El príncipe rana

Publicado por: Grecia

¿De que trata? 

Una princesa muy emocionada por su pelota la pierde en un hoyo, la rana muy generosamente se la consigue tras el intercambio de unas condiciones pero ¿las cumpliría la princesa?

Personajes

Princesa

Rana

Rey

En el bosque la princesa entra al escenario y se encuentra jugando con su pelota color oro.

Princesa: ¡Que bello día! Ahora he estado muy feliz con mi pelota, me la regaló mi padre y he estado muy feliz por eso desde entonces. La guardaré en un tesoro para cuidarle bien.

De pronto, la pelota rebota y cae en una noria; la princesa empieza a llorar.

Princesa: ¿Qué voy a hacer ahora?

Rana: Hola princesa, ¿por qué estás llorando?

Princesa: ¡Qué horrible rana! Aléjate no quiero que estés cerca de mí. Mi pelota cayó en un hoyo y ahora no sé cómo recuperarla y me encantaría saber cómo recuperarla. Es de color oro, aparte también se fue mi anillo de diamantes y mi corona cubierta de oro.

Rana: Puedo darte la pelota, ¿pero para qué me serviría darte tus joyas?

Princesa: Es verdad, eso no sirve de nada pero mi pelota si me sirve para divertirme un buen rato.

Rana: Sé que ahora te encuentras triste, por eso trataré de conseguir en cualquier lugar tu pelota dorada.

Princesa: ¿Seguro harías eso por mí?

Rana: seguro que sí, pero debes prometerme que me llevarás contigo al palacio para así poder vivir allá.

Princesa: ¿Qué?

Rana: Y también te haré compañía, además de poder comer de lo que tu comes

Princesa: Pero, ¡por dios! ¿hasta comer de mi plato?

Rana: también me dejarás dormir sobre tu almohada

Princesa: Esta bien, todo eso pero si me traes de vuelta la pelota dorada

Rana: Espero un poco…

Princesa: cayó dentro del  hoyo y eso está muy oscuro. ¿a dónde se metió la rana? Ya sé, seguro se robó mi pelota dorada

De pronto, la rana aparece con la pelota.

Princesa: Oh, ¡la encontraste!

Rana: ¡espera princesa! Solo te la daré con las condiciones en la que quedamos, de llevarme al palacio junto a ti.

Al llegar al Castillo, la princesa y el rey se sentaron a cenar sin mostrar a la rana.

Rey: Hija ¿por qué siempre estás urgida cuando estamos comiendo? Eso ha pasado desde que te he regalado la pelota dorada.

Princesa: Si, porque quiero admirarla a cada momento. Su color me gusta mucho padre.

Tocan a la puerta

Rana: Princesa, ábreme yo soy tu verdadero amor.

Princesa: (Abre la puerta y se da cuenta que es la rana. La cierra rápidamente) Oh no, es la rana ¿Qué debo hacer?

Rey: ¿Quién era hija? Estas muy pálida

Princesa: Hay una rana horrible esperando en la puerta padre, lo que sucede es que ayer perdí mi pelota dorada y él me dijo que si me la encontraba debía traerlo al palacio a darme compañía pero nunca pensé que de verdad saldría del agua. Ahora está afuera queriendo entrar.

Rey: tu se lo prometiste, ahora debes cumplir con tu palabra.

La princesa abre la puerta

Princesa: Rana, ya hablé con mi padre, te dejaré entrar, comer y dormir sobre mi almohada pero solo 3 días.

Al pasar 3 días, tocan a la puerta.

Princesa: Ay no, allí está otra vez

Príncipe: Hola princesa, soy el príncipe. (La princesa abre la puerta) Una bruja maléfica me había convertido en rana, ahora estoy aquí enamorado de ti pidiéndote que te cases conmigo.

Princesa: ¡No sé que decir!

Príncipe: ¡Que te casas conmigo!

Princesa: ¡Si acepto!

Y vivieron felices por siempre.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (9 votos, resultado: 13,89 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Grecia

Te Recomendamos: