Los amantes incautos

Publicado por: Dana

Los amantes incautos

Jean Paul:

Pero, ¿qué estoy haciendo aquí todavía? – intenta calmar su impaciencia, recapacita – En realidad solo llevo esperando 5 minutos, pero estoy tan alterado…

Narrador:

J.P. comienza a dar vueltas en torno a la farola de manera distraída, sin dejar de mirar el reloj cada poco rato. Espera otros 30 segundos y hace amago de irse decidido, pero poco después vuelve ya por fin aceptando la situación con reservas.

Llega una mujer con aspecto algo desgarbado, llegando con prisa, pero bien vestida, con elegancia y un sombrero. Se acerca a J.P por su espalda.

Elaine:

– Disculpe, ¿es usted Jean Paul?. – pregunta cautelosa.

Narrador:

Jean Paul se da la vuelta y la mira algo sobresaltado.

Jean Paul:

– En efecto soy el mismo. Pensaba que ya no vendría.

Elaine:

– Lo siento, he perdido dos autobuses para llegar aquí. A veces no nos favorece la suerte.

Jean Paul:

– No se preocupe, me hago cargo. – replica gentilmente. – Supongo que no ha venido para decirme que se echa atrás. – añade con una sombra de preocupación repentina.

Elaine:

– Por supuesto que no, cuando desee comenzamos, solo sígame hasta el lugar.

Narrador:

J. P. e Elaine salen de escena caminando despacio, mirando al frente y sin hablar.

Cambio de escenario

Ahora nos encontramos en otra escena, en primer plano tenemos el frontal de una café, al fondo dentro del mismo hay una pareja de amantes haciéndose carantoñas.

Narrador: 

Se ve cómo se acercan J. P. e Elaine por la calle y se asoman un poco para mirar por la ventana. J.P. se asoma demasiado e Elaine le coge y le mira para indicarle que sea prudente.

J. P. pierde pie un momento cuando al poco tiempo se da cuenta de lo que está ocurriendo.

Elaine:

– He pensado que debía usted saberlo. Yo lo descubrí solo hace unos días y no he podido dormir pensando en qué acción tomar. Aún no sé qué hacer con respecto a mi esposo, pero sí que sentí que usted tenía derecho a saberlo también, pues igualmente es su mujer. – lo dice mirando al suelo, algo arrepentida de haber llevado a J. P. hasta allí al ver su reacción.

Jean Paul:

– Le doy las gracias, ya estoy más recuperado del golpe. – no puede dejar de mirar hacia los amantes, pero ahora su máscara es de ira. – Ahora, si me disculpa, yo sí sé que determinación tomar.

Narrador:

Elaine, asustada puede ver como J.P saca un arma de debajo de su gabardina. Sin embargo, intenta detenerle sujetando la muñeca de J.P. Forcejean y al final J.P. dispara sin querer hacia Elaine. Tras un momento de estupefacción, sale huyendo con la ropa salpicada de sangre.

Los amantes, mientras, son completamente ajenos a lo ocurrido fuera.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (39 votos, resultado: 16,59 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Dana

Te Recomendamos:

Publicado por:Dana

Escritora aficionada de literatura breve, amante de los buenos libros, el cine,la música y los animales. ¡Estudiante de arte y enamorada de la vida a cada segundo que pasa!