La novia del Cóndor

Publicado por: Eve

Descripción: Basado en una leyenda de Chile. El cóndor está buscando una esposa, ¿qué pasará cuando rapte a una pastorcita para casarse con ella?

Personajes: Cóndor, Pastorcita, Picaflor, Pastor

PRIMER ACTO

Una pastorcita se encuentra sentada en el suelo, tejiendo una manta de colores y cuidando a sus ovejas, que pastan cerca de ahí. Va ataviada con un vestido típico andino. De pronto, entra en escena el cóndor, quien le dirige una mirada astuta y la saluda.

Cóndor: Buenos días, pastorcita. ¿Qué haces aquí tan solita?

Pastorcita: Buenos días, estoy cuidando a mi rebaño, pero es un poco aburrido.

Cóndor: Si quieres podemos jugar a algo para que no lo pases tan mal. ¿Te gustan las cargadas?

Pastorcita: ¿Las cargadas?

Cóndor: Sí, primero tú me cargas a mí y luego yo te cargo a ti. A ver quien es más fuerte.

La pastorcita y el cóndor comienzan a jugar. Primero, él se sube a la espalda de ella y luego, ella hace lo mismo. Pero cuando esto ocurre, el cóndor no la deja bajar y sale corriendo de escena mientras la muchacha grita.

Pastorcita: ¡Bájame! ¡Bájame! ¡Mis ovejas!

SEGUNDO ACTO

Entra en escena el cóndor con la pastorcita en su espalda. Ahora se encuentran en la cueva del animal. La pastorcita se baja asustada y se abraza.

Pastorcita: No me gusta aquí, ¡hace mucho frío! Quiero volver con mis ovejitas.

Cóndor: Esta va a ser tu nueva casa, ¡he decidido que serás mi esposa! Ya verás que bien nos casaremos.

Pastorcita: ¡No, no! Yo no quiero casarme.

Cóndor (riendo): Pero que cosas dices, ¿sabes el honor que es ser la esposa de un gran señor como yo? Iré a prepararlo todo para nuestro banquete de bodas. No tardo en volver.

El cóndor sale de escena y la pastorcita se mueve nerviosamente por todo el escenario, como tratando de buscar una salida. Entra el picaflor en escena.

Picaflor: ¿Una humana? Qué raro encontrarte aquí, ninguna persona es capaz de subir tan alto en las montañas.

Pastorcita: Yo no subí, el cóndor me trajo y quiero volver a mi casa.

Picaflor: ¡Ya me parecía a mí! Bueno, si quieres yo te puedo mostrar como bajar… pero a cambio, quisiera ese collar tan bonito que tienes.

Pastorcita: Toma, (se lo da).

Picaflor: Sígueme.

Salen de escena.

TERCER ACTO

La pastorcita entra corriendo en su casa, donde su papá se encuentra cocinando algo en la estufa.

Pastor: Hija, ¿dónde te habías metido? Ya iba a ir a buscarte.

Pastorcita: El cóndor me robó, papá. Quiere que me case con él y creo que me vio cuando escapé de su cueva.

Alguien toca la puerta fuertemente.

Pastor: Escóndete.

La pastorcita le hace caso y él agarra la olla que tiene en la estufa.

Pastor: ¿Quién es?

Cóndor: Buenas tardes, señor. Vengo buscando a una muchacha.

Pastor: Creo que la ha encontrado.

Abre la puerta y le echa al cóndor el caldo hirviendo encima, haciendo que este se retuerza de dolor y huya.

Pastor: ¡Y como vuelva por aquí, le voy a arrancar todas sus plumas! ¡Pájaro mañoso!

La pastorcita sale de su escondite.

Pastorcita: ¡Gracias, papá!

El pastor y su hija se abrazan.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (4 votos, resultado: 19,50 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: