El miedo del león

Publicado por: Eve

Descripción: Obra de teatro para niños. Un león muy sediento llega a un lago maravilloso, pero allí, hay algo que lo tiene aterrado.

Personajes: León, Jirafa, Elefante, Pantera

PRIMER ACTO

Un león aparece en escena, arrastrándose en el piso, muy cansado y sediento. Detrás de él, la escenografía muestra una selva frondosa y en el centro del escenario, un enorme lago se encuentra representado por un contenedor con agua, rodeado de piedras de utilería.

León (sorprendido): ¿Será posible? ¡Agua! ¡Oh, gracias al cielo! ¡Después de tantos días vagando sin encontrar nada que beber!

Se acerca a toda prisa a beber pero cuando ve su propio reflejo, se detiene, asustado.

León: ¡Ay, Dios mío! ¡Qué león tan fiero!

Sale corriendo de escena. Por el otro lado del escenario entran un elefante y una jirafa entran, y miran extrañados el sitio por donde desapareció el león.

Elefante: ¿Qué le habrá picado a ese?

Jirafa: Parece que vio algo extraño en el agua. Me parece que se asustó.

Elefante: ¡Un león asustado! La de cosas que uno se encuentra en este mundo. (Mira hacia el lago con suspicacia). Yo no veo que haya nada raro.

El elefante y la jirafa beben tranquilamente.

SEGUNDO ACTO

El león entra corriendo a toda prisa en el escenario, que ahora es pura selva. Se detiene en el centro y se deja caer en el suelo, exhausto. Todavía tiene mucha sed.

Una pantera entra en ese instante, tarareando una canción.

Pantera: Eh, compañero felino, ¿por qué esa cara tan larga? ¿Qué pasa? Parece que hubieras corrido una maratón.

León: Más o menos… tenía que escapar del otro león, se veía realmente amenazante.

Pantera: ¿León? ¿Cuál otro león? Por aquí no hay leones… o no había, hasta que llegaste tú.

León: Pues el león que vive en el lago, ¿no lo conoces?

Pantera: Te repito amigo mío, que allí no hay ningún león.

León: Yo lo vi, estaba en el agua, mirándome. ¡Era realmente grande! Ay, (se lamenta), y lo peor es que no pude tomar ni un poquito de agua y tengo mucha sed.

Pantera: Hubieras bebida del lago, todavía puedes volver.

León: ¿Estás loca? ¡Yo no vuelvo a ahí por nada del mundo! Ese león me puede morder.

Pantera: Bueno, a final de cuentas tú también eres un león, ¿no puedes defenderte?

El león agacha la cabeza avergonzado.

León: No me gusta la violencia, soy un león pacífico. Por eso me fui de mi manada.

Pantera: Bueno, pues de todas maneras te voy a demostrar que no hay nada que temer. Acompáñame.

TERCER ACTO

La pantera y el león entran en escena, él se ve muy nervioso.

Elefante: Ahí llega de nuevo.

Jirafa: Y trae un amigo.

Pantera: Mira en el agua.

León: ¡No! ¡Tengo miedo!

Pantera: Anda, asómate.

El león se asoma, cauteloso.

León: ¡Ay! ¡Allí está, te lo dije!

Pantera: Pero vamos, que solo es tu reflejo.

León (sorprendido): ¿Cómo?

Pantera: Ese eres tú, ¿nunca te habías visto reflejado en el agua?

León: Por Dios, si tienes razón. ¡Qué alivio!

El león se pone a beber contento. Los otros animales ríen.

Pantera: Bueno, los miedos suelen ser así, sumamente intimidantes. Sin embargo, solo están en nuestra imaginación.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas11 estrellas12 estrellas13 estrellas14 estrellas15 estrellas16 estrellas17 estrellas18 estrellas19 estrellas20 estrellas (52 votos, Calificación: 15,10 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: