El recuerdo más triste

Publicado por: Eve

Descripción: En el aniversario de la muerte de su hijo, Carolina tiene un encuentro inesperado que la hace pensar en el pasado.

Personajes: Gerardo, Carolina

PRIMER ACTO

Carolina, una mujer joven y vestida de negro, entra en escena sosteniendo unas flores entre sus manos. La escenografía muestra un parque muy bello. Esa se detiene debajo de un cerezo para dejar las flores con tristeza.

Carolina: Hijito, hijito querido. Hoy habrías cumplido un año si las cosas hubieran salido bien.

Se arrodilla y acaricia uno de los pétalos de las flores.

Carolina: A pesar de que no pude conocerte, sé que te habría encantado este lugar. Estas flores fueron las que recibí el día en que me enteré que estaba embarazada.

Gerardo, un hombre un poco mayor que Carolina, hace aparición en escena y se muestra sorprendida de verla.

Gerardo: Carolina…

Carolina levanta la vista, con sorpresa.

Carolina: Gerardo…

Gerardo: Así que viniste.

Carolina: ¿Y por qué no? Hace un año prometimos que vendríamos aquí a dejar flores para el bebé.

Gerardo: No pensé que fueras capaz, estabas tan triste por su perdida.

Carolina se pone de pie y comienza a retirarse.

Carolina: El pasado está en el pasado.

Gerardo: ¡Espera! Sé que esto no sirve de mucho… pero yo de verdad lo siento. No hay día en que no piense en lo que sucedió. Me arrepiento de no haber sido un mejor hombre para ti.

Carolina: Ya es tarde para eso.

Sale de escena y Gerardo agacha la cabeza, desolado.

SEGUNDO ACTO

En su casa, Carolina recuerda los momentos buenos que pasó con Gerardo.

Carolina: Era todo tan sencillo en ese entonces, parecía que íbamos a ser tan felices…

Las luces se apagan y una parte del escenario se ilumina. Vuelven a entra por ahí Carolina, con ropa distinta y abrazada por Gerardo.

Gerardo: Dentro de poco podremos casarnos y este bebé, se convertirá en lo más importante de nuestras vidas. (Acaricia su vientre con cariño).

Carolina: Ya es lo más importante, verás que familia tan feliz vamos a formar.

Ambos se besan con ternura.

Gerardo: A veces pienso que no merezco tanta felicidad.

Carolina: Tonto, claro que sí. ¿Por qué dices eso? Estoy segura de que no habrá nada que nos impida ser felices.

Las luces se apagan lentamente.

TERCER ACTO

Gerardo se encuentra en su apartamento, ebrio y sosteniendo una botella de vodka en la mano. Se ve desarreglado y deprimido.

Gerardo: Todo es mi culpa, siempre he sido tan débil… pero te sigo amando Carolina, siempre te he amado.

Las luces se apagan al igual que en la escena anterior, solo para volver a iluminar una parte del escenario, en la cual se ve a Carolina y a Gerardo discutiendo.

Carolina: ¡Nunca encontrarás trabajo si no dejas de beber así!

Gerardo: ¡No puedo recuperarme si estás presionándome todo el tiempo! ¡Me tienes harto!

Gerardo la empuja contra una mesa y ella chilla de dolor. Él se queda pasmado al ver como se sujeta el vientre.

Carolina: ¡Mi niño! ¡Mi niño!

La oscuridad cae sobre el escenario de nuevo, solo para mostrar a Gerardo que llora acurrucado en un rincón.

Gerardo: Siempre he sido débil. Perdóname, Carolina.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (31 votos, resultado: 15,03 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: