El puente de los candados

Publicado por: Eve

Descripción: A punto de divorciarse, Luisa le pide a su esposo que la lleve al lugar donde tuvieron su primera cita, “El puente de los candados”

Personajes: Luisa, Daniel

PRIMER ACTO

Luisa se encuentra sentada en el comedor de su asa, pensativa. Daniel, su esposo, entra de repente y coloca unos papeles frente a ella.

Daniel: He iniciado los trámites del divorcio.

Luisa (triste): Así que… ¿no vas a cambiar de opinión?

Daniel: Mira Luisa, no lo pongas más difícil. Ya te dije que puedes quedarte con la casa si quieres.

Luisa: Eso no me importa, no me importa tu dinero. Solo tengo una condición que ponerte si de verdad quieres que nos divorciemos.

Daniel: ¿Cuál es?

Luisa: Llévame al lugar en el que tuvimos nuestra primera cita, Daniel.

SEGUNDO ACTO

Luisa y Daniel caminan por el escenario. Detrás de ellos se alza una valla alambrada y llena de candados.

Daniel: No entiendo por qué quisiste venir aquí.

Luisa: Es el Puente de los Candados, ¿te acuerdas? Nosotros escribimos nuestros nombres en uno y lo colocamos aquí.

Luisa empieza a buscar.

Daniel: Esto es una tontería. Por favor Luisa, no empecemos con sentimentalismos, esto se acabó y hay que aceptarlo. ¿Podemos comportarnos como adultos?

Luisa: Mira, aquí está, (señala un candado), fue justo en este que pusimos nuestras iniciales. Cuando me dijiste que me amabas por primera vez…

La iluminación en el escenario cambia, alumbrando a dos jóvenes que en ese momento, se acercan riendo al puente. Son ellos mismos, cuando eran novios. Luisa y Daniel están recordando.

Luisa joven: ¿Qué era lo que querías decirme, Daniel?

Daniel joven (sonriendo): He traído esto para ti, (le muestra el candado), ¿sabes que voy a hacer con esto?

Luisa joven: No.

Daniel joven: Quiero que coloquemos nuestras iniciales aquí, como prueba de lo que siento por ti.

Luisa joven: ¿Y qué sientes por mí?

Daniel joven: Pues que te amo, Luisa. Te amo y nunca voy a dejar de hacerlo. Este candado se quedará aquí para siempre, por qué nunca voy a dejar de quererte.

Ambos se sonríen y escriben sus iniciales en el candado con un marcador, para a continuación colocarlo en el puente, luego se besan dulcemente.

La luz se desvanece por completo.

TERCER ACTO

De vuelta en la actualidad, Luisa y Daniel siguen en el puente de los candados, cabizbajos.

Luisa: Fue el día más feliz de mi vida… bueno, ese y el de nuestra boda. Solo quería recordarlo una última vez, antes de tener que decirte adiós para siempre.

Luisa saca los papeles del divorcio de su bolso.

Luisa: Los he firmado, Daniel. Eres libre. Y espero que seas muy feliz.

La mujer empieza a alejarse, dejando a su ex esposo con los papeles en la mano. Pensativo. Entonces, Daniel los tira al piso y va tras ella.

Daniel: ¡Luisa, espera!

Luisa se da la vuelta y él llega para estrecharla entre sus brazos.

Daniel: Perdóname… perdóname por favor, he sido un ciego. Me deje llevar por mis problemas y no me di cuenta de que te perdía. Aun te amo, Luisa. ¿Podrías darme una segunda oportunidad?

Luisa sonríe.

Luisa: Siempre he estado dispuesta a perdonarte.

Ambos se besan.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (15 votos, resultado: 18,67 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: