El juguete roto

Publicado por: Dana

juguete roto

Juanito:

– ¡Vamos!, ¡todos preparados! – se dirige a su ejército de plástico – Hemos esperado mucho este momento y ha llegado por fin. Kobey, – se dirige a su juguete favorito, un perro humanoide con armadura y gallarda postura. – confío en ti. Sé que nos llevarás a la victoria.

Narrador:

Juanito se sobresalta al creer ver como Kobey realiza una sutil reverencia, dando a entender que se hace cargo y que luchará hasta el final.

Juanito:

– ¿Será posible?. Kobey, ¿tú me has saludado?. – pero no obtiene respuesta alguna.

Narrador:

Mientras se desarrolla el juego y la batalla con los juguetes, Kobey se da un golpe contra el suelo y se le rompe la mano de la espada. Juanito lo recoge en seguida y, sin poder contenerse, empieza a llorar por su juguete roto.

Juanito: 

– Kobey, ¡no!, ¡no!, no… snif – solloza mientras intenta recomponer el desastre.

Kobey:

– No es nada, Juanito, ya verás como con un poco de pegamento se me pasa en seguida – le dice de repente el juguete, mientras guiña un ojo al joven.

Juanito:

– Pero… ¿de verdad me estas hablando? – el niño está estupefacto, pestañea y se señala a si mismo con el dedo.

Kobey:

– Sí, solo quiero que estés tranquilo. Al fin y al cabo soy un juguete y me pueden arreglar en seguida.

Juanito:

– Entonces, ¿antes estabas haciendo una reverencia?

Kobey:

– Así es, me ha salido casi sin querer. Normalmente es algo que los juguetes no queremos mostrar, las normas son claras con respecto a comunicarse con humanos. – Juanito asiente como si comprendiese. – Pero, al verte tan desconsolado he querido que te quedes tranquilo.

Juanito:

– Bueno, tampoco estaba tan desconsolado – dice mientras mira para otro lado algo avergonzado por su actitud ante su valiente juguete.- Pero, ¿quién es el que no te deja hablar con humanos?

Kobey:

– No puedo decírtelo Juanito, lo siento. – Kobey parece recapacitar – De hecho, no podré volver a hablar contigo más, pero espero que nunca olvides este momento, y al hacerte mayor pienses que solo ha sido un sueño.

Juanito:

– Te lo prometo Kob…

Narrador:

Sin avisar, la madre de Juanito entra en la habitación. Juanito se da la vuelta sin acabar su frase y mira a su madre con los ojos muy abiertos del susto.

Madre:

– ¿Qué te pasa Juanito?, me ha parecido oírte llorar.

Juanito:

– Nada , Mamá… es solo que…- Juanito se da la vuelta para mirar a su juguete, pero de él ya solo queda el brazo maltrecho que había perdido.

Madre:

– ¿Qué? – su madre empieza a impacientarse.

Juanito:

– Creo que he perdido a Kobey, no sé dónde puede estar.

Madre:

– Cariño si no lo encuentras te compraremos otro – la madre dulcifica su actitud.

Narrador:

Pero Juanito ya estaba perdido en sus pensamientos y no escuchaba a su madre. Adiós Juanito.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (132 votos, resultado: 16,15 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Dana

Te Recomendamos:

Publicado por:Dana

Escritora aficionada de literatura breve, amante de los buenos libros, el cine,la música y los animales. ¡Estudiante de arte y enamorada de la vida a cada segundo que pasa!