Jonás y la ballena

Publicado por: Eve

Descripción: Guion corto basado en una historia de la Biblia. Jonás es un profeta que al ir a divulgar la palabra de Dios, es tragado por una enorme ballena.

Personajes: Jonás, Dios, Capitán, Tripulación

PRIMER ACTO

Jonás, un hombre joven, se encuentra a bordo de un barco que navega contra la corriente en plena tormenta.

Capitán: ¡Estamos a punto de naufragar sin remedio! El cielo nos está castigando de manera cruel. ¡Vamos todos a rezar!

Tanto el capitán como su tripulación juntan las manos para rezar, pero Jonás se queda como esta.

Capitán: ¿Por qué no te pones a orar como nosotros? ¡Por favor, ayúdanos a complacer a Dios!

Jonás: Es que siento que Dios nos ha abandonado. Hace días me ordenó ir a predicar su palabra en Nínive, pero no sabía que este barco iba a naufragar. Creo… creo que él no nos escucha.

En ese momento un trueno escalofriante se escucha en medio de la tormenta y todos gimen asustados.

Capitán: Ahora sí creo que el Señor se ha molestado con nosotros. ¡Qué inconsciente eres!

Jonás: Entonces arrójame al mar. Quizá eso sirva para calmarlo.

Capitán: ¿Estás seguro?

Jonás: Sí, solo así podrán salvarse.

Los tripulantes cargan a Jonás y lo tiran por la borda al agua.

Una pantalla blanca cubre el escenario, mostrando la proyección de una enorme ballena que se come al hombre que está nadando en el mar y un barco que se aleja. Los ruidos de las olas invaden el escenario.

SEGUNDO ACTO

Jonás se despierta y mira a su alrededor. Se da cuenta entonces de que está en el estómago de la ballena y se cubre el rostro con las manos, angustiado.

Jonás: Oh no, ¿y ahora que voy a hacer? ¿Cómo voy a sobrevivir aquí? Si tan solo me hubiera quedado en mi casa.

Dios (voz fuera de escena): Jonás, escúchame…

Jonás levanta la cabeza, sorprendido.

Jonás: ¿Eres tú, Señor? ¡No me has abandonado!

Dios: Yo nunca te abandonaré, Jonás. Tienes que tener fe y confiar en mí, porque voy a mantenerte a salvo.

Jonás: ¿Pero cómo?

Dios: No te preocupes por eso. Quédate orando tres noches y tres días consecutivos, que yo me encargaré del resto.

Jonás se arrodilla y junta sus manos para comenzar a rezar.

Jonás: Estoy muy asustado, señor, pero nunca he dejado de confiar en ti. Haré lo que me dices.

TERCER ACTO

Jonás sigue rezando mientras la escenografía parece tambalearse ligeramente y se escuchan en el escenario sonidos marinos. De pronto, un enorme estruendo sacude a Jonás.

Jonás: ¡Oh no! ¿Qué está pasando?

La pantalla blanca vuelve a cubrir lentamente el escenario, mostrando la proyección de una silueta de ballena que se mueve bruscamente, hasta expulsar por la boca a un hombre. Cuando le pantalla blanca se levanta de nuevo, la escenografía muestra una hermosa playa y Jonás se haya en el suelo, tosiendo y arrastrándose débilmente,

Jonás: ¡Estoy salvado! ¡Salvado! (Grita de felicidad) ¡Gracias, Señor mío! ¡Gracias!

Se pone de pie repleto de gozo.

Jonás: Ahora sí, es hora de dedicarme a difundir la palabra de Dios como se debe. Porque él ya me ha demostrado que los milagros son posibles, cuando uno cree con todo su corazón.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (1 votos, resultado: 17,00 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: