Los dos perros hambrientos

Publicado por: Grecia

Personajes:

Perro 1

Perro 2

¿De qué trata?

Un par de perros jugando en un parque se divierten hasta que uno de ellos la lanza al agua, ambos tenían hambre desde hace varios días. Con buena suerte se encontraron un hueso que estaba dentro del lago, ahora tendrían que pensar ¿Cómo sacarlos de allí para compartirlo?

En medio del parque se encuentran los dos perros jugando con una pelota.

Perro 1: ¿Has escuchado lo mismo que yo?

Perro 2: Eh no, la verdad no escuché nada de nada.

Después de un rato que se encuentran jugando con la pelota.

Perro 1: Escucha lo que te digo, es un ruido bien extraño.

Perro 2: ¿Qué ruido? No entiendo

Perro 1: No me digas que esta vez, tampoco lo has escuchado.

Perro 2: ¡Bueno ya se a lo que te refieres! Ese es mi estómago y suena así porque tengo mucha hambre, solo sigamos jugando y ya no digas nada.

Siguen jugando con la pelota, pero de un momento para otro la pelota cae en lo más profundo del lago de en frente.

Perro 1: ¿Qué has hecho? No puede ser ¿cómo seguiremos jugando?

Perro 2: Yo iré a buscar la pelota. (se acerca al lago y fue cuando vio un hueso reflejarse en lo profundo)

Perro 2: ¡Oh no! He encontrado un hueso. Ahora si se terminará nuestra hambre.

Perro 1: ¿No crees que pudo ser la pelota que llegó a convertirse en hueso cuando atravesó el lago? Puede haberse tratado de eso.

Perro 2: Te estoy hablando en serio, se trata de un hueso el que se ve a lo profundo del lago.

Perro 1: Si, tienes razón, pensé que era una broma. ¡Si es un hueso!

Perro 2: Es justo lo que necesitamos, tenemos que ir por él si queremos que el hambre no nos mate.

Perro 1: ¿Y cómo piensas que lo sacaremos?

Perro 2: Tenemos que pensar en algo que sirva de verdad. Tengo una idea, podemos tomarnos toda el agua y así tener el hueso mucho más cerca para mí.

Perro 1: Será para nosotros dos.

Perro 2: Exacto, es lo que he dicho.

Los dos perros comienzan a beberse el agua del lago y se dan cuenta de que ya han quedado muy llenos y gordos.

Perro 1: Ya no me cabe más agua

Perro 2: tienes que seguir bebiendo el agua si queremos conseguir el hueso.

Perro 1: Pero ¿cuánta agua más crees que me cabe?

Perro 2: sigue bebiendo todo lo que puedas.

Perro 1: me parece que esa no era una buena idea. Nunca vamos a terminar, esto tiene mucha agua.

Perro 2: Lo siento, pensé que esa sería una idea genial, pero también creo que no servirá.

Perro 1: si tu quieres quédate con el hueso, yo me voy esto no se terminará así de fácil. Me retiro, Adiós.

Perro 2: Aprendí que esta idea no tuvo nada de resultado para poder conseguir el hueso pero al menos si es seguro que no me moriré de sed.

Tiempo más tarde el perro 2 se dio por vencido y prefirió seguir luchando para no morir de hambre y conseguir la comida por otro lado más fácil.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (11 votos, resultado: 14,64 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Grecia

Te Recomendamos: