Jesús y el joven rico

Publicado por: Eve

Descripción: Cuando Jesús de Nazareth pasa por su pueblo, un joven muy acaudalado decide dejarlo entrar en su corazón.

Personajes: Jesús, Joven rico, Apóstoles, Gente

PRIMER ACTO

Se abre el telón mostrando como escenografía, un pueblo muy antiguo, con casas de tierra y templos. En el escenario, un joven Jesús vestido con una túnica blanca, camina seguido por sus doce apóstoles, que a su vez visten túnicas de diversos colores. La gente a su alrededor, trata de acercarse para saludarlo, murmurando entre ellos sobre las bendiciones que se rumorea que da.

Un joven vestido con una túnica de oro se acerca tímidamente a Jesús.

Joven: Maestro bueno, he escuchado hablar mucho sobre ti y me he atrevido a venir para pedirte un consejo. ¿Cómo puedo heredar la vida eterna?

Jesús: Me has llamado bueno, pero te olvidas de que nadie es bueno sino Dios. Y las reglas que nos ha dado él son muy sencillas, no cometas adulterio, no robes, no mientas, no defraudes ni mates a nadie. Y honra a tus padres.

Joven: Maestro, todas estas enseñanzas las voy a guardar en mi corazón.

Jesús le da su bendición y prosigue su camino.

SEGUNDO ACTO

El telón se vuelve a abrir y esta vez, muestra a Jesús en el escenario, rodeado de personas que esperan para que él les otorgué su bendición. Él pone la mano sobre la frente de un niño y lo bendice. El joven rico se le vuelve a acercar.

Joven: Maestro, tengo otra pregunta que me inquieta desde hace días y es que, aunque tengo muchos bienes no soy del todo feliz, siento que algo me falta. ¿Qué es lo que debo hacer para entrar en el cielo?

Jesús: Es necesario que vendas todo lo que tienes y lo repartas entre los más necesitados, pues las riquezas por sí solas, nunca te harán tan dichoso como imaginabas.

Joven: Pero, ¿vender todo lo que tengo? ¿De verdad? No sé si sea capaz…

Jesús: Eso es porque te has apegado a las riquezas terrenales, cuando tu verdadero tesoro, se encuentra en el cielo. Lo más valioso no es el oro ni las piedras preciosas, si no la compasión y los buenos sentimientos que compartas con los demás.

Joven: Ahora lo comprendo, maestro.

TERCER ACTO

A las afueras de la casa del joven rico, se puede ver a este sacando sus cosas más valiosas y repartiéndolas entre la gente pobre.

Joven: Vengan todos, tomen lo que necesiten, que a ustedes les hace más falta que yo.

Algunas personas se acercan a tomar los objetos que les hacen falta y le dan las gracias. Jesús llega en ese momento con sus discípulos.

Jesús: Veo que has seguido mi consejo.

Joven: Tenías razón, maestro. Me siento mucho mejor ayudando a los demás.

Jesús: No eran las riquezas lo que realmente necesitabas para ser feliz, sino compartirlas para brindar alegría a los demás. Tal vez ahora te sientas pobre materialmente, pero te aseguro que en el cielo, Dios ha acumulado un enorme tesoro con tus buenas intenciones. Y ahora que no tienes nada, más que la ligereza de tu corazón, ¿te gustaría seguirme a mi y a mis apóstoles?

Joven: Yo voy a donde tú vayas, maestro.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (10 votos, resultado: 17,00 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos:

Deja un comentario

¿Qué te pareció lo que leíste? Deja tu comentario aquí: (pero por favor evita utilizar palabras mayúsculas ya que pareciese que se estuviera gritando)