El que ríe el último…se casa

Publicado por: Silvia Arenas

Autora: Silvia Arenas

Esta es una obra para 9 personajes.

  • Gorromeo -Hombre bajito y regordete, algo desarreglado
  • D.Andrés- Hombre mayor y muy bien arreglado
  • Inés-Muchacha bien parecida y bien arreglada
  • Madre-Mujer mayor bien arreglada.
  • Mujer (sirvienta) Mujer mayor con falda holgada y blusón por dentro de la falda
  • Sebastián-Muchacho bien parecido, alto y bien arreglado
  • Cazadores 1,2 y 3 todos ellos vestidos como corresponde.

En el primer acto el escenario se divide en dos, una parte del escenario aparece a oscuras con una luz  tenue simulando la luna, un arbusto y una piedra.

La segunda parte del escenario será una sala normal y corriente, con una mesa y unas sillas simulando ser un salón. (Para el resto de los actos se usará esta sala siempre)

 

Primer acto

Es de noche en el campo, por la entrada aparece una mujer y dice:

Mujer-  Gorromeo (escucha) gorromeo (vuelve a escuchar)  Gorromeo….Dónde estás que no te veo??

Gorromeo- Aquí, aquí (sale de detrás de un matorral, está lleno de tierra y con la ropa sacada por fuera de los pantalones y con algunos jirones en la ropa).

Mujer-(se echa las manos a la cabeza y exclama) Pero alma de Dios…que te ha pasado?? Que vienes magulladito y todo destartalado???

Gorromeo- Que un toro me ha revolcado, que salí a mear y vengo… (Se echa mano al culo y se mira la mano con asco) hasta cagado…

Mujer-  Pero dime…¿¿cómo ha pasado tal cosa??

Gorromeo-  ¿¿Pero no te acabo de decir, que un miura me ha pegado un revolcón??

Mujer-Ven, (lo acerca a una piedra) siéntate y reponte un poco.

Gorromeo-  Pero mujer, ¿cómo me voy a sentar?..Si te acabo de decir que me he ido un poco de vareta… (Vuelve a mirarse el culo)

(Al público) Si me llego a oler lo que me esperaba esta noche, no salgo de casa…menudo pastel.

Mujer- Relátamelo que te ha sucedido, que me tienes en ascuas..Vamos suelta, cuéntamelo todo…¿Cómo ha sido?

Gorromeo-Ay!, ¡qué mal me he visto!..Mira si me he visto mal que hasta a San Pedro he ido a visitar…

Mujer- Que exagerado eres Gorromeo.

Gorromeo-¡Exagerado!, ¡exagerado! ¿ Exagerado dices?.Mira (nervioso se rebusca en los bolsillos y de uno saca una llave enorme) mira si me ha visto mal San Pedro que me ha dado la llave para que cuando el toro me volviera a subir no estuviera esperando cola, ¡exagerado dice!

Mujer- Venga, volvamos a la casa a lavarte un poco ese cuerpo, que como te vea Inés de esta guisa no se va a casar contigo.

Gorromeo- Espera que me reponga, que tengo tal susto en el cuerpo, que hasta que no se me pase…yo no entro para adentro.

Mujer- Pero es que todos nos esperan para anunciar tu casamiento y si no nos ven aparecer, van a decir muy contentos, que te echas para tras en el último momento..

Gorromeo- ¿Contentos dices? ¡Eufóricos! Se pondrían algunos si yo entro y digo que no me caso. ¿ Tú no sabes que D. Andrés, que es el padre de mi futura, por no perder su dinero, me daba hasta sepultura?

Mujer-  No digas tonterías ,si tu nadas en dinero, con lo rico que eres no se negaría a que te casaras con su hija..

Gorromeo- Pero es que no lo sabe..Le he hecho creer que no tengo donde caerme muerto y yo creo que por eso me ha mandado donde el bicho ese…para que encontrara dónde…

Mujer-¿¿ Dónde qué??

Gorromeo- Coña, ¿pues donde caerme muerto!

Mujer- ¿cómo se te ocurre decir tal cosa?

Gorromeo- (según va relatando lo va gesticulando todo exageradamente) –Pues sí, yo le pregunté por donde se podría salir para ir a mear..Me mandó para aquella puerta, yo la abrí pensando que era el servicio y podría vaciar un poco la vejiga, pero cuando llegué fuera vacié hasta la tripa cagalar…¡que susto me pegó el bicho! Con esos ojos…con esos cuernos..Con ese..Con ese.. Con ese..

Mujer-  ¿¿Con ese qué??

Gorromeo- Pues si me hubiera dado tiempo a ver más te lo diría, pero como me enganchó y se lió a darme vueltas como un tiovivo y a subirme una y otra vez como si estuviera haciendo gimnasia (hace ademán de doblar y estirar el cuerpo) pues ya no me dio tiempo a ver más..

Mujer-Vamos, volvamos dentro y olvidemos este incidente…

Gorromeo- Olvidarlo dices?? Ha!! Vas tu lista, a ese se la lio yo como que me llamo Gorromeo Buena Suerte.

Mujer-Vamos que ya es tarde (le empuja para hacerlo salir) (gorromeo la mira y dice)

Gorromeo-Pero no digas nada de mi dinero, que va ha ser una sorpresa cuando se enteren, que alguno se va a enterar de lo que vale un peine..

Mujer- De acuerdo, pero vámonos ya…

(Salen del escenario ella cogiéndolo de un brazo para ayudarlo y el cojeando un poco y echándose la mano a las nalgas)

Se apaga la luz de la luna y al otro lado del escenario se enciende una luz de ambiente, en la sala están los dos jóvenes y los dos personajes mayores,(Inés, Sebastián, La madre y D. Andrés)

Inés -(preocupada) ¿Dónde andará mi Gorromeo? Hace un rato que salió de la sala y tarda en entrar..

Madre-No te preocupes hija, habrá tenido que salir a resolver algún asunto…

D. Andrés- (Dirigiéndose al público)- A ver si el asunto le lleva la vida (con satisfacción) –Que ganas tenía de deshacerme de él, un muerto de hambre que ha cegado a mi hija..!Apuesto que “Asunto” que es el nombre del toro que dejé en los chiqueros se ha cebado con él, nadie sospechará que lo mandé yo,(con altanería) Nadie se lleva mi dinero, lo siento por mi hija (la mira con pesar)- porque está muy enamorada, pero cuando encuentre mejor partido se le quitará el disgusto..Si le entrara por buen ojo este Sebastián..¡Qué feliz me haría! Es uno de los hombres más ricos del país, pero esta hija mía pone los ojos en el más pobretón.

(Inés se levanta nerviosa y se asoma a ver si viene Gorromeo)

Madre-Hija mía ,pobre muchacho, no le dejas ni a sol ni a sombra…

Inés- Me da miedo que me lo quiten (mirando al cielo) -¡¡ es tan guapo!!

D. Andrés-(al público)  -¡¡que es guapo dice!! Esta hija mía en vez de ojos tiene botones, ¿Pero cómo le van a quitar “eso”? ¡Si es más feo que Cuasimodo bailando la jota!!

Inés- Es tan mono..

D. Andrés-(Al público)- Mira, en eso estamos de acuerdo, pero mono como los de áfrica, hasta en los andares se parece y todo.

Inés- (Asomándose a la puerta y volviéndose para hablar) –Ya viene, ¡mirad que guapo está!, ¡si vuelve como un pincel!

D.Andrés- (Hablando al público sin percatarse de que Gorromeo está entrando) -Sí, de brocha gorda.(se vuelve como para decir algo a su hija, como con coraje le vuelve a decir al público)

–Si se ha escapado el condenado, ahora va a decir que he querido matarle y se va a armar un follón. (A gorromeo como temeros de su contestación) -¿Dónde andabas futuro yerno?

Gorromeo- (con sorna y rin tintín) –Donde usted me mandó, ¿no se acuerda?. A ver a D.Pedro,(se acerca a D.Andrés )- y me ha dicho que la próxima vez vaya usted a visitarlo, que lo está esperando con muchas ganas.(esto último con mucha sorna)

(Don Andrés se retira como disimulando de que teme que diga la verdad)

Inés- ¿Quién es D.Pedro Gorromeo?? No tengo el gusto de conocerlo..

Gorromeo-Tiempo tendrás de visitarlo Inés (mira a D.Andrés con mala leche) pero antes lo visitará tu padre.

Madre- Bueno, a lo que vinimos, dejad esos menesteres para luego, que se hace tarde, celebremos el compromiso de estos muchachos, venga,(cogiendo las copas para repartirlas) acercaros y brindemos por su felicidad.

D.Andrés- (al público)-Este pollo se ha escapado, pero no conseguirá mi dinero, que mi hija viva de lo que trabaje este asno.(Se acerca a la mesa y al mismo tiempo gorromeo se acerca al público para decir)

Gorromeo- A este le mando con S.Pedro (saca la llave que lleva en el bolsillo y enseñándola dice) y le doy la llave por si acaso no está en la puerta, no siendo que vuelva otra vez para abajo.

(SE CIERRA EL TELÓN)

Segundo Acto

(Inés entra en la sala a recoger un chal que ha dejado en la silla, cuando la coge y se dispone a salir entra Sebastián).

Sebastián- Inés, piénsalo bien, yo te quiero y soy del agrado de tu padre, cásate conmigo y deja a Gorromeo que no tiene para mantenerte como tú te lo mereces.

Inés- Calla Sebastián! Que porque ¨Gorromeo se haya sentido indispuesto y no se haya podido celebrar la pedida de mano, no me voy a echar atrás y a cambiar de novio como el que cambia de sombrero.

Sebastián- Mujer, reacciona, si ni es guapo, ni tiene dinero, ni tiene buena planta,(al público) bueno si, la de los pies y seguro que hasta plana la tiene)

Inés- Pero que dices ¡ si es el más apuesto.

Sebastián-Pero mujer….¿desde cuándo no vas a que te miren la vista?

Inés- ¡que gracioso eres Sebastián! ,lo dices porque lo envidias… ( Se queda como ensimismada)

Sebastián- (al público) que lo envidio dice! Bien se sabe que el amor es ciego…menos mal que en mi caso me dejó ver algo…(mirando a Inés y luego volviendo a decir al público) porque en el caso de Inés, ni un ciego vería menos ( a Inés) será eso Inés, será eso.

Inés- Lo envidias porque es guapo, alto, esbelto y tiene todo lo que una mujer podría desear…

Sebastián- (mirando al público escandalizado) Bien dicen que Cupido dispara flechas,(moviendo las manos) pues a esta (señala a Inés) le ha dado con una en cada ojo. ¿Pero cómo lo ha mirado? ¡Si ni dado la vuelta se arregla el chico¡

Entra la sirvienta(la mujer) en la casa y se dirige a Inés.

Mujer- Señorita Inés, Gorromeo no se encuentra bien y se marcha para su casa, me dijo que viniera a comunicárselo.

Inés-¡Ay! Voy a despedirlo, ya vuelvo Sebastián.

(Salen de la sala Inés y la sirvienta. Sebastián se la queda mirando y luego dice)

Sebastián-Mírala, corriendo como si hubiese visto ratones en el suelo…ojalá fuera así detrás de mí.

(Entra D.Andrés en la sala)

D.Andrés-¡Ah Sebastián! Parece que te has quedado muy solo…¿no estaba Inés contigo?

Sebastián-Si D.Andrés, pero vinieron a avisarla de que Gorromeo se marchaba y ha salido corriendo como si estuviera la casa en llamas.

D.Andrés-¡Que hija la mía! Con el buen partido que eres tú y se enamora de ese topo.

Sebastián-Ya quisiera yo D.Andrés, pero está tan ciega…(se queda pensativo y luego dice con rabia) pero ciega, ciega.

D.Andrés -¿No será que no la has halagado bastante?

Sebastián- Pero D.Andrés, si viendo donde tiene su hija los ojos…ni el más dulce, ni el más guapo, ni el más rico, que digo, que ni el más corriente de los hombre habría de halagarla más que yo. Si su hija no necesita un hombre que le digas cosas bonitas…lo que su hija necesita es…(se acerca a D.Andrés y este se le queda mirando esperando lo que va a decir) ¡Unas buenas gafas de culo de vaso!

D.Andrés- ¡Ay hijo si! (mirando al techo pensativo dice) -Y un buen golpe dado a tiempo

Sebastián-Hombre D.Andrés! ¿A su hija??

D.Andrés- No, al burro de Gorromeo.

(Entran Inés y su madre en la sala, Inés llega llorando)

Inés- Que contrariedad! Mira que tener que marcharse en ese estado…

Madre- Cálmate hija! Verás como todo se arregla.

Inés- Ya madre ya! Pero ahora voy a estar más de un mes sin verlo..

D. Andrés,-Que ha pasado hija mía? Acaso te ha dejado plantada el jabalí? Digo…tu novio?

Inés-No se burle padre, que ya sé que Gorromeo no le agrada a usted, pero yo seré muy desdichada si no me caso con el (lloros).

D.Andrés- No es que no me agrade hija, es que no me…(se queda pensativo a ver qué va a decir y viendo que no le sale nada agradable dice)-es que no me nada, ese Gorromeo solo te quiere por mi dinero ¡

Inés-(con rabia y dando una patada al suelo)-Que no padre! ¿Cómo quiere que se lo explique?

D.Andrés- (sobresaltado)- de ninguna manera hija, no quiero que me lo expliques de ninguna manera.

Madre-Vamos hija, venga, cálmate un poco y ve a dormir un rato.

(salen madre e Inés de la sala)

D.Andrés-Ya has oído Sebastián, tienes un mes para conquistar a Inés, antes de que vuelva el pato.

Sebastián-Eso haré, al menos voy a intentarlo, aunque no tengo muchas esperanzas.

D.Andrés-Pues ya sabes, buena labia y mejores hechos, a ver si con un poco de suerte nos deshacernos del gallo.

(Sale D.Andrés de la sala)

Sebastián-Menos mal que nos conocemos, si no diría que D.Andrés está un poco loco, que entre tantos animales parece que estamos en el zoo.

(Sale Sebastián de la sala y se cierra el telón)

Tercer acto

(Se encuentran en la sala la sirvienta ( mujer) y la madre, esta última un poco nerviosa..)

Madre- Si ya te dije yo que no era buena idea…

Mujer-¡Que síiii! Señora, ya lo verá, o  D.Andrés acepta a Gorromeo o se muere en el intento.

Madre-¡Pues ahí está! Que se muere el condenado, que este no lo acepta, que te lo digo yo…

Mujer-No sea ave de mal agüero señora, que ya le he dicho, que Gorromeo le quiere dar una lección para que no vuelva a meter la mano donde no corresponda.

Madre-¡Con lo fácil que sería decirle a Andrés que Gorromeo tiene una fortuna! Andrés lo aceptaría sin demora, es más si me apuras hasta los casaba esta misma noche.

Mujer- Si le dice eso…La muerta soy yo, que bien clarito me dejó Gorromeo de que como se me soltara la lengua haría con ella estofado, además, yo creo que bien se merece el pobre de Gorromeo  hacer a D.Andrés alguna jugarreta… que después de la que le lió con el toro el mes pasado, lo de la furgoneta de la semana pasada y la de ayer…Pues oiga, que se divierta un poco aunque sintiéndolo mucho se trate de su marido.

Madre-Mujer, si bien mirado…el toro le pudo haber matado…a no ser que Gorromeo haya exagerado…lo de la furgoneta…eso reconozco que lo hizo Andrés a mala sangre, porque mira que mandar  Gorromeo a un pueblo que estaba a 15km a por gasolina sabiendo que detrás de la casa estaba el depósito…

Mujer-¿Y lo de ayer? ¿Qué me dice de lo de ayer??…Si es que solo a su marido se le ocurren esas cosas…

Madre-¡Ah! Y da gracias a ¨Dios que al final todo se arregló, porque convencimos a Andrés de ir al cuartelillo, que si no el pobre de Gorromeo va a la cárcel por exhibicionismo.

Mujer-Pero ¿A quién se le ocurre llevarle al pantano…hacerle de bañar con el tiempo que hace, mientras quitarle la ropa y luego dejarle tirado como el que tira el agua de fregar los cacharros? Pues ahí está, sólo al señor Andrés.

Madre- Pobre Gorromeo, que bochorno tuvo que pasar cuando lo recogió la guardia civil nada más que con dos hojas de parra…(a la mujer) Como Adán venía el pobre hombre según nos contaron los guardias.

Mujer-¿Y luego se preocupa usted de que Gorromeo le lie alguna a D.Andrés?

Madre- Pues digo yo la que tú, arrieritos somos y en el camino nos encontraremos, que porque Gorromeo se divierta un poco a costa de mi marido tampoco se va a terminar el mundo. A ver si a este marido mío termina por aceptar de una vez al pobre del muchacho, porque vaya paciencia que está teniendo Gorromeo con Andrés…Yo ya haría días que hubiese dejado a mi hija por no tener que soportar al insufrible de su padre.

Mujer-Ahí le ha dado señora!¡Ahí le ha dado! La pobre Inés es la que peor lo está pasando, porque aunque quiera mucho a Gorromeo le duele que su padre no lo acepte.

Madre-¡Qué gran verdad dices…pero bueno, lo que haya de ser será…vamos a preparar el desayuno que estos hombres quieren irse pronto.

(Salen las dos de la sala y al momento entran Sebastián y D.Andrés vestidos de cazadores)

D.Andrés- ¿Pero estás seguro de que va a estar en el número 2?

Sebastián-¡Que sí! Que se lo he cambiado yo personalmente diciéndole que entraban más presas por ese lado.

D.Andrés-(con satisfacción)- ¡Vaya accidente de caza que vamos a tener hoy!

Sebastián-¿pero qué piensa hacer D. Andrés? a ver si lo va a matar y tenemos que ir otra vez al cuartelillo.

D.Andrés-Si mi mujer y me hija no se hubiesen puesto pesadas ayer para ir a sacar a ese infeliz del cuartel, hoy no habría pasado nada, pero como al final me convencieron…(abre los brazos con resignación)

Sebastián-Pues no haber dado su brazo a torcer.

D.Andrés- ¡Claro! (gesticulando exageradamente) como a ti no te amenazaron con dormir la fresca debajo de la encina…Diluviando como estaba…(esto último con sorna)

Sebastián-¿Eso le dijeron?

D.Andrés-Como que metieron el colchón en el armario (tocándose la cabeza como pensando),que no sé  como lo harían..Y  trajeron la pica de las vacas por si me arrimaba..

Sebastián- (con sorpresa) ¡Vaya, cómo se las gastan estas mujeres!

D.Andrés-No lo sabes tú bien y la mía me ha dicho que o acepto a Gorromeo o duermo en compañía de “muchas” todas las noches.

Sebastián-¿Pero cómo su señora de usted le va a decir que duerma con muchas mujeres todas las noches?

D.Andrés-(mirándolo con sorna)-Yo no he dicho que con mujeres, me ha dicho muchas, pero no mujeres, no, son pulgas, porque como no acepte al muchacho me manda a la perrera con los pies por delante.

Sebastián-¡Caray! ¿Y qué va a hacer?

D.Andrés- Pues pienso dar hoy el golpe de gracia.

Sebastián- (asustado) ¿Va a matar a Gorromeo?

D.Andrés- No hombre no, como ya debe de estar el hombre hasta las narices del o que le hago, he pensado que…si le doy un sustillo en el bosque…terminará por dejarnos en paz. Aunque la verdad es que ya me está empezando a caer bien el condenado, tiene que querer mucho a mi hija ,porque con la de fechorías que le he liado (se queda pensativo y sonríe) hay que ver como aguanta, yo en su lugar…hace días que habría tirado la toalla.

Sebastián- Pues termine por aceptarlo, dígaselo,yo ya hace tiempo que dejé de intentar conquistar a Inés, lo quiere mucho, aunque por más que lo intente no lo entiendo .( se encoge de hombros)

D.Andrés-Si Gorromeo tuviese dinero hace tiempo que estaría casado con Inés, aunque no creas, que después de aguantarme todo lo que le he hecho…ya me da hasta pena (se queda pensativo) Mira lo que te digo…si aguanta la de hoy, estoy dispuesto a dejar que se casen, el pobre se lo merece.

Sebastián-¿Y si se marcha porque no lo aguante?

D.Andrés-(Con resignación) Pues le diría que se casasen igual, que si hace feliz a mi hija…bienvenidos sean los pobres, no te parece?

Sebastián-Hace bien D.Andrés, sabia decisión.

D.Andrés-Vamos a desayunar, a ver qué caras hay hoy en la mesa, que últimamente no son nada agradables

Sebastián-¡Vamos!

(Salen los dos de la sala) (Entran la sirvienta(mujer) y Gorromeo)

Gorromeo-(Casi susurrando) ¿Has hecho lo que te pedí?

Mujer-Si, pero ten cuidado, a ver si se te va a ir la mano y te le cargas..

Gorromeo-  A D.Andrés le pongo hoy en su sitio, que estoy hasta las narices de sus bromitas.

Mujer-¡Pero ten cuidado por Dios! que como te descuides no vamos de boda, sino de funeral.

Gorromeo-Que no mujer, descuida…me voy que ya se han ido todos hace un momento.

(Sale Gorromeo de la sala)

Mujer-(al cielo) Señor protégelos, que las armas las carga el Diablo…. (Sale de la sala)

Cuarto Acto  (último)

Cazador1-(entra corriendo en la sala dando voces) ¡Ah de la casa, ayuda!¡Señoras, ayuda!

Madre-(entra por la otra puerta y sale alarmada) ¿Qué pasa? ¿Acaso no podéis llamar al timbre como cualquier alma de Dios?¡que entráis como si fueseis un caballo!

Cazador 1- ¡Señora! que traigo noticias y que no son buenas…me he adelantado para que llamaseis al médico, que traemos un herido.

Madre- Ah! ¡Un herido! (moviéndose nerviosa) ¡un herido!

(Entra Inés en la sala)

Inés-Madre, ¿qué pasa? ¿ Que escándalo es este?

Madre-(siguiendo de un lado para otro y llevándose las manos a la cabeza) ¡Un herido, un herido!

Inés-¿ qué herido madre? ¿Mi Gorromeo?

Madre-(recuperándose) Hay que llamar al médico (coge el telf. Y marca)-Doctor, soy la esposa de D.Andrés Cabezón del Rostro-sombrío, necesito que venga urgentemente, no, no sé qué ha pasado, no, no sé quién es el herido, si, un accidente…que de qué?? (Mira al cazador)

Cazador 1- De caza señora, de caza.

Madre- De caza doctor, venga pronto se lo ruego. Gracias.(cuelga el teléfono)

Inés- ¿Pero quién es el herido? ¿Mi Gorromeo madre? (angustiada)

Madre- No se Inés, por favor (dirigiéndose al cazador) -Cuente lo que sepa que nos tiene en ascuas.

Cazador 1-La verdad es que no se mucho, sólo que oí un disparo y (gesticulando) de repente ¡ay,ay,ay! empezaron unos aullidos horribles. Corrí  todo lo que pude hasta llegar hasta la casa a pedir ayuda, no sé ni quien disparó ni quien está herido, con su permiso voy a ayudar a mis compañeros.

(Sale el cazador nº1)

(Entran la sirvienta (mujer( y el cazador nº 2)

Mujer-¡Señora ¡ ya me han contado, ¡que desgracia!, menos mal que no están muy heridos, vamos que las heridas no son graves.

Madre- ¿heridos? ¿Es que hay más de uno? Pero…¿Estos hombres han ido a cazar o a la guerra? ¡Dios mío¡ (se sienta como mareada)

Inés-(a la sirvienta) ¿Pero quiénes son? Dime qué heridos hay y quiénes son.

Cazador n2- En eso puedo ayudar yo señorita, son dos los heridos, uno en el brazo y otro (baja la cabeza)

Inés- ¿Dónde? ¡Habla por Dios¡

Cazador nº2- Pues otro….en los países bajos señorita,(quitando hierro al asunto) pero ni se le salen las tripas ni nada.

Inés- (con sorna) Pues menos mal que no se le salen, ¿pero quiénes son?

Cazador nº2-Pues uno es el novio de la señorita de usted y el otro pues…su padre señorita, el señor Andrés.

Madre- (levantándose asustada) -¿Mi marido? ¡Pero si Andrés es muy buen tirador!

Cazador nº2- Pero si a D.Andrés no le ha dado tiempo a tirar, ni a recibir, es que como le entró un apretón, se agachó a…(mirando como esperando que le entiendan) bueno, a ya saben que, con la mala suerte de agacharse encima de un cepo.

Madre- Pero si en este bosque nadie ha usado los cepos hasta el día de hoy.

Cazador n2-No señora, hasta el día de ayer porque hoy los ha usado su marido y digo que los ha usado porque ha usado como tres, el pobre hombre huyendo de uno se ha metido en otro y así ha cazado el tercero, vamos que habían escondido tres y todos los ha encontrado su marido.

Madre- ¡Pobre Andrés, que mala suerte!

Cazador nº2- Para mala suerte la del pobre novio de la señorita Inés, que viendo a su suegro con los pantalones bajados y dando brincos se ha echado a reír, con la mala fortuna que a D. Andrés se le ha disparado el arma y le ha herido en el brazo.

Inés- ¡Ay! ¡Mi pobre Gorromeo! (furiosa) ¡Seguro que papá o ha hecho a posta!¡Quería matar a Gorromeo! Estoy segura!

Madre-Hija por Dios, ¿cómo va tu padre a querer matar a Gorromeo?

Inés –Lleva mucho tiempo dándole la lata madre y si no ha podido de una manera lo habrá intentado de otra.

(Se oyen voces fuera, entran cazadores  nº1 y nº3,Sebastián,Gorromeo y D.Andrés, este último con los pantalones un poco bajados y Gorromeo con un brazo vendado)

(Inés corre al lado de Gorromeo a ver las heridas y la madre al lado de D.Andrés)

D.Andrés-¡Quita mujer! Que no tengo nada¡ Sólo unos rasguños en donde la espalda se pierde, pero traigo una mala sangre….que como te acerques te cómo.

Madre- Pero Andrés, si tú nunca vas al baño fuera de la casa…¿Cómo te las has apañado??

D.Andrés- ¿Qué cómo? ¡Te voy a decir yo cómo! Esta mañana le he echado a este sinvergüenza (señala a Gorromeo) un frasco de laxante en el café y el muy….(se pone atacado) me lo ha cambiado.

Gorromeo- A-ha! ¡Como lo sabía! Tanto empeño que ponía usted en que yo me bebiera el café.

D.Andrés- Y te lo tenías que haber bebido, para una vez que soy amable contigo…..

Gorromeo- Pues ahí está! Que nunca se ha portado usted tan bien conmigo y tenía que ser precisamente hoy que me ha cambiado Sebastián el puesto por el que más ortigas tenía alrededor. ¿Qué pretendía? ¿Qué no me sentara en un mes?

D.Andrés-Bueno, reconozco que he pecado su poco de bromista.

Gorroneo- De bromista dice? De Ca…

Inés-¡¡¡Gorromeo!!! ¡No digas eso a mi padre por Dios!

Gorromeo- Es verdad Inés, perdona.

D.Andrés-pero…¿Tú me vas a negar que lo de los cepos haya sido cosa tuya?

Gorromeo- Pues sí señor, no lo niego, hasta el gorro estoy yo de sus bromitas, ya tenía yo ganas de verlo como le he visto hoy (gesticulando) bailando la jota en un guateque ( se ríe con muchas ganas a lo cual se le unen todos los presentes incluido D. Andrés)

(Salen los cazadores)

D.Andrés-Por mucho que me pese Gorromeo, veo que tienes sentido del humor y aunque no me ha gustado ser el objeto de tus burlas, creo que debo dejar que vuestro casamiento se celebre.

Inés-(saltando de alegría) ¿De veras papá?

Gorromeo-¿Está seguro D.Andrés? mire que aunque quiero mucho a su hija no siento lo mismo por su padre…

D.Andrés- De verdad te lo digo Gorromeo, basta ya de ser tan cabezón como mi apellido indica y si mi hija es feliz..¿Que mas da el dinero? Ya ganarás para mantenerla.

Gorromeo-por el dinero no se preocupe D.Andrés, que aunque Inés y ustedes no estén enterados, poseo fortuna para vivir todos los años que Dios nos lo permita sin preocupaciones.(mirando a Inés) Lo siento querida, pero debía averiguar si en verdad tu padre me aceptaba por lo que soy y no por lo que tengo.

D.Andrés-¡ah bribón! Si tú hubieses hablado antes, cuántos disgustos te hubieras ahorrado.

Gorromeo-Es verdad, pero de esa manera no hubiese tenido la oportunidad de cambiarle el nombre.

D.Andrés- ¿De cambiarme el nombre dices?

Gorromeo-¡sí! Ahora en vez de D.Andrés cabezón del rostro sombrío, todos le conocerán como D.Andrés Cabezón del culo escocío.

(Ríen todos menos D.Andrés que corre tras Gorromeo y salen del escenario)

Madre- Está visto que aunque os caséis estos dos van a dar mucho que hablar.

Inés- Madre, ¡que feliz soy!

Madre-Pues nada, ahora a vivir que son dos días, ya hemos pasado lo peor, así que…vayamos a separar a las fieras…. (Ríen y salen del escenario)

Sirvienta-Gracias señorito Sebastián por decirme lo del laxante

Sebastián- No hay de qué.

Sirvienta- Y por poner los cepos por mí

Sebastián- no hay de que

Sirvienta- ¿le apetece un café?

Sebastián.-Sin laxante… por favor

(Sonríen, Sebastián tiende la mano a la sirvienta y salen del escenario.)

SE CIERRA EL TELÓN.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (57 votos, resultado: 15,28 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Silvia Arenas

Te Recomendamos:

Publicado por:Silvia Arenas

Mi nombre es Silvia Arenas,nací en el año 1972 en Montesclaros, Toledo (España) estoy casada desde hace 22 años y tengo dos hijos,me ha gustado siempre la interpretación, escribí un par de obras de teatro como pasatiempo para luego poder interpretarlas en la asociación de mujeres a la que pertenezco.