Drama

Suhulzan, el magnífico

guerrero arabe

Introducción:

Un hombre se encuentran en el interior de una jaima, de unos 40 años, aunque parece más viejo por la barba y la mirada pensativa. A este hombre le falta el brazo izquierdo. Entonces entra otro que va vestido con ropas de safari color beige. El otro viste con unas sencillas ropas de Tuareg.

Guión:

Escena 1

El extranjero:

– Salam Aleikum – dice mientras se inclina.

Suhulzan:

– Aleikum Salam – le devuelve el saludo sin mucho entusiasmo.

El extranjero:

– No sabe lo que me ha costado encontrarle Suhulzan.

Suhulzan:

– Eso es buena señal.

Narrador:

El extranjero mira a Suhulzan pero pronto quita la mirada intimidado por el fuego de sus ojos negros.

El extranjero: (bajando los ojos y con admiración)

– Son muchas las historias que hablan de Suhulzan el magnífico, el bravo, el invencible, el hombre que nunca fue vencido por la espada.

Suhulzan:

– Ahórrese eso, extranjero. Le he dejado venir para contarle mi historia. La historia de este brazo, cuya ausencia explica mi maldición – lo dice tocando el lugar donde antes estaba su brazo izquierdo.

El extranjero:

– A decir verdad, me ha sorprendido verlo… – habla intentando no ofender al guerrero – Ahora sé porqué se fue desvaneciendo poco a poco su figura y quedando casi como una leyenda. Algunos incluso dudan de que hayáis existido.

Suhulzan: (con la mirada oscura, taciturno)

– Es mejor así, aunque ahora todos sabrán quién fue Suhulzan. No Suhulzan el bravo, sino el cobarde. No se olvide de apuntar todo, extranjero.

Narrador:

El extranjero saca de su macuto rápidamente el papel y lápiz con los que ha de inmortalizar la historia de Suhulzan.

Escena 2

Nota: Ahora, Suhulzan es el narrador externo de la historia, a la vez que uno de sus actores. Va contando lo que ocurre mientras el pasado se desarrolla para los espectadores.

Narrador:

Sale a escena Suhulzan, como buscando a alguien. Parece mucho más joven y fuerte y tiene de vuelta su brazo. Va vestido de guerrero árabe con casaca, botas y en su brazo maneja una cimitarra.

Suhulzan narrador:

Por cierto, antes que te olvides, ¿nos apoyarías con un like? De esta forma nos apoyas a seguir publicando de forma gratuita.😀

– Yo, efectivamente, era Suhulzan el invencible.

Narrador:

Aparecen 4 hombres de repente que intentan reducirle. Pero Suhulzan los derrota sin que puedan hacerle ni un rasguño. De nuevo aparecen otros 2 hombres, de los cuales derrota rápidamente pero el otro parece un guerrero muy experimentado. Sin embargo poco después Suhulzan con un ataque rápido acaba con el. Mira el cuchillo y lo tira como aburrido y asqueado y se marcha.

Suhulzan narrador: (mientras se desarrolla la lucha anterior)

-No había un hombre que pudiera hacerme un rasguño, pasaban los años y no tenía una sola herida de guerra. Pero en el fondo esto era una maldición para mí.

Narrador:

Llega un hombre que asiente, dando el trabajo por bien hecho y le da a Suhulzan una bolsa, aparentemente llena de oro. Después, aparece una mujer que coge su brazo y le habla mientras Suholzan niega con la cabeza. La mujer, desesperada, se arrodilla para pedir de nuevo mientras Suhulzan intenta rehusar, pero al final la levanta y asiente dando su consentimiento. La mujer sale por un lado de la escena y el joven después de mirarla irse con rabia contenida, sale también de escena por otro lado apretando un puño.

Suhulzan narrador: (mientras se desarrolla la acción anterior)

– Debido a mi gran fama, todos los hombres me querían en su ejército, los Sultanes en su guardia personal, las mujeres más ricas me buscaban para acabar con los enemigos de sus esposos y las madres para rescatar o vengar a sus hijos… Aunque había conseguido una gran fortuna, una mujer hermosa y una hija, nunca podía disfrutar de ello debido a las continuas peticiones. Es por eso que acabé cometiendo un grave error.

Narrador:

De nuevo aparece el Suhulzan más joven a escena, con un palo en a mano, una especie de taburete de madera, su cimitarra y una cuerda. Entonces comienza a atar su brazo derecho al taburete para que no se mueva, y una vez hecho eso, pone el palo en su boca y levanta su cimitarra con la mano derecha para cortar su brazo.

Suhulzan narrador: (mientras se desarrolla la acción anterior)

– Decidí acabar con mi arma más mortífera, para que así nadie más viniera a pedirme ayuda y poder disfrutar sin más molestias de mi mujer, mi hija y la fortuna. Pero mi acción egoísta fue castigada por Alá.

Escena 3

Narrador:

De nuevo nos encontramos en la jaima con el extranjero y Suhulzan sin su brazo. El extranjero le mira fascinado y en silencio, en el suelo se ven ya algunas hojas con notas tomadas por él.

Suhulzan:

-Pasé después de eso dos años de felicidad a pesar de estar lisiado, teniendo por primera vez una vida más allá del combate. – entonces mira a un lado de repente rabioso y en una tristeza infinita – Pero, ¡qué cruel destino me esperaba!

Narrador:

Suhulzan golpea con su puño el suelo en un ataque de rabia ante la sorpresa del extranjero que da un ligero brinco.

Suhulzan:

– Uno de mis enemigos tuvo noticias de que ya no podía luchar como antes, que era un rico lisiado y vio la oportunidad de vengarse. No me habría importado morir entonces, pero no era eso lo que ese monstruo quería. Aprovechó mi debilidad para secuestrar a mi mujer y mi hija y, aunque me batí con mi otra mano matando a muchos de los hombres que vinieron a por ellas, no conseguí vencerlos a todos. Ahora las dos han sido asesinadas y mi nombre estará maldito para siempre. – se vuelve hacia el hombre que está con él – ¿Has apuntado todo, extranjero?

El extranjero: (le mira conmovido y temeroso al mismo tiempo)

– Sí, Suhulzan, he apuntado con rigor cada una de las palabra de tu historia.

Suhulzan:

– Bien, entonces ya no queda más por hacer. Espero que sirva de lección a muchos en el futuro, que nunca deben renunciar a lo que les hace fuertes por la comodidad de una vida de lujos.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas6 estrellas7 estrellas8 estrellas9 estrellas10 estrellas11 estrellas12 estrellas13 estrellas14 estrellas15 estrellas16 estrellas17 estrellas18 estrellas19 estrellas20 estrellas (68 votos, Calificación: 14,84 de 20)
Cargando...

Acerca del autor

Dana

Escritora aficionada de literatura breve, amante de los buenos libros, el cine,la música y los animales. ¡Estudiante de arte y enamorada de la vida a cada segundo que pasa!

4 Comentarios

Clic aquí para Comentar

Si presionas CTRL+D ó CMD+D podrás guardar esta página :D

DESCARGA GRATIS 20 GUIONES

CLIC para Descargar GRATIS

¡Hola!

Bienvenido a esta comunidad de aficionados a la literatura. Me llamo Aureliano Vargas y soy el creador de esta comunidad.

Espero que la pases bien y que cuando tengas tiempo libre, vengas aquí a leer las historias que frecuentemente publicamos. (guiones cortos y largos de drama, cómicas, infantiles, de amor, de terror, etc.)

Si es que deseas agradecerle a los autores y difundir la lectura de sus trabajos enviados a este sitio web, puedes hacer clic en los botones sociales para compartir la web con tus amigos (twitter, facebook, google plus, o por email)

Si es que quieres recibir en tu email los guiones de las obras para representar en el teatro, tan solo debes poner tu email en el recuadro de arriba para suscribirte gratis.

Si quieres aportar a la comunidad con una publicación, puedes enviarla por email AQUÍ.

Como suelen decir los mejores artistas, el arte no tiene fronteras y es por eso que, además de hallar guiones de diferentes géneros en nuestra web, también te toparás con obras de países muy específicos, tales como México, Chile, España, Argentina, Ecuador, Brasil, Colombia y Bolivia, entre otros.

Y es que gracias a estas dramatizaciones cortas o extensas, el público también tiene la oportunidad de aprender más sobre las costumbres culturales y la vida cotidiana en otros lugares; todo esto sin levantarse de sus asientos.

Ya sea por medio de mitos terroríficos o fantasiosos, historias románticas y épicas, dramas conmovedores o comedias que transcurren en todo tipo de lugares distantes de casa, es verdad que cada nación tiene algo interesante que contar.