Sancho Panza, el gobernador.

Publicado por: Grecia

Muestra la historia de Sancho Panza como gobernador, donde deberá probar que si sirve para resolver los problemas de la ciudad, pues la responsabilidad es un valor que sobresale en relación al interés propio por mejorar económicamente.

Personajes

Presentador

Sancho

Labrador

Sastre

Presentador: Alégrense amigos de la ciudad, este hombre ha sido nombrado como el nuevo gobernador de la ínsula de Barataria

Sancho: ¡Déjenme en paz! No quiero esto.

Presentador: Creo que están comenzando los problemas en Barataria

Sancho: Yo no sirvo para estos trabajos, déjenme.

Presentador: Hay algún problema?

Sancho: No veo al presentador, ¿quién habla? ¿es un fantasma?

Presentador: No, nada de eso, soy el presentador

Sancho: ¿y qué presentas?

Presentador: Tu historia, la historia de Sancho Panza el gobernador

Sancho: Bien y según tú, ¿qué sucede en la historia?

Presentador: el nuevo gobernador, que ahora eres tu debe resolver la mayoría de los problemas que van sucediendo en la ciudad y que han sido de difícil solución.

Sancho: Eso me ha dicho la gente de fuera de la ciudad, pero les repito que no sirvo para hacer ese tipo de cosas, ni para dirigir los requerimientos de una ciudad.

Presentador: ¿por qué dejaste que te nombraran Gobernador?

Sancho: por la misma razón que todos los que se postulan lo hacen, para engordar mi tripa y también mi cartera.

Presentador: Pero, sino demuestras que puedes ser bueno gobernando, elegirán a otro para ese puesto que si logrará engordar su bolsillo, a diferencia de ti.

Sancho: Por Dios, no quiero eso, entonces si tendré que hacerme cargo de los problemas de la ciudad.

Presentador: Muy bien, ¡así se habla!

Llegan el sastre y el labrador a Sancho

Labrador: Buen día

Sastre: Buen día

Sancho: Buen día que tál?

Labrador: ¿qué opinas de esta tela? Me dijeron que eras un excelente sastre

Sastre: es de muy buena calidad. Soy el mejor de la villa, aunque suene nada modesto.

Labrador: ¿Será que puedes hacer una caperuza con esta tela? ¿Cuánto me cobrarías?

Sastre: Te cobraré 8 soles.

Labrador: Bien, espero hagas un buen trabajo para seguirte contratándote o mejor, ¿puedes hacer dos caperuzas en lugar de una sola?

Sastre: No hay problema pero el costo será el doble

Labrador: Si, pero la calidad debe ser mayor

Dos días después..

Sancho: Bien, ahora que se han puesto de acuerdo ¿cuál es el problema?

Sastre: señor gobernador, el problema es que el labrador no me ha querido pagar las caperuzas ni le ha gustado el trabajo

Labrador: este señor se pasa de listo, es él quien debe pagarme por ese tan mal trabajo, me ha hecho perder la tela.

Sancho: quiero ver las caperuzas, muéstrenmelas.

Presentador: Las caperuzas son muy pequeñas.

Sancho: Son excesivamente pequeñas.

Sastre: si tenía que hacer cinco con las telas, no pensarán que podía hacerlas más grandes, es imposible.

Presentador: Sancho tu eres el gobernador, debes saber cómo resolver esto.

Sancho: Los dos son personas listas. El labrador  por desconfiar del sastre se quedará sin paño y sin caperuzas, mientras que el sastre por querer dar una lección de confianza y ya con eso deberás considerarte pagado porque las caperuzas no te las pagará nadie.

Presentador: Viva el nuevo gobernador, pudo resolver el primer problema de la ciudad, hemos tomado una buena decisión.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (28 votos, resultado: 14,64 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Grecia

Te Recomendamos: