Intercambio navideño

Publicado por: Eve

Descripción: Un intercambio de Navidad puede ser la oportunidad para que Felipe le demuestre a Natalia, su compañera de trabajo, sus sentimientos.

Personajes: Felipe, Natalia, Jonás, Luisa, Pepe, Doña Martha, Don Armando

PRIMER ACTO

Felipe se encuentra en su oficina nervioso, terminando de envolver un regalo con papel de Navidad. Jonás, su colega más cercano, llega al cubículo.

Jonás: ¿Sigues con eso? El intercambio es a las cinco, Felipín.

Felipe: Ya lo sé… ¿tú crees que le guste a Natalia? No sabe que ella fue quien me tocó.

Jonás: Deberías decirle de una buena vez lo que sientes.

Felipe: Yo espero que con este regalo se de cuenta.

Alguien grita fuera de escena.

Don Armando: ¡Felipe! ¡¿A qué hora me vas a traer el balance que te pedí?

Felipe (sobresaltado): ¡Ya voy, Don Armando!

Coge unas hojas de su escritorio y él y Jonás salen a toda prisa, dejando el regalo atrás. Entra Doña Martha, la señora de la limpieza y al ver el regalo a medio envolver, piensa que es basura.

Doña Martha (molesta): ¡Como les gusta dejar desperdicios aquí! (Tira el regalo en su cesto y se retira).

SEGUNDO ACTO

De vuelta en su cubículo, Felipe busca su regalo desesperado.

Felipe: ¡¿Dónde está?! ¡Yo lo dejé aquí!

Jonás: ¿Estás seguro de qué no lo guardaste en otra parte?

Felipe: No, si tú me viste, ¡lo estaba envolviendo aquí!

Jonás: Por aquí tiene que estar.

Pepe, otro de sus compañeros de trabajo, se asoma a la pequeña oficina de Felipe.

Pepe: ¿Ya vienen? El intercambio está a punto de empezar.

Felipe suspira.

Felipe: Se acabó, voy a quedar como un tacaño ante Natalia, pensará que ni me molesté en comprar su regalo.

Jonás: Seguro que si le explicas entenderá.

Los dos salen del cubículo, Felipe arrastrando los pies.

TERCER ACTO

Luisa, otra de sus compañeras, comienza el intercambio con una sonrisa.

Luisa: ¡Bueno, es hora de comenzar! Jonás, felicidades, tú eres quien me tocó a mí.

Jonás: Muchas gracias. (Se abrazan). Bueno, a mí tocaste tú, Pepe. (Le entrega su regalo).

Pepe: ¡Vaya, gracias amigo! (Le da una palmada en la espalda). El mío es para Felipe, espero que te guste.

Felipe (desanimado): Gracias.

Mira a Natalia con pena, una guapa muchacha que le sonríe amistosamente.

Felipe: Verán… a mí me tocó, Natalia… pero…

En ese momento entra Don Armando en escena, un hombre rollizo y vestido de traje, con mirada severa.

Natalia: Don Armando, buenas tardes.

Don Armando: A ver, acabo de encontrarme a Doña Mary quejándose de que al parecer son muy desordenados en sus cubículos. (Alza un paquete que Felipe reconoce muy bien, ¡es el regalo de Natalia!).

Felipe: ¡El regalo! (Lo toma y se lo extiende a Natalia). Para ti, Nati, ojalá te guste.

Natalia quita el envoltorio y observa fascinada el perfume.

Felipe: Es tu fragancia, la que más me recuerda a ti… no podría olvidarla aunque quisiera.

Natalia: Eres muy tierno, Felipe. (Se acerca y le da un rápido beso en los labios, que lo deja anonadado). Por eso me gustas tanto. (Le entrega su regalo a Luisa). Feliz Navidad, amiga.

Don Armando: Bueno, ¡Feliz Navidad a todos!

Luisa: Feliz Navidad, jefe.

Todos se abrazan sonriendo.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (6 votos, resultado: 10,67 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: