Poca plata y mucho susto.

Publicado por: Un Fan del Blog

Autor: Aldo Bacchi (fan del blog)

Personajes:

Padre: José María. Muy trabajador y responsable, preocupado por las cosas que pasan en la familia, algo alterado.
Madre: Mary. Ama de casa, le gusta vestir bien, darse gustos, tranquila, algo inconsciente.
Carlitos: Hijo menor del matrimonio, 13 años.
Yamila: Hermana mayor de Carlitos, 14 años.

Al levantarse el telón, la escena representa el living y la cocina de una casa de clase media. El padre de familia (José María) está sentado en un sillón trabajando para su empresa con su computadora. La esposa viene con paso apurado de su habitación, dirigiéndose a la puerta de salida.

Comienza la acción

Mary Adios querido, voy a pilates y después a hacer algunas compras.

José M. ¿Compras ? ¿y cuanto vas a tardar?.

Mary Y, voy a tardar tanto como…., una pulsera, un vestido y un par de zapatos.

José M.  (Parándose de golpe y haciéndole que espere con la mano) No, no, no, no tengo

tanto tiempo !!, no tengo tanto tiempo !!

Mary      (Hace caso omiso al comentario y sale haciéndole un saludito con la mano moviendo los dedos) ¡bye !.

José M. (Remedando) ¡bye!, ¡bye!, siiii, by pass es lo que me van a tener que hacer a mi.

(Se serena, reflexiona y comienza a monologar) Como voy a hacer para seguir trayéndome trabajo a casa, si cada cosa que pasa es para preocupación. Y minga me voy a poder concentrar, y ya se, seguro voy a hacer macanas, y cuando lleve las cosas al trabajo me van a cagar a pedos, y la reputación que me gané con el tiempo y con tanto esfuerzo, la voy a perder en unos segundos. Pero es inútil, esta situación la tengo que manejar y de la manera más correcta,… y la manera más correcta es como principio tranquilizarme, hacer las cosas bien, y hacer valer mi condición de jefe de familia.

José M. (Continúa trabajando algo más tranquilo y aparece uno de los dos hijos, el menor llamado Carlitos)

Carlitos Hola pa.

José M. Hola Carlitos como estás ?

Carlitos Bien, te quería decir algo.

José M. Si, decime.

Carlitos Me podés dar 50 pesos.

José M. (Experto en este tipo de aprietes, reacciona rápido) ¿40?, para que querés 30 si con 20 te alcanza, tomá 10 y dale 5 a tu hermana.

Carlitos (Gritando y zapateando de bronca), Noo!! esto no me alcanza para nada !!

José M. Bueno, entonces no lo malgastes.

Carlitos (Se va enojado y José María continúa trabajando por un rato, cuando entra la hija menor Yamila)

Yamila (Muy cariñosa) ¡Hola Papucho!

José M. (Frunce el ceño, desconfiando) ¡Hola Yami!

Yamila ¿Estás trabajando pa?.

José M. No, si voy a estar buscando un Pockemon con el Google Earth.

Yamila Sabés papi, que vos sos el mejor papá del mundo.

José M. (Parándola) No no no, no me considero el mejor papá del mundo, ni creo estar cerca de serlo.

Yamila Bueno, si no sos el mejor papá del mundo, ….¡podés llegar a serlo!.

José M. (Resignado. Al aire) ¡Y ahora que me va a pedir!.

Yamila (Se acerca, le toma la mano. Tratando de dar lástima) Ayer, estábamos con mis amigas en la plaza, y vi que todas tenían zapatillas nuevas, ¿adiviná, menos quien?.

José M. (Evadiendo) ¡Ni idea!, ¡ni idea!.

Yamila ¡Yo!, que desde hace un año que estoy usando las mismas.

José M. (Asombrado) Ah, ¿vos hace un año que usas las mismas?. Yo, estos mocasines que tengo, hace cinco años que los estoy usando, ¡y ya les cambié dos veces, media suela y taco!, y sabés que me cantan los muchachos en el trabajo, escuchá…(va a la computadora y pone el tema zapatos rotos).

Yamila (Apurándolo) Ay papucho, no seas malo, a Nico les compraron unas hace poco.

José M. Y que querés Yami, le había crecido el pié,…!y se le veían los dedos!.

Pausa breve

José M. ¡Ah!, y te aclaro, no quiero ser el mejor papá del mundo….. y, cambiando de tema, ¿dónde estuviste hasta ahora?.

Yamila ¡Durmiendo!.

José M. Pero si son las 12 del mediodia.

Yamila Si, ya lo se, lo que pasa es que ayer estuvimos de pijama party en casa de Marce y vine a las 7, ¿ te olvidaste ?

José M. Ah, si!, ¿y como la pasaron?, ¿que hicieron?.

Yamila Re bien, estuvimos largo rato de charla, vimos una película, y después compramos algo para picar.

José M. Bueno, vos tenías los 100 que te había dado el día anterior.

Yamila Si, pero me gaste todo.

José M. Como ¿100 en algo para picar?.

Yamila En realidad gasté 60.

José M. O sea que te quedaron 40

Yamila No porque 40 le debía a Marce que me había prestado anteayer.

José M. A propósito de gastar, ¿Carlitos te dio los 5 pesos?.

Yamila ¿Que 5 pesos?

José M. (Ocultando) ¿5 pesos?, ¿quien dijo 5 pesos?.

Yamila Vos papá.

José M. Ah ,,,,si… puede ser,… es que estoy tan loco con el trabajo, que pienso en números y pesos todo el dia !!

Yamila (Comienza a irse y se vuelve hacia el Padre) Ah, pa, ¿vos sabés que pasa en diciembre?.

José M. No se, muchas cosas, Navidad, fin de año, …ah, y después vienen los reyes.

Yamila No pa, ¿que me pasa a mi ?

José M. (Mostrando despreocupación) No querida, no te va a pasar nada, quedate tranquila.

Yamila Vos no entendés papá,… a ver,… hoy tengo 14 y mi cumple es en diciembre.

José M. Si hija, como me voy a olvidar que tu cumple es en diciembre.

Yamila Si pa, pero no es un cumple cualquiera, cumplo 15.

José M. Ah… si… claro….. cumplis 15….. ,¿entonces?

Yamila Y cuando una chica cumple 15 que se hace.

José M. ¡Ya se!, se le canta el cumpleaños feliz!!

Yamila Por supuesto, se le canta el cumpleaños feliz, ¡en el festejo!.

José M. Y claro que lo vamos a festejar, nos vamos a reunir en casa todos los de la familia, haremos una torta, descorcharemos un champagne y brindaremos.

Yamila (Ridiculizándolo) No, en casa no pa, eso se hace en un salón !!

José M. Ah…claro… en un salón.

Yamila Si en un salón, con 50 ó 60 personas (con cara de poco y levantando los hombros

dice) no más que eso, y se contrata un servicio de lunch.

José M. (Azorado) ah, si, un servicio de lunch

Yamila Y lo que faltaría es.

José M. ¡No, nada, no falta nada, ya esta todo!.

Yamila Hay pa, ¡el vestido!. A una fiesta de 15 la del cumpleaños no va vestida asi nomás.

José M. (Sin fuerzas) Claro, no va vestida así nomás.

Yamila Pero no te hagas problema pa, para no quitarte tiempo, y para que veas que somos contemplativos con vos, ya mamá se está encargando de ir averiguando cuanto saldría todo. Pero la mejor noticia que tengo para darte, es que tanto el salón como el lunch, (con alegría) !! Se pueden pagar en cuotas !!

José M. (Destruído, resignado) ah menos mal,… se pueden pagar en cuotas.

(Yamila se va, y José María se sienta en el sillón con la mirada perdida, ausente, y cara de no entender nada por un largo rato, luego recupera la voluntad, y sigue trabajando un rato hasta que aparece Mary luego de hacer sus compras, y al abrir la puerta con 3 bolsas en la mano dice).

Mary ¡Hola viejo!.

José M. (Enfadado) ¡Viejo son los trapos!.

Mary (Se sienta al lado) ¡Ah!  hablando de trapos (mirando las bolsas) quiero mostrarte algo.

José M. ¡Oh no!.

Mary (Saca un vestido) Mirá que lindo vestido, es para el verano que viene, ¡pero como estaba con descuento lo compré!.

José M. (Mirando el vestido. Resignado) ¡No lo puedo creer!.

Mary ¿Tanto te gusta?.

José M. No, no puedo creer que ya estés gastando a cuenta del verano que viene.

Mary (Pasándole la mano por detrás del cuello cariñosamente) Hay sabés querido, yo te voy a decir lo que pienso. El dinero es como el pene!!

José M. Si, siempre es poco y no alcanza.

Mary No querido, va y viene, va y viene.

José M. Eso es lo que vos crees, en esta casa el dinero va, va, y nunca viene.

Mary ¡Ay, vos siempre protestando! (se va tarareando todo contenta con sus bolsas a su habitación y antes de llegar, grita)

Mary Vayan acomodándose en la mesa que ya vamos a almorzar, ¡compré comida hecha¡.

José M. ¿Comida hecha?. ¿Todo se compra hecho en esta casa ?. (se golpea la frente con los puños, de impotente).

(Luego de acomodarse los 4 y con la comida servida, comienzan a almorzar)

Mary Sabes querido, me cambiaron el horario de gimnasia para el martes y yoga para el jueves.

José M. (Irónico) ah, te comprendo, que ocupada estás. (Mirándola) sabes lo que escuche hoy en la radio.

Mary ¿Algo interesante?

José M. Si, cosas de la vida diaria, realidades.

Mary ¿Y que es ?

José M. Dice… el hombre compra por 2$ un producto que vale 5 y que necesita, y la mujer compra por 5 un producto que vale 2 (mirando a Mary) ¡y que no necesita!.

Mary No se, no lo entiendo.

José M. ¿Como que no lo entendés?

Mary No, no lo entiendo!!!, además, siempre me costaron las matemáticas.

(Siguen almorzando. Pausa breve).

Yamila Pa.!!

José M. Si Yamila.

Yamila Tengo dos cosas para decirte, una buena y una mala, cual querés que te diga primero?

José M. Bueno, viste que siempre se pide la mala primero, pues vamos a cambiar, decime primero la buena.

Yamila Me saqué 10 en matemática.

José M. Por fin una buena, te felicito mi amor,…y la mala?

Yamila ¡Que es mentira!.

(Risas de Yamila y Carlitos festejando)

José M. (Enfurecido y golpendo la mesa) ¡Basta!.

Yamila (Arrepentida) perdoname papá, solo fue una broma.

José M. Uds me van a volver loco, nunca una buena, nunca una alegría, y además son una máquina de gastar plata….. plata, oro, bronce, lo que venga gastan ustedes.

Si seguimos así, lo único que me va a quedar por hacer es conseguirme otro trabajo, además del que tengo… (Frunce el ceño. Mirando a todos) ooh… salir a robar, para mantenerlos a ustedes.

Ya no se que hacer, hago todas las horas extras que puedo, ya no tengo tiempo para nada, a veces hasta me voy a trabajar sin desayunar para poder dormir un rato más, y hasta pienso en bañarme con la ropa puesta para no perder tiempo,…!así no puedo seguir!..(firme)¿ustedes me quieren ver enfermo a mi?

(Se miran. Los tres al unísono)  ¡Noooooo!.

(José María hace un silencio y respira profundo. Ahora más sereno continúa)

(Triste) Estoy mal,… me siento un hombre fracasado.

Mary (Tomándole la mano) Hay por favor querido, ¿que estás diciendo?, vos sos un hombre exitoso !!

José M. ¿Vos sabés que es un hombre exitoso?.

Mary Si, un hombre que trabaja en una empresa y consiguió un cargo con el sacrificio de muchos años, eso se llama un hombre exitoso.

José M. No, no, un hombre exitoso es aquel que logra ganar lo suficientemente más, de lo que una mujer puede gastar….!y ese no es mi caso!.

Mary (Disimula, mira para otro lado). Pausa breve.

José M. No se, no se,… lo otro que me queda por hacer, es vender el auto, (todos hacen no con la cabeza) aún con lo que queremos a ese auto, con las satisfacciones que nos dio, las veces que fuimos de vacaciones con el, y siempre fiel. ¿Se acuerdan cuando fuimos con la abuela a Tucumán?, se bancó el viaje y todas las excursiones que hicimos por las sierras, (continúa con melancolía y lloriqueando), pero estoy seguro que a ninguno de ustedes, le gustaría que venda el auto, (todos dicen no con la cabeza) por culpa de los excesivos gastos que hay en esta casa. (Se golpea el pecho) !! Ese auto ya es parte nuestra, es como algo espiritual !! (todos dicen si con la cabeza).

Pausa breve.

Mary ¿Y cuanto te dan por el auto?.

José M. (Se levanta con una mezcla de bronca e impotencia, se dirije a la puerta y comienza a golperse la cabeza contra ella y Carlitos va en su auxilio)

Carlitos Papá no hagas eso por favor

José M. (Abrazando a Carlitos) Si, tenés razón, es una locura lo que estoy haciendo, casi me rompo la cabeza.

Carlitos (Asintiendo, con ingenuidad) Siii, y la puerta.

(Termina el almuerzo, queda solo José Maria)

José M. No le encuentro la vuelta a todo esto, ¡no le encuentro la vuelta!. Esta situación se me escapó de las manos. El sueldo no alcanza, las horas extras tampoco. ¿Otro trabajo?, ¿cuándo?, si no tengo tiempo, ni para cepillarme los dientes. (Piensa). Lo único que me falta, es salir a robar, ….(sorprendido) ¡salir a robar!. ¡No!, es una locura. Eso es para delincuentes, ¡y yo no lo soy! (Piensa). Bueno, delincuente no soy, pero ante la necesidad, podría serlo. No me queda otra, no me queda otra que salir a robar, (piensa) y tal vez no sea tan sencillo. Debo familiarizarme con el idioma tumbero. Algunas cosas ya se. A la policía le dicen cobani,… al revólver fierro. (piensa) Eso si, debo cambiar mi forma de expresarme, no puedo apuntarle a alguien y decirle, disculpe el feo momento señor, ocurre que estoy necesitando dinero que usted tiene, así que le pido por favor, si tiene la amabilidad de transferírmelo en este momento, ¡no!. A ver como sería (Piensa. Cambia la voz), te estoy apuntando con el fierro, dame la mosca, rajá, rajá, no te des vuelta y no se te ocurra llamar al cobani, (se frota las manos) ¡es una papa, ya lo tengo, ya lo tengo!.

Empiezo así, y si me va bien, ¡hasta creo que largo el laburo!. Ya estoy saturado de traerme trabajo a casa los sábados y domingos para cobrar unos mangos más, y ¿para que?, si igual la plata no les alcanza.

Esta noche debuto, me voy a la plaza de la vuelta que está medio oscurita, y ¡zácate!.

(Es de noche, piensa) A ver, a ver, que puedo usar de entrada. (Encuentra un cortaplumas, lo abre, apunta, pone cara de malo. Repite, dame la mosca, rajá rajá, no te des vuelta y no se te ocurra llamar al cobani. Practica, apunta, camina).

Cambio de luces. Queda iluminado solo el foro a media luz, simulando plaza. Hay una silla en lugar de banco de plaza. Se sienta y espera a sus víctimas. Aparece un hombre solo, le apunta con el cortaplumas.

¡Dame la mosca, rajá, rajá, no te des vuelta y no se te ocurra llamar al cobani!.

Víctima ¡Que te pasa flaco! ¿sos pelotudo?, andá a limpiarte las uñas, con esa mierda.

(Vuelve decepcionado a su casa, y deja el cortaplumas en la mesita del living. Amargado y pensativo, recuerda que tiene un revólver escondido en casa. Lo busca, lo encuentra y sale nuevamente a robar)

(Viene caminando una pareja muy acaramelados, besándose y abstraídos del mundo, les pone el arma en la espalda, repitiéndole lo anterior, ellos no lo escuchan y siguen caminando y besándose apasionadamente. Muy desilusionado, se sienta en el banco. Aparece un señor solo, le apunta y repite la advertencia. El hombre lo mira sorprendido y le dice).

Víctima ¡José María!, ¿que estás haciendo a esta hora en la plaza, con un revólver?.

José M. ¡Es que yoo!… ¡eestoy ensayando una escena, para una obra de teatro!.

Víctima ¡Ah! ¿estudias teatro?, ¡que bueno!, ¿dónde?.

José M. Eh, por acá cerca.

Víctima ¿Y llevas mucho tiempo practicando la escena?.

José M. ¡No, es la tercera vez!, (triste) ¡pero no me sale!.

Víctima ¿Y siempre salís a esta hora a ensayar?, ¡es peligroso, te pueden asaltar!, pero no te desanimes, metele para adelante. ¡Chau José María!.

José M. (Amargado) Chau. (Se sienta nuevamente, con el brazo colgando y el revólver en la mano). (Aparece un ladrón, se pone por detrás y le apunta con un arma)

Ladrón ¡Dame el revólver, rajá, rajá, no te des vuelta y no se te ocurra llamar al cobain!.

(Se va José María por un lado y el ladrón por el otro).

José M. (Llega a su casa. Está en el living. Sobre la mesita había dejado el cortaplumas.

Se lo ve agoviado. Entra Mary).

Mary (Ve el cortaplumas) ¿ Y eso, para que es?.

José M. Hee…me dijeron que es bueno para limpiarse las uñas.

(Sale de escena Mary)

José M. (Piensa, reflexiona) Bueno, bueno, ya pasó, ya pasó, me cepillo los dientes y me acuesto, a ver si mañana que es domingo, me levanto mejor.

(Luego se recuesta en el sillón, comienza a pensar como hacer para encarrilar toda esa situación que le escapó de las manos. Se le ocurre algo y comienza a hablar solo. ¡ Eureka!, me estoy acordando de Claudia y Mario nuestro matrimonio íntimo amigo.

Tal vez si le cuento todo esto a Mario, el me pueda ayudar a salir adelante, tal vez se le ocurra algo. Además una vez lo salvé ante Claudia por el chanchuyo que se mandó en el trabajo con esa minita, que si no me hubiera salido esa de la galera, lo hubieran acogotado. Yo realmente tengo la mente obstruída, esto ya me superó, y la verdad en el psicologo no quiero terminar, es muy tedioso tantas sesiones a lo largo de meses, confio que pensando con Mario, algo se nos ocurrirá. (Mirando el reloj) Hoy ya es tarde, mañana a la mañana lo llamo y converso con el.

(Al otro dia y sin la presencia de la familia) a la mañana lo llama a Mario)

José M Hola Mario como estás.

Mario Todo bien por acá, me imagino que por ahí también.

José M Que mala imaginación que tenés.

Mario Pero che, que te pasó.

José M Que me pasó no ¡ que me está pasando.

Mario Contame !!

José M Mirá estoy atravesando una situación difícil y no se como solucionarla.

Ocurre que, vos sabés, mi sueldo no es malo pero tampoco es brillante, y lo que está pasando es que estamos gastando más de lo que gano y además vos conoces a Mary, es una excelente madre pero pareciera inconsciente de la situación, y los chicos viste, son chicos, entonces se me ocurrió llamarte a vos a ver si me podes dar una mano.

Mario Bueno decime, ¿necesitás dinero?.

José M No, no Mario, no es eso.

Mario Decime de que se trata José, haré todo lo que esté a mi alcance.

José M Es que en realidad no sé lo que tenés que hacer, ya te dije que no tengo reacción, te pido por favor que pienses por mi, a ver si se te ocurre algo, para que todo esto tome su cauce normal.

Mario No es fácil, las cuestiones hogareñas son complejas, pero bueno, dame tiempo y veo que se me ocurre, ¿si?.

José M   Y si, otra no me queda, por favor cuando tengas algo, llamame, …gracias.

Mario Por favor José, chau, te llamo.

(El mismo domingo por la tarde suena el teléfono, es Mario para José, lo escucha

José M por un rato, luego contesta) Y te parece que eso puede andar; bueno lo hacemos,…pero por favor que esto quede entre nosotros dos Mario.

(Lunes por la mañana. Suena el timbre, atiende Mari)

Mary Buenos dias, que se le ofrece señor?

Afip Buenos dias señora, soy de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

Mary ¿De la Afip?.

Afip Asi es señora, vengo a entregarle esta documentación, que contiene una serie de informaciones que resultan de una investigación que está realizando nuestro organismo, con muchos hogares de este país, acerca de los ingresos y egresos de dinero.

Mary (Con temor) Y… ¿eso para que es?.

Afip Evidentemente hay familias cuyos egresos, o sea los gastos; ¿me entiende señora? superan los ingresos, o sea, las entradas.

Mary Ah no no no, pero ese no es el caso de esta familia !! … ¿no?.

Afip Lo desconozco señora, no tengo acceso a esa información, se le hará entrega en sobre cerrado y con firma de recepción.

(Mari recibe el sobre, firma la recepción, saluda al mandante y entra en la casa)

Mary (Habla en voz alta) Yo no voy a esperar a José para darle esto, necesito verlo ya!!.

Ay, pero esto está mal, además si se entera, …… no importa está mal pero lo voy a hacer igual.

(Abre el sobre y comienza a leer el escrito en voz alta)

Administración Federal de Ingresos Públicos, Familia Benitez, de nuestra consideración. Como consecuencia de seguimientos realizados por esta Administración, con referencia a ingresos y egresos de esa familia, cuyo detalle abajo informamos, surge que los egresos realizados durante el último año, superan claramente a los ingresos. Pasamos a detallar: Ingresos: (Los puntos, son las cifras, que ella lee pero no pronuncia). Salario Sr. José Benitez…..Egresos: Gastos colegio 2 hijos….., gastos de alimentación ….. Gastos de medicamentos ……. Gastos mantenimiento vehículo ….(Lo siguiente lo dice  asombrada y remarcándolo).

¿Gastos indumentaria Sra. Mary?… ¿Clases de Pilates Sra Mary? … ¿Clases de gimnasia Sra. Mary? .. ¿gastos de peluquería Sra. Mary?…¿gastos de perfumería Sra. Mary?.

Oh, no, me quiero morir…. ¿Y como sabe todo esto la Afip?,……¿de donde sacan tanta información?,…… ¿y ahora que hago?.(Sigue leyendo en voz alta).

Por tal motivo y en consecuencia con lo detallado, conminamos a esa familia a regularizar el presupuesto a partir del próximo mes, caso contrario esta Administración se verá obligada, con todo el derecho que le asiste, a prohibir como primera medida, los gastos superfluos, entre los que se encuentran: indumentaria femenina, pilates, gimnasio, peluquería, y perfumería, por el momento.

¡Oh Dios mio!, ¡esto no lo voy a soportar!, que va a ser de mi vida sin mis clases de pilates, …sin mis perfumes,…  ¡sin mis compras en los Shoppings!.

(Sigue leyendo) A la espera que nuestra sugerencia sea aceptada, quedamos a vuestras órdenes para cualquier consulta.

Firmado Juan Perez, gerente presupuesto de hogares.

Mary ¡No!, no le tengo que decir nada de esto a José, esta carta no existe, si se la muestro, cuando la vea se muere, o si sobrevive (con cara de miedo) ¡La muerta seré yo!.

Para colmo hoy ya es 30 de mayo y la Afip lo exige a partir del mes próximo, o sea solo me queda un dia para gastar; eh, digo ¡un dia para arreglar esto!.

¿Y como hago? (Camina y piensa), ya está, ya está, cuando vengan los chicos del colegio vamos a tener una charla.

Por supuesto que nada de esta carta, pero debo hacerme la responsable delante de ellos y aunque lleguen a no creerlo, debemos hacer un acuerdo para controlar nuestros gastos. (al mediodia llegan los chicos del colegio, besos)

Mary Hola chicos, ¿como les fue ?

Carlitos Bien hoy no tomaron examen.

Yamila A mi si, me tomaron lengua, pero creo que anduve bien.

Mary Excelente. Bueno, vayan preparándose y almorcemos. (Durante el almuerzo)

Miren chicos, lo estoy viendo algo preocupado últimamente a papá y no tengo ni idea porque será, pero por las dudas (disimulando) que llegue a ser por los gastos que realizamos (remarca) todos, les pido me ayuden a poder colaborar para poder verlo bien, para verlo contento…¡si!. Como primera medida, esta conversación debe quedar entre ustedes y yo, no se habla nada delante de papá.

Debemos comprometernos a gastar solamente lo necesario, a cortar con los gastos superfluos e innecesarios.

Carlitos Yo no hago gastos innecesarios mamá.

Yamila Yo tampoco.

Carlitos Pero que te pasa mamá, yo te noto nerviosa, con miedo má, ¿te pasa algo?.           

(La madre hace caso omiso a la pregunta, y casi imponiéndose, sigue)

Mary Yo se que ustedes son buenos chicos y me van a ayudar. Hacemos un acuerdo, medimos nuestros gastos, y le damos una sorpresa linda a papá, ¿si?.

(Todos juntan las manos en señal de acuerdo, los chicos con cara de no saber mucho de que se trata).

Pausa. Apagón. Hay un cambio de mes en el almanaque) (Es mediados de agosto. Por la mañana tocan timbre y ocurre lo siguiente)

Mary Si señor, a que se debe su visita

Afip Soy de la Administración federal de ingresos públicos, !! La Afip, vió señora!!

Mary Ah perdone, no lo había conocido.

Afip Prosiguiendo con la evaluación que realiza nuestra Administración acerca de los gastos hogareños, le vengo a entregar la del mes de junio.

Mary (Temerosa y apurada) Si… ¿donde le firmo?.

Afip En la cruz señora.

Mary Muchas gracias y hasta pronto!!

(Al entrar se arrodilla con el sobre en la mano, reza, y dice) Que sea lo que Dios quiera, o mejor dicho lo que quiera yo, pero sea lo que sea, otra carta no le puedo ocultar a José.

(Abre el sobre y comienza a leer el detalle en voz alta, con mucho miedo)

A ver, Ingresos….. Gastos, …. (Apurada) ¿donde está el saldo,? (secándose el sudor de la frente) uf, gracias a dios, (salta de alegria), me salvé !!, me salvé !!.

(Contenta de haber zafado, espera que el marido vuelva del trabajo para darle la buena nueva, y en presencia de los niños, prepara algo para tomar. Llega José María, y Mary mirándole, le dice).

Mary (Disimulando) Ah, vino este resumen de la Afip, que es un detalle de ingresos y gastos de nuestra casa.

José M ¿Un resumen de ingresos y gastos de la Afip?, ¡no sabía que estaban haciendo ese tipo de control!.

Mary Si, si, pero es la primera vez que viene eh !!, y viste que vos una vez dijiste que estábamos gastando más de lo que ingresaba.

José M Si, claro!!

Mary Pero no es así, mirá (y le pasa el resumen)

José M Oh !! Que bueno, no lo puedo creer, pero antes creo que no era así, ¿que pasó?

Mary Es que fuimos conscientes y nos supimos controlar, ! Solitos eh, sin que nadie nos diga nada!. ¡Hemos reducido todos los gastos!.

José M Esto merece un brindis, es muy bueno.

Mary (Con alegría) Si!! abriré un champagne y brindaremos.!!

(Va a la heladera, trae el champagne, y comienzan a brindar. En medio del brindis y muy contento, José M va hacia el teléfono.)

Mary Querido, estamos brindando, a donde vas.

José M (Sin darse cuenta) Aaa.. agradecerle a Mario.

Mary Agradecerle a Mario, ¿que?.

José M Ehhh…..no….., que me llamó para felicitarme para mi cumpleaños y no se lo agradecí.

Mary Ay querido, pero si tu cumpleaños fue el mes pasado.

José M No importa, no importa, me acordé que no lo había hecho y lo haré ahora.

(Ultima escena; mientras el habla por teléfono, sonriente, cerrando el puño como expresando ! lo logramos !), ella se separa un poco de los niños, levanta los brazos y grita tuerte con alegría)

Mary TODO SEA POR LA FAMILIA !!!!!

(Los niños se rien y sin entender, se suman a gritar junto a la madre)

SI, TODO SEA POR LA FAMILIA !!!!!

TODO SEA POR LA FAMILIA !!!!!

(Mary toma de los hombros a los chicos, uno de cada lado, de espaldas al público

caminan en busca de José que termina de hablar por teléfono, da vuelta su cabeza mirando al público, y dice con énfasis). Y ¡..!! EL MIEDO NO ES ZONZO !!

FIN

Obra registrada.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (5 votos, resultado: 17,40 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Un Fan del Blog

Te Recomendamos: