Obras de Teatro Cristianas

Jesús y el joven rico

Descripción: Cuando Jesús de Nazareth pasa por su pueblo, un joven muy acaudalado decide dejarlo entrar en su corazón.

Personajes: Jesús, Joven rico, Apóstoles, Gente

PRIMER ACTO

Se abre el telón mostrando como escenografía, un pueblo muy antiguo, con casas de tierra y templos. En el escenario, un joven Jesús vestido con una túnica blanca, camina seguido por sus doce apóstoles, que a su vez visten túnicas de diversos colores. La gente a su alrededor, trata de acercarse para saludarlo, murmurando entre ellos sobre las bendiciones que se rumorea que da.

Un joven vestido con una túnica de oro se acerca tímidamente a Jesús.

Joven: Maestro bueno, he escuchado hablar mucho sobre ti y me he atrevido a venir para pedirte un consejo. ¿Cómo puedo heredar la vida eterna?

Jesús: Me has llamado bueno, pero te olvidas de que nadie es bueno sino Dios. Y las reglas que nos ha dado él son muy sencillas, no cometas adulterio, no robes, no mientas, no defraudes ni mates a nadie. Y honra a tus padres.

Joven: Maestro, todas estas enseñanzas las voy a guardar en mi corazón.

Jesús le da su bendición y prosigue su camino.

SEGUNDO ACTO

El telón se vuelve a abrir y esta vez, muestra a Jesús en el escenario, rodeado de personas que esperan para que él les otorgué su bendición. Él pone la mano sobre la frente de un niño y lo bendice. El joven rico se le vuelve a acercar.

Joven: Maestro, tengo otra pregunta que me inquieta desde hace días y es que, aunque tengo muchos bienes no soy del todo feliz, siento que algo me falta. ¿Qué es lo que debo hacer para entrar en el cielo?

Jesús: Es necesario que vendas todo lo que tienes y lo repartas entre los más necesitados, pues las riquezas por sí solas, nunca te harán tan dichoso como imaginabas.

Joven: Pero, ¿vender todo lo que tengo? ¿De verdad? No sé si sea capaz…

Jesús: Eso es porque te has apegado a las riquezas terrenales, cuando tu verdadero tesoro, se encuentra en el cielo. Lo más valioso no es el oro ni las piedras preciosas, si no la compasión y los buenos sentimientos que compartas con los demás.

Joven: Ahora lo comprendo, maestro.

TERCER ACTO

A las afueras de la casa del joven rico, se puede ver a este sacando sus cosas más valiosas y repartiéndolas entre la gente pobre.

Joven: Vengan todos, tomen lo que necesiten, que a ustedes les hace más falta que yo.

Algunas personas se acercan a tomar los objetos que les hacen falta y le dan las gracias. Jesús llega en ese momento con sus discípulos.

Jesús: Veo que has seguido mi consejo.

Joven: Tenías razón, maestro. Me siento mucho mejor ayudando a los demás.

Jesús: No eran las riquezas lo que realmente necesitabas para ser feliz, sino compartirlas para brindar alegría a los demás. Tal vez ahora te sientas pobre materialmente, pero te aseguro que en el cielo, Dios ha acumulado un enorme tesoro con tus buenas intenciones. Y ahora que no tienes nada, más que la ligereza de tu corazón, ¿te gustaría seguirme a mi y a mis apóstoles?

Joven: Yo voy a donde tú vayas, maestro.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas11 estrellas12 estrellas13 estrellas14 estrellas15 estrellas16 estrellas17 estrellas18 estrellas19 estrellas20 estrellas (10 votos, Calificación: 17,00 de 20)
Cargando…
Etiquetas

Acerca del autor

Eve

¡Sé el primero en comentar!

Clic aquí para Comentar

DESCARGA GRATIS 20 GUIONES DE OBRAS DE TEATRO CORTAS

CLIC para Descargar Obras de Teatro GRATIS

Obras de Teatro Clasificadas por N° de Personajes