Se renta

Publicado por: Eve

Descripción: Laura y Alonso buscan departamento y van a parar a un edificio muy extraño, donde se anuncia un piso en renta.

Personajes: Laura, Alonso, Doña Elvira

ACTO ÚNICO

Laura y Alonso, una pareja de novios, aparecen en un lado del escenario.

Laura: ¿Seguro que es aquí?

Alonso: Sí, mi amor. Aquí es.

Laura (mirando alrededor con una mueca): No me gusta este lugar, es muy lúgubre.

Alonso: Vamos a darle una oportunidad. Después de todo, el anuncio dice que el lugar es grande y por lo que piden de alquiler, la verdad es que no nos podemos quejar.

Laura: Sí pero está muy lejos de la ciudad y además, no sé, hay algo aquí que no me acaba de gustar…

Alonso toca a la puerta de un apartamento. Del otro lado del escenario, vemos como sale una mujer entrada en años, con un vestido gris y un suéter de cachemira desgastado. Les abre la puerta.

Alonso: Buenas tardes, ¿doña Elvira?

Doña Elvira: Sí.

Alonso: Hablamos por teléfono. Vinimos a ver el piso en renta.

Doña Elvira (sonriendo ampliamente): Claro, pasen, pasen. El apartamento les va a encantar. Son perfectos, les estábamos esperando.

La pareja pasa.

Laura (desconfiada): ¿Cómo que perfectos?

Doña Elvira: Por aquí tienen la sala de estar y el comedor, ya vienen amueblados. Más allá está la cocina, encontraran que dispone de gas y agua corriente, (los lleva hasta la cocina y Laura examina todo, no muy convencida). Tiene todos los utensilios incluidos.

Alonso: Para mí se ve muy bien.

Doña Elvira: Ya verán que van a ser muy felices aquí.

Laura: Oiga, pero todavía no hemos decidido nada, no nos hable como si ya nos fuéramos a mudar.

Alonso: La señora solo intenta ser amable, amor.

Doña Elvira: Desde que les vi, supe que ustedes iban a ser los inquilinos perfectos.

Alonso: ¿Disculpe?

Doña Elvira: Los anteriores eran unos auténticos desagradecidos, siempre quejándose de todo. Tuve que finalizar su contrato antes de tiempo, ¿saben?

Laura abre el refrigerador y encuentra adentro la cabeza cercenada de una mujer.

Laura (horrorizada): ¡Oh, por Dios!

Alonso: ¡¿Qué demonios?!

Doña Elvira: Sí, la señora Amelia era una grosera, ya les digo. Su contrato terminó antes de tiempo. No me acordaba de que tenía que tirar la cabeza.

Laura: ¡Está usted loca! ¡Loca!

Doña Elvira: ¿Quieren que les muestre su dormitorio?

Alonso: ¡Nos vamos de aquí! ¡Directo a la policía!

Toma la mano de Laura y corren a la puerta, pero la mujer les da alcance y lo golpea en la cabeza con una lámpara.

Laura: ¡Alonsooooo!

Laura se agacha al lado de él e intenta reanimarlo, la cabeza le sangra.

Laura: ¡¿Qué le hizo?!

Doña Elvira va hasta la puerta y la cierra con llave.

Doña Elvira: No se preocupe, seguro se pone bien para cuando sea hora de firmar el contrato.

Laura: ¡Usted es una maldita demente! ¡Loca maniática!

Doña Elvira: Van a ser muy felices aquí, señorita. Se lo aseguro. Esta vez, estoy segura de que he encontrado a mis inquilinos perfectos.

Doña Elvira sonríe de forma maníaca mientras una música siniestra suena de fondo. Laura abraza a su novio y llora, meciéndolo suavemente…

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (54 votos, resultado: 14,59 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: