El traje del novio

Publicado por: Eve

Descripción: El día de su boda, Rodrigo se da cuenta de que ha engordado y no puede entrar en su traje. ¿Cómo hará para salir de tan engorrosa situación?

Personajes: Rodrigo, Manu, Carmina, Invitados, Sacerdote

PRIMER ACTO

En la tienda de tuxedos, Rodrigo se encuentra probándose un traje nupcial para su boda. A su lado está Manu, quién será su padrino en tan feliz ocasión. Rodrigo se contempla en el espejo desde todos los ángulos.

Rodrigo: ¿Qué piensas? ¿Crees que a Carmina le guste?

Manu: A ella le gustará cualquier cosa que te haga feliz. Si soporto aquella horrible obra de teatro a la que la llevaste por su aniversario, no creo que te diga nada por un esmoquin.

Rodrigo: ¡No era tan mala!

Manu: Los actores eran pésimos. En fin, ¿te llevarás ese?

Rodrigo: Por supuesto, creo que me queda genial.

Manu: ¿No quieres llevar una talla extra? Mira que faltan seis meses para la boda y en ese tiempo, cualquier cosa puede pasar…

Rodrigo: ¿Estás de broma? Mi metabolismo es excelente, yo no engordo tanto como tú.

Manu: Sí, claaaaaro…

Rodrigo: Además, con mi entrenamiento en el gimnasio estaré hecho todo un papacito para la boda. ¡Nos llevamos este!

SEGUNDO ACTO

Es el día de la boda y Rodrigo está en su habitación preparándose. Trata de abrocharse la camisa pero se da cuenta, con terror, de que no puede.

Rodrigo: ¡No puede ser! ¡No puede ser!

Manu lo mira, sentado en el borde de la cama.

Manu: No quiero decir te lo dije… perooooo…

Rodrigo: ¡Cállate! ¡¿Qué voy a hacer?! ¡No voy a poder casarme porque soy gordo! ¡Gordo! (Gritando como una chica histérica) ¡Mi vida está arruinada!

Manu: Tengo una idea.

Sale de la habitación y vuelve con una faja en la mano.

Manu: Usa esto, mi hermana se lo pone para disimular la panza.

Rodrigo: ¡¿Una faja de mujer?! ¡¿Estás de broma?!

Manu: A menos que tengas una idea mejor…

Rodrigo suspira y se quita la camisa para que su amigo le pueda colocar la faja.

Rodrigo (sin poder respirar): Esto es lo más humillante que me ha pasado en mi vida…

TERCER ACTO

En la iglesia, Rodrigo y su novia Carmina están en el altar ante el sacerdote, mientras sus invitados y Manu están sentados frente al púlpito. Rodrigo se ve incómodo y a punto de desmayarse.

Carmina (susurrando): Mi amor, ¿estás bien?

Rodrigo no contesta, tiene el rostro morado y está sudando.

Sacerdote: Por el poder que me concede la gracia del señor…

Rodrigo (murmurando): No puedo… ya no puedo más…

Carmina: ¿Mi amor?

Rodrigo: No voy a aguantar… no voy a aguantar más esto…

Sacerdote: Yo los declaro…

Rodrigo, desesperado, se quita el saco. Los botones de su camisa salen despedidos y la faja se rompe, revelando una panza enorme. Alguien entre los invitados lanza un grito escandaloso.

Carmina: ¡¿Rodrigo?! ¡¿Estás bien?!

El novio se desmaya por el esfuerzo y todos se ponen de pie.

Carmina: ¿Mi amor? ¡¿Mi amor?! ¡Contesta! (Tratando de sacudirlo) ¡Alguien llame a una ambulancia!

Entre el barullo del resto de los invitados, Manu niega con la cabeza.

Manu: Creo que este sí que es el momento indicado para decir… te lo dije.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas11 estrellas12 estrellas13 estrellas14 estrellas15 estrellas16 estrellas17 estrellas18 estrellas19 estrellas20 estrellas (64 votos, Calificación: 13,45 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: