Están en casa

Publicado por: Eve

Descripción: Todas las noches a la misma hora, dos niños ven llegar fantasmas a su casa. Pero hay algo que no sospechan detrás de esas extrañas apariciones.

Personajes: Ben, Robin, Madre, Sr. Thomson, Pareja

PRIMER ACTO

Dos niños se encuentran jugando en su habitación, que se ve llena de muebles antiguos. Ellos mismos tienen ropa que parece del siglo XIX.

Robin: Entonces, ¿crees que aparezcan hoy?

Ben: Creo que sí, suelen aparecer en la sala de estar, pero solo en ocasiones. Te dije que esta casa tenía fantasmas, hermano.

Robin: Pero, ¿qué tal si intentan hacernos daño?

Ben: No lo harán si no pueden vernos, so tonto. Aunque tengo que advertirte, que son personas extrañas. Está ese señor gordo, que siempre que aparece empieza a recorrer toda la casa. Todo el tiempo vienen personas con él.

Robin: ¿Qué clase de personas?

Ben: Personas… normalmente, parejas. Y su ropa es rara, Robin. Muy rara.

Robin: ¿Son ellos quienes hacen ruido cuando mamá no está?

Ben: Sí, pero ya sabes que ella nunca nos cree.

Robin: Yo sí te creí cuando me dijiste que había fantasmas en la casa. Los he escuchado.

Ben: Hoy, veremos si podemos descubrir a alguno.

Robin: Espero que no me estés vacilando.

Ben: Te digo que no, tonto.

SEGUNDO ACTO

Robin y Ben entran en la cocina, donde su madre se encuentra preparando unos pasteles.

Mamá: Que bueno que bajan, es la hora de comer. Su almuerzo está en la mesa.

Los niños se sientan.

Ben: Mamá, hoy volvimos a escuchar ruidos extraños en la salsa de estar. Creo que son “ellos”. Los fantasmas.

Robin: ¡Yo los vi también! Había un señor gordo y estaba hablando con dos personas… ¿pero por qué se vestirán tan raro?

Ben: Su ropa era extraña.

Mamá: ¿Otra vez siguen con esas tonterías? Les he dicho que no hay fantasmas aquí. Ahora coman, vamos. Les he preparado los pasteles que les gustan.

Robin (susurrando): Te dije que no nos iba a creer.

Ben (susurrando). No importa, por qué ahora tú también los viste. La casa está encantada, te lo dije… ¿no te saben raro estos pastelillos?

TERCER ACTO

Un señor rollizo entra en el escenario, que está decorado como una sala de estar, seguido de una pareja joven. Les muestra la habitación con detalle.

Señor Thomson: Este es el salón de la casa. Como ven, es muy espacioso e ideal para un matrimonio que quiera tener hijos. Hay tres dormitorios arriba.

Hombre: Se ve bastante bien, pero quisiera clarificar algo… es sobre los rumores…

Señor Thomson: ¿Sobre la familia que vivía aquí antes? Es verdad, se trataba de una madre con sus dos hijos. Una desgracia.

Mujer: ¿Qué sucedió exactamente?

Señor Thomson (incómodo): Bueno… la mujer estaba desequilibrada mentalmente y mató a los pequeños. Rocío arsénico en los pasteles que solía prepararles, de acuerdo con los informes policíales de la época. Pero como podrán darse cuentam eso pasó hace demasiados años…

Hombre: Entonces, los vecinos que dicen que escuchan ruidos en la casa…

Señor Thomson: Vamos, no irán ustedes a decirme que creen de verdad que esta casa está habitada por fantasmas, ¿no? Yo les aseguro que no hay nada de malo con la propiedad.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (8 votos, resultado: 11,50 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: