El payaso

Publicado por: Eve

Descripción: Mientras trabaja como niñera en casa de sus vecinos, Debbie hace un escalofriante descubrimiento que puede costarle la vida.

Personajes: Debbie, Sr. Smith, Sra. Smith, Payaso, Bebé

PRIMER ACTO

En escena, vemos la habitación de un bebé que se encuentra repleta de payasos. Hay payasos en retratos por las paredes, muñecos de payasos y demás accesorios que le confieren a la habitación un aire escalofriante. Entran entonces Debbie, una adolescente y los señores Smith.

Sra. Smith: Esta es la habitación del bebé, Debbie. Como ves ya se ha quedado dormido, así que tendrás que ser silenciosa. Si llega a despertarse, lo único que debes hacer es arrullarlo un poco.

Sr. Smith: Hay comida en la nevera y puedes mirar la televisión hasta que volvamos.

Debbie: No se preocupes, señores Smith. Todo estará bien, pueden estar tranquilos.

La pareja se despide y sale de escena, dejando a Debbie sola en la habitación. Ella mira alrededor con desagrado.

Debbie: Ugh, vaya decoración más tétrica para el cuarto de un bebé. ¿A quién se le ocurre? Pobre chiquitín.

Debbie se asoma a la cuna.

Debbie: Menos mal que duermes.

La chica sale de escena.

SEGUNDO ACTO

Debbie vuelve a entrar en escena tras escuchar que el bebé llora. Lo toma de la cuna y lo arrulla un poco, volviendo a mirar a su alrededor. En eso se percata de que hay un muñeco de payaso sentado en la mecedora. Se ve bastante real y es de estatura baja.

Debbie: ¿Eso estaba aquí antes?

Camina un poco hacia el muñeco y el bebé vuelve a llorar con más energía, por lo que ella se detiene.

Debbie: Tranquilo, pequeño. No pasa nada… aunque entiendo porque te cuesta dormir aquí. Tus padres deberían quitar todos estos muñecos.

El bebé se tranquiliza y ella vuelve a arroparlo. En ese instante suena el teléfono y Debbie contesta.

Debbie: Hola, sra. Smith… sí, todo está bajo control. Acabo de acostar al bebé, se despertó llorando… sí, todo está bien, no se preocupe. Oiga, una pregunta, ¿le molesta si quito un momento el muñeco de payaso de la mecedora? Es que creo que está poniendo muy nervioso a su hijo.

El rostro de Debbie se pone pálido y asustado.

Debbie: ¿Cómo que tome al bebé y salga de la casa? Pero… e-está bien, iré a la casa de enfrente.

Debbie cuelga y toma al bebé rápidamente. En ese instante, el payaso se mueve y ella grita con terror, huyendo despavorida.

TERCER ACTO

La escenografía muestra una casa muy elegante y ahora, Debbie se encuentra afuera. Los señores Smith aparecen en escena a toda prisa y van a tomar a su bebé.

Debbie: ¿Qué pasa?

Sr. Smith: Debbie… nosotros no tenemos ningún muñeco de payaso en la mecedora.

Debbie: ¿Qué quieren decir?

Sra. Smith: Hace una hora escuchamos que un enano se escapó del circo de la ciudad. Acababa de matar a uno de los acróbatas y se dirigía al vecindario. Iba vestido de payaso.

Una risa maniática se escucha, seguida por música de circo.

Payaso (voz fuera de escena): ¿Se van tan pronto? ¡Quiero jugar con el bebé!

Debbie y los Smith salen corriendo de escena asustados, mientras las luces se apagan.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas11 estrellas12 estrellas13 estrellas14 estrellas15 estrellas16 estrellas17 estrellas18 estrellas19 estrellas20 estrellas (61 votos, Calificación: 14,87 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: