El gatito desobediente

Publicado por: Grecia

¿De qué trata? 

Es una historia que cuenta cómo un gato recién nacido llegó a perderse en el bosque y la tolerancia de otros animales como fueron madre e hijo conejo llegaron a ayudarlo a volver a casa.

Personajes

Gato

Conejo

Madre coneja

Lechuza

Había una vez, un pequeño gatito que era tan pero tan pequeño que aún no sabía que era un gato. Él mirando hacia los lados nervioso

Gato: Vivo entre humanos, pero aún no sé nada

El gato había sido llamado Ambrosio por una niña. Se había ido convirtiendo en un gatito muy desobediente, por lo que su dueña dijo

Niña: Gatito Ambrosio, no salgas del jardín porque puedes perderte y después no sabré dónde buscarte.

Sin embargo, el gatito Ambrosio se escapó al bosque sin haberle hecho caso a su dueña.

Niña: Con que te escapaste gatito, ahora verás lo que haré porque sé que te has escapado.

La niña se encuentra con el gato, quien cuando la ve se pone nervioso y a la vez, emocionado.

Gato: tengo que salir al bosque de nuevo, para que no me encuentre. Todo es muy bonito aquí pero ¿dónde estoy? Siento que esto es muy grande y estoy perdido con frío y hambre.

El gato se consigue a un conejo con prisa

Conejo: Hola, ¿qué tal estas?

Gato: Ya va, ¿tú quién eres?

Conejo: ¿Y tu? ¿Tampoco lo sabes?

Gato: No, yo no sé quien soy

Conejo: eso sí que me da risa, cómo no lo vas a saber.

Gato: Pues si, la verdad es que estoy perdido y mi dueña ya no me encontrará

Conejo: No te preocupes, te llevaré a donde está mi madre, ella sí sabrá lo que hay que hacer contigo.

Gato: Ok, me parece bien. Vamos.

Conejo: Lo mejor es que nos dará comida a los dos

Gato: ¡Qué bien!

Llegan a la casa de la mamá del conejo…

Conejo: Madre, verás he encontrado a un gato perdido en el bosque y quisiera que lo vieras.

Madre: Has hecho una buena acción hijo mío. Les daré algo de comer para que duerman y para que mañana busquemos a sus padres. Aquí tengo una zanahoria.

El gato niega con la cabeza y el conejo se la come

Madre: Entonces por aquí también tengo lechuga

El gato niega con la cabeza y el conejo se la come

Madre: ¿No te gusta ni la lechuga ni la zanahoria?

El gatito confirma que no con la cabeza

Madre: Ya veo, tenemos que llevarte con tus padres, ellos si sabrán lo que quieres para comer.

Conejo: Yo iré con ustedes

Madre: No, a esta hora es demasiado tarde, tu acuéstate a dormir. Un beso hijo mio.

Conejo: Déjame una zanahoria antes de irte. Suerte gatito.

Salen la madre y el gatito a buscar a su familia. Después de tanto buscar en los árboles llegan a sus cuevas con muchas ramas.

Madre: Holaaaa, tengo a su hijo.

Gato: Miau

Lechuza: Hola sra Coneja, conozco a ese gato y sé donde vive

Madre: ¿Puedes decirme donde? No ha comido nada en el día

Lechuza: Vive en la casa azul que tiene una pequeña valla blanca

La madre del conejo lo lleva a la casa y se consigue con la madre gata, sin esperar más ambos corrieron a abrazarse y desde entonces, nunca más volvió a perderse en el bosque.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (31 votos, resultado: 17,29 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Grecia

Te Recomendamos: