para entregar?

Hombre 2: ¡Vamos le tiene miedo a tantos machos juntos!

(La gente sonríe tratando de ocultarlo, llega el colectivos, Juan sube tercero, saluda al chofer, este ignora el saludo y ríe irónicamente con gestos de “no”. Sentado, una embarazada se para frente al joven esperando el asiento, este se lo brinda rápidamente. Llega el momento de bajar, una mujer con su hijo de cuatro años acompaña la escena, el niño señalando a Juan)

Niño: ¡Mami! ¿Qué es eso?

Madre: Nada hijo, nada, baja dale…

(Juan baja totalmente descolocado tratando de entender la situación reciente, finge no importarle, ingresa a un centro de copiado, deja ver un monedero de dama muy delicado, de dónde sacará su DNI)

Juan: Hola, una copia

(El hombre que atiende mira la credencial, mira al joven y vuelve a enfocar su mirada en el carnet, sonríe y accede a fotocopiar)

Señor del centro de copiado: Dos con cincuenta

Juan: Pero en el cartel dice uno veinticinco la copia del D.N.I

Señor del centro de copiado: Son dos con cincuenta, si queres la copia me la pagas, sino, no y listo “Juan Carlos”

Juan: Esta bien, no hay drama, toma cinco y dejate el cambio

(Mirada intensa abunda la escena, el joven se retira, camina por la calle, la gente lo mira, señala, risas y demás acciones de burla)

Mujer 2: Por suerte tu madre ya no está entre nosotros…

Mujer 1: Que vergüenza Juan, que diría tu padre…

Mujer 3: Estas loco…

Mujer 1: Has deshonrado el nombre de tu abuelo…

Mujer 2: Tu abuelo, ese ser tan inocente que no mataba una mosca…

Mujer 3: No hay derecho Juan…

Mujer 1: No hay derecho…

(Silencio profundo, Juan ingresa a un C.P.A sólo escuchamos murmullos de pasillo, miradas que condenan abunda la escena, se impulsa a pedir un turno, se dirige a la sala de espera, el tiempo pareciera detenerse en los ojos del protagonista)

Doctor: Velazco Dionicia…

Mujer 2: ¿Pensaste en tu familia?

Mujer 1: ¿Qué dirían los amigos de tu hermano?

Mujer 3: ¿Y la gente de la iglesia?

Mujer 1: ¿Pensaste en ellos?

Mujer 2: Sos joven Juan

Mujer 3: Estas a tiempo

Mujer 2: La felicidad de tu familia está en tus manos

Mujer 1: No ensucies el apellido Juan

Doctor: Juan Carlos Pertíñez

(Juan se levanta y camina rumbo al consultorio, miradas fuertes abundan la escena)

APAGÓN

(Vemos al joven salir del consultorio con un papel en mano, durante el trayecto que este camina por la calle un flashback nos va recordando lo sucedido con anterioridad, esto termina cuándo vemos a Juan ingresar a la facultad, el resto de la clase lo mira y acciona de manera excluyente, toma su lugar en el centro del aula, la clase apunta a debate)

Profesor: Ustedes deben tener en cuenta, que el día de mañana, serán ustedes los que darán fe y dirán esto es o no es así en este país, básicamente de ustedes dependerá también, facilitarles la vida a muchas personas y en algunos casos, complicarle a otras. Pero es el combo que recibimos todos cuándo decidimos estudiar una carrera tan linda como lo es la escribanía…

Alumna 1: ¿Qué tanto poder tendría nuestra firma? Digamos…

Profesor: Más del que pensas, imaginate que serás la que da el visto bueno, básicamente tenés la última palabra en todo.

Juan: Anteriormente usted hacía referencia a que de nosotros dependerá facilitarle o no la vida a las personas

Alumno 1: igual vos quedate tranquilo que no vas a poder hacerlo

Juan: ¿Por qué decís eso?

Alumno 1: Porque para facilitarle la vida a otro, primero tenes que facilitar la tuya

Juan: ¿Qué insinúas?

Alumno 2: ¡que tenes que decidirte si sos nene o nena!

Profesor: Eh, Gonzales volvemos a lo nuestro

Alumno 4: Profe, pero es verdad ¿fe de que puede dar un pibe que abajo del saco usa corpiño?

Alumna 1: Pero chicos, ¿Qué tiene que ver eso?

Alumno 3: todo está relacionado Érica, no te metas

Profesor: Chicos basta

Alumno 5: De lo único que puede dar fe este, es de cuanto tránsito hay en la 16

Alumna 2: Se te va la mano a vos Agustín

Alumno 5: ¿Y vos que te metes?

Alumno 6: Yo creo que no hay problema con el corpiño, cada uno puede hacer de su cuerpo lo que quiere, pero ¿cómo se puede tomar en serio a alguien te chupa la pija por dos mangos?

Juan: ¡BASTA!… se fueron para cualquier lado, y para que sepas tengo muy clara mi vida, porque sí, me gustan los corpiños, lo demuestro sin problemas, no cómo más de un hétero que se hace el homofóbico y se termina mojando cuándo ve un pene erecto. Tal vez para ustedes que dicen ser normales, nosotros no seamos nada, pero esa madre debe saber que ese nene que pregunta, está en una sociedad clasificada por género; rock, pop, drama, comedia, hétero, gay o putos cómo muchos nos llaman. Yo no soy puto, para nada, al contrario, puto era mi abuelo que no mataba una mosca, pero a mi abuela la cagaba a palos y a mi hermana le obligaba a abrir las piernas frente a él, pero claro, él es un ejemplo a seguir. Y obvio que pensé en todo y en todos, no fue fácil. En los amigos de mi hermano, a mi madre la tengo siempre presente, tengo una empresa textil, cumplí sus sueños, soy fans de Racing, socio de la academia, cómo quería papá, la iglesia dice que todo hijo de Dios debe ser feliz y yo lo soy, con los corpiños y las medias de red lo soy. Sé que los sueños se hacen realidad si uno para delante, sólo hay que tenerlos bien puestos y hacer oídos sordos a lo que dicen los normales, si hay algo de lo que puedo dar fe, es que hoy… gracias a este proyecto, mis derechos tienen el respeto y el valor que se merecen, le guste a quién le guste soy Carla, le guste a quién le guste soy Mujer, y quieran o no… Soy Argentina.

FIN

cv

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (17 votos, resultado: 14,24 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Un Fan del Blog

Te Recomendamos: