La salida más fácil

Publicado por: Eve

Descripción: Ilena es una adolescente que sufre acoso en la escuela. Su madre, una famosa actriz, es incapaz de ayudarla, ocasionando que tome una terrible decisión.

Personajes: Ilena, Marcia, Jessica, Amigas de Jessica

PRIMER ACTO

En un baño escolar, Ilena se encuentra lavándose las manos. Se mira al espejo y suspira.

Ilena: Vaya forma de pasar un cumpleaños, hasta ahora ni un mensaje he recibido de mi papá. No sé ni para que vine a la escuela.

Entran en escena tres chicas guapas, con sonrisa petulantes en sus rostros.

Jessica: Pero miren quien está aquí, si es la feíta del salón.

Ilena: ¡Déjame en paz, Jessica!

Jessica y sus amigas ríen de manera desagradable.

Jessica: Ay Ilena, yo solo digo lo que veo, no puedes culparme por decir la verdad. ¡Mira que gorda y desarreglada estás! No puedo creer que alguien como tú, sea hija de una actriz tan importante como tu madre. ¡Marcia siempre se ve tan divina en la televisión!

Ilena la empuja.

Ilena: ¡Ya basta! ¿No entiendes que no quiero escucharte?

Jessica: ¡A mí nadie me empuja, cerdita!

Entre ella y sus amigas arrinconan a Ilena, mientras ella protesta y las chicas la insultan y le pegan.

SEGUNDO ACTO

Ilena entra en su casa triste y lastimada. Su madre se encuentra arreglando el comedor con un pastel y varios platos con bocadillos.

Ilena: ¡Mamá! Si te acordaste de mi cumpleaños.

Marcia: ¿Qué? ¿De qué hablas? Estoy preparando una reunión para la productores de mi próxima telenovela, que vienen dentro de poco a comer. Por cierto, necesito que te quedes en tu habitación, ya sabes que son gente muy importante y no quiero que los molestes.

Ilena: ¡Eso es lo único que te importa! ¡Tus productores y telenovelas! ¡¿Por qué nunca me pones atención, mamá?!

Marcia: Ay hijita, no seas melodramática. Anda, ve a tu habitación y después de la reunión te subo algo de comer. Entiendo que esto es muy importante para mí.

Ilena sale corriendo de escena.

TERCER ACTO

En su dormitorio, Ilena arroja sus cosas y se mira al espejo.

Ilena: ¡Ni siquiera te importó saber lo que me había pasado! ¿Por qué eres así conmigo, mamá?

Toca su reflejo y luego descarga sus puños contra el espejo, frustrada.

Ilena: ¡Estoy harta de mi vida! ¡Mi madre me ignora! ¡Mi padre ni se acuerda de mí y todos en la escuela me odian! ¡Soy tan gorda, tan fea! ¡Tan poca cosa! La única salida… la única salida es irme de este maldito infierno.

Ilena abre su cajón y saca un frasco de pastillas, las cuales ingiere entre sollozos.

Ilena: ¡Ojalá te arrepientas por esto toda tu vida, mamá!

Vuelve a golpear el espejo con sus puños, hasta romperlo en decenas de cristales y cae al suelo, desmayada. Segundos después Marcia entra en escena, abriendo la puerta de golpe.

Marcia: ¡Ilena! ¡¿Qué ha sido eso?! ¡¿Ilena?!

La mujer se arrodilla junto a su hija, intentando hacerla reaccionar y gritando por ayuda.

Marcia: ¡¿Qué hiciste, hijita?! ¡¿Qué hiciste?!

Ilena reacciona por breves segundos, mirándola débilmente.

Ilena: Lo que siempre quisiste, mamá. Lo que siempre quisieron todos. Ya no seré un estorbo para nadie.

La muchacha se queda inconsciente y Marcia rompe a llorar.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas11 estrellas12 estrellas13 estrellas14 estrellas15 estrellas16 estrellas17 estrellas18 estrellas19 estrellas20 estrellas (22 votos, Calificación: 18,09 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: