Sangrientas Navidades

Publicado por: Eve

Descripción: Laura quiere tener una Navidad perfecta y para lograrlo, no le importará torturar a toda su familia.

Personajes: Laura, Héctor, Matías, Romina, Dolores (mamá), Álvaro (papá)

ACTO ÚNICO

Se abre el telón mostrando una sala de estar alegremente decorada para la Navidad. Hay un árbol en un rincón y medias que cuelgan de la pared. Se escucha un villancico muy suave de fondo mientras en la sala, los miembros de la familia permanecen tensos.

Los esposos, Dolores y Álvaro, están en el sofá con rostros preocupados y miran a todas partes con miedo.

Tras el sofá, los hermanos mayores Matías y Héctor caminan de un lado a otro, nerviosos. Todos llevan horribles suéteres navideños. De pronto, la voz de una muchacha resuena fuera del escenario.

Laura: ¿Están listos? ¡Ahí va el pavo de Navidaaaaad!

Laura entra en escena llevando una bandeja con un pavo medio quemado, que coloca en el comedor al lado del sofá.

Laura (sonriendo): Siéntense, espero que les guste lo que preparé. ¿Qué esperan?

Todos se sientan en la mesa incómodos. Luego, se sobresaltan al notar que Laura toma un largo cuchillo y lo clava en la mesa.

Laura: Papá, haz los honores por favor.

Dolores: Laura, hija, oye, ¿dónde está tu hermana? ¿No la vas a llamar a cenar también?

Laura: Romi está bien, mamá. Ella va a cenar más tarde.

Matías: Pero dijiste que querías que fuera una Navidad perfecta, ¿cómo va a serlo si no estamos todos en familia?

Álvaro: Laura por favor, déjanos ver a tu hermana, te aseguramos que no vamos a intentar nada.

Laura (molesta): ¡Eso también me dijeron cuando me enviaron a ese maldito psiquiátrico! ¡Tres años, papá! ¡Tres años encerrada en ese lugar!

Dolores (alterada): Era por tu bien, hija. Tú no te encuentras bien, teníamos que hacer algo luego de que intentaras arrojar a tu hermana de aquella ventana…

Laura vuelve a sonreír mecánicamente.

Laura: ¿Les han gustado los suéteres que les conseguí? Se los traje con todo mi cariño…

Héctor: Te propongo un trato Laura, déjanos ver a Romina y haremos que la cena sea tranquila. Prepararemos chocolate y buñuelos, como hacíamos antes. Incluso podemos cantar unos villancicos. Ya nos quitaste nuestros teléfonos y cortaste toda la comunicación en la casa, ¿qué más tienes que perder?

Laura: Bien, pero sin trucos, ya lo saben.

Laura desaparece momentáneamente de escena y vuelve arrastrando a alguien consigo. Es Romina, la hija adolescente de la familia. Lleva las manos atadas por delante y el cabello despeinado.

Romina (llorando): ¡Mamá! ¡Mamá!

Dolores: ¡Hija, ¿estás bien?! ¡Laura, suéltala por favor!

Laura: ¡Maldición, mamá! ¡Siempre preocupándote más por ella! ¡¿Qué hay de mí?! ¡¿Siempre la han querido más a ella que a mí?! ¡Pero no esta Navidad! (Empuja a Romina al suelo y toma el cuchillo).

Álvaro: ¡Laura, no!

Álvaro y sus hermanos intentan detener a Laura, quien forcejea con el cuchillo. Romina logra arrastrarse lejos de ella. En medio de la lucha, Laura trastabillea y termina encajándose en cuchillo en un costado.

Dolores: ¡No! ¡Laura!

Laura se derrumba en el suelo, mientras sus familiares la rodean horrorizados. Un charco de sangre mana de ella.

Laura (agonizando): Una blanca Navidad… solo quería una blanca Navidad…

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (17 votos, resultado: 16,71 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: