El monstruo de la basura

Publicado por: Dana

escuela07

Introducción:

El niño Pierre se encuentra leyendo cuentos en http://miscuentosdeterror.com y jugando alegremente en una habitación llena de juguetes por el suelo, la cama sin hacer, los libros por todas partes, ropa fuera de su sitio, etc. De repente, su madre entra en la habitación y se pone a mirar alrededor enfadada.

Guión:

Escena 1

Madre: (con tono enfadado)

– Pero Pierre, ¿has visto cómo tienes esto? Más te vale recogerlo hijo, un día te va a comer tanto desorden.

Pierre:

– ¿Qué dices mamá? Tampoco pasa nada… es mi habitación y yo estoy así a gusto – su madre le echa una mirada asesina que le hace ver que está yendo demasiado lejos.– De acuerdo, luego la recogeré.

Madre: (amenazante)

– Que no tenga que verla así de nuevo Pierre. Te aviso de que vamos a comer en 5 minutos.

Pierre:

-Sí, mamá.

Narrador:

La madre de Pierre sale de la habitación y Pierre se ríe un poco de que su madre piense que va a recoger. Se levanta dejándolo todo tal cual y sale también de la habitación.

Escena 2

Narrador:

Pierre, su madre y su hermano mayor adolescente Darío se encuentran en la cocina comiendo. 

Darío: (con todo un tanto malvado)

– Me ha dicho mamá que tienes la habitación como una leonera. – Pierre hace como que no oye lo que dice su hermano – Sí, ignórame pero te voy a decir una cosa. Cuando un niño empieza a descuidar mucho su habitación dejando todas las cosas desordenadas acaba formándose un monstruo. Le llaman el monstruo de la basura y cuando es muy poderoso acaba comiéndose al niño que duerme en esa habitación.

Narrador:

Mientras su hermano dice esto, Pierre ha estado haciendo que le ignoraba sin mirarle, pero su cara se ha teñido con algo de miedo sin poder evitarlo.

Madre:

– ¡Darío no asustes a tu hermano! – ahora continua dirigiéndose a Pierre – Hijo, lo que dice tu hermano es solo una broma, no existen tales monstruos. Pero como no recojas ese desastre, te prometo que tendrás un buen castigo.

Pierre:

– ¡No tengo ningún miedo! – pero su rostro traiciona sus palabras. – Ya he acabado mamá, me voy a la habitación. – sin más Pierre salta de la mesa y se dirige fuera de escena.

Madre:

– ¡Pierre! …Este niño nunca recoge, ni siquiera su propio plato. ¡Pierre te has ido sin recoger tu plato! – no obtiene respuesta y se queda mirando al lugar por el que se ha ido Pierre enfadada mientras Darío la mira con expresión algo divertida.

Escena 3

Narrador:

Pierre se encuentra de nuevo en su habitación jugando, la habitación en el mismo estado desastroso. De repente, oye un ruido y se dirige asustado a mirar qué puede ser. Levanta unos juguetes y ve que no es nada. Sigue jugando, pero al poco tiempo vuelve a detectar algo y se da la vuelta despacio pensando que va a encontrar algo detrás de sí. Una vez más, no hay nada.

Pierre: (enfadado y para sí)

– Ese idiota Darío, metiéndome miedo con sus cuentos.

Narrador:

Pierre busca entre uno de los montones y saca unos cascos, se los pone y sigue jugando despreocupadamente. Mientras detrás de el se puede ver como unos montones se ropa y otras cosas se van moviendo lentamente y uniéndose sin que Pierre se de cuenta de nada.

Escena 4

Narrador:

De nuevo en la cocina se encuentran Pierre, Darío y su madre comiendo de nuevo.

Madre:

– Pierre, ¿has hecho lo que te dije ayer?

Pierre: (nervioso, mira hacia todas partes intentando encontrar palabras con las que librarse del enfado de su madre)

– Ehh… pues… estoy en ello mamá.

Madre: (mira a Pierre fijamente y con el ceño fruncido)

– Después iré a ver si lo has hecho Pierre… será mejor que hayas recogido todo.

Darío: (mientras mira divertido la escena, le divierte que su madre regañe a Pierre)

– Eso será si no se lo come antes el monstruo de la basura. – mira fijamente a Pierre fingiendo estar muy serio – En cualquier momento saltará sobre ti y… ¡ham! – dice mientras con la mano hace como si fueran unas fauces atrapando algo.

Narrador:

Pierre se queda mirando esa mano que simula unas fauces con cara aterrorizada por un momento, pero en seguida gira la cabeza haciéndose el digno y cruzándose de brazos.

Pierre:

– ¡No soy un bebé para que me asustes con esa tontería!

Madre:

– Darío, hijo, te he dicho que no le digas esas cosas a tu hermano.

Darío: (falsamente arrepentido)

– Está bien mamá.

Narrador:

Pierre mientras mira a su hermano con el ceño fruncido, come rápidamente y se va tal como hizo la primera vez, sin recoger nada.

Madre:

– ¡Pie…! – recapacita – En fin, da igual, este chico no tiene remedio. – dirigiéndose de nuevo a Darío – No vuelvas a decirle esas cosas, que lo estás aterrorizando.

Darío: (riendo)

– Si estuviera aterrorizado ya habría recogido sus cosas, ¿no?

Narrador:

Su madre no contesta pero le echa una mirada fulminante que le hace saber que no está de acuerdo con eso.

Escena 5

Narrador:

Pierre vuelve a su habitación, el montón que antes había empezado a formarse ya es bastante grande, pero no se da cuenta debido a cómo está todo de desordenado. Sigue jugando despreocupadamente con los cascos sin ver que la forma ha empezado a levantarse y acercarse a el poco a poco. Es una especie de monstruo formado por mucha ropa y algunas cosas, de unos 2 metros de altura. Se acerca por detrás de Pierre, lentamente. De repente Pierre se gira y ve la inmensa mole de desorden y se pone las manos sobre la boca aterrorizado mientras da unos pasos hacia a atrás.

Pierre:

– Pero, pero, pe… tú no existes.

Monstruo: (riendo)

– Ja ja ja ja… No existía, pero tú me has creado, porque tenías miedo de mí. Poco a poco gracias a eso he ido cogiendo forma… gracias a tu miedo o tu desorden. Uno me da dado el cuerpo y el otro la vida.

Pierre: (completamente aterrorizado, mirando con los ojos como platos al monstruo y retrocediendo hasta que ya no puede más)

– ¡Por favor, no me comas! Prometo que recogeré todo, ¡lo juro!

Monstruo:

– Ya es demasiado tarde, niño.

Narrador:

El monstruo se abalanza sobre el niño y lo cubre con todas esas cosas que Pierre tenía tiradas de cualquier manera por la habitación. Se cierra el telón.

¿Te gustó? ¿Lo compartirías? ¡Muchas Gracias!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (724 votos, resultado: 15,40 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Dana

Te Recomendamos:

Publicado por:Dana

Escritora aficionada de literatura breve, amante de los buenos libros, el cine,la música y los animales. ¡Estudiante de arte y enamorada de la vida a cada segundo que pasa!