Mamá… Papá… soy gay

Publicado por: Eve

Descripción: Beto tiene una confesión muy importante que hacerle a su familia. El asunto toma un giro cómico y desafortunado para el adolescente.

Personajes: Beto, Patricia, Madre, Padre, Abuela

ACTO ÚNICO

Una familia se encuentra sentada a la mesa. El papá, la mamá, el hijo adolescente y una joven no mucho mayor que él. En una mecedora cercana, una anciana moja un pedazo de pan en una taza de café con leche, balancéandose tranquilamente.

Nos enfocamos en Beto, el hijo menor. Va vestido con jeans, converse rosas y una camisa polo blanca. Tiene aspecto pulcro, al contrario de su hermana, quien va vestida con chaqueta de cuero y una camiseta de un grupo de rock. Se ve nervioso. Respira hondo y se aclara la garganta para llamar la atención de su familia. Sus padres no dejan de hablar de cosas sin importancia y su hermana mira el teléfono. La abuela refunfuña.

Beto vuelve a aclararse la garganta ruidosamente, haciendo que todas las miradas se vuelvan a él.

Beto: Disculpen… tengo algo importante que decirles.

Sus padres se observan entre sí con sorpresa. Su hermana, Patricia, apenas si despega la mirada de su móvil.

Mamá: ¿De qué se trata, Betito?

Beto: Ay sí, bueno… (retorciéndose las manos), esto es extremadamente difícil para mí y sé que va a ser un shock para ustedes… ¡pero que sepan que yo estoy muy orgulloso de quien soy y no me importa lo que digan!

Papá: Bueno Beto, ¿puedes decirnos ya qué te pasa de una vez?

Beto respira profundamente.

Beto: Papá… mamá… soy gay.

Un incómodo silencio se apodera del comedor. La abuela ahora está mirando a su nieto con incredulidad y Patricia también lo ve, sorprendida.

Papá (a su esposa): ¡Te dije! ¡Te dije que un día de estos lo iba a aceptar, si ya lo veía venir!

Mamá: Pues sí que se ha tardado bastante.

Beto: ¡Esto es lo que soy y no pueden cambiarme! No se atrevan a decirme q-eh… un momento, ¡¿ustedes ya lo sabían?!

Mamá: Ay hijito, ¿cómo no lo íbamos a saber? ¡Si desde chiquito te gustaba jugar con Barbies!

Papá: Nunca quisiste jugar al fútbol, ni con coches de carreras.

Abuela: ¡Yo creo que a ese muchacho se le ha metido el diablo dentro! ¡Eso les pasa por no bautizarlo!

Papá: ¡Qué diablo va a tener! Mamá, la edad ya ta está afectando.

Beto: ¿Pero cómo? ¡Yo creí que está revelación los iba a destrozar! ¡Llevo años tratando de encontrar mi identidad!

Mamá: Ay Betito, eso porqué te encanta hacer un drama de tu vida. Si todos lo hemos sabido desde siempre. Bueno, menos tu abuela que es una santurrona.

Patricia: Que guay, ahora voy a poder sumarme a los hashtags de las redes sociales. (Se acerca a Beto y rápidamente se toma una selfie con él). Hashtag, LGTB, Orgullosa de mi hermano gay. ¡Cuando se enteren mis amigos!

Papá: Así al menos no vas a dejar a ninguna chica embarazada como ese pelele de tu amigo Juanito.

Beto (enfurruñado): ¡No es justo! Así no fue como imaginé este momento.

Mamá: ¿Cómo lo imaginabas?

Beto: ¡Lleno de drama! ¡Conmoción!

Beto sigue discutiendo mientras su familia no le da importancia.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (22 votos, resultado: 12,36 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: