Un cerdo muy glotón

Publicado por: Grecia

Una obra que representa la mejor manera de enseñar a quién pretende burlarse de nosotros, sabiendo que quien engaña primero, solo puede engañarse a sí mismo, así como le sucedió al pícaro cerdito Glotón, que por hambre quiso burlarse de sus amigos.

Personajes:

Juancho

Glotón

Fifí

Un cerdito muy glotón

Juancho, el dueño del gato fifí entra con un envase con comida y lo deja en el suelo

Juancho: ¿dónde estás Fifí? He traído tu comida

El gato Fifí entra y se pone a comer con muchas ganas

Glotón: Miau, Miau

Fifí: Oh, un colega. ¿quién llama?

Glotón: Miau, miau

Fifí: tu no puedes ser otro gato, eres muy raro no te pareces en nada a mí.

Glotón: tú lo dices porque me vez con hambre, tengo varios días sin comer.

Fifí: puedo compartir mi comida contigo, pero si lo hago ambos quedaremos con la misma hambre y no es la idea. Pero bueno, hay que ser generosos.

Glotón: gracias amigo, ha sido poco pero me ha servido. Mil gracias, miau.

Fifí: Ok, yo tampoco te olvidaré. Comes bastante.

Juancho: Tobi, por aquí tu tienes tu plato de comida.

Entra Tobi, el perro de la casa y se acerca al plato

Tobi: ¡Qué bien! Comida, comida.

Glotón: Guau, Guau

Tobi: ¡Oh, he conseguido un compadre!

Entra Glotón y se para a un lado de Tobi

Tobi: Eres un perro realmente extraño

Glotón: Soy un perro de áreas húmedas, seguro no me reconoces como un perro porque he pasado mucha hambre.

Tobi: ¿Hambre? Cómo dices eso, eso es malo. Te compartiré parte de mi comida porque pasar hambre de verdad es muy malo.

Glotón: Ya no queda nada, gracias amigo.

Tobi: Si y ya veo que eres muy rápido para comer.

Glotón: bueno amigo perro, debo continuar mi camino. Muchas gracias.

Llega rapidín, el conejo de Juancho y le hace saber a Tobi que Glotón es un cerdo, que no tenía por qué tratarlo como un perro, al igual que él.

Tobi: ¡No puede ser, ese cerdo me ha engañado! Además, se comió la mitad de mi plato.

Fifí: ese cerdo, también me engañó y me quitó mi comida.

Tobi: Soy un perro bien tonto.

Rapidín: No se preocupen, tengo un plan para los dos.

Juancho: Glotón, aquí tienes tu comida.

Glotón: Comida, comida ¡qué bien!

Tobi y Fifí: Oink, Oink

Glotón: ¿Qué? Uds no me engañan, no son cerdos.

Fifí: ¿por qué no? Si tu has sido perro y gato a la vez. Entonces nosotros podemos ser cerditos también.

El perro y el gato, en cuestión de segundos hacen desaparecer la comida del plato de Glotón.

Tobi: Adiós compadre, Oink.

Glotón: esto es injusto. Yo me comí solo la mitad del plato de cada uno y ellos me dejaron el mío completamente vacío.

Rapidín: exacto y te has comido dos mitades lo que hacen un plato completo. Ya están en paz.

Tobi le preguntal al conejo

Tobi: ¿qué dijo oink?

Rapidín: que nadie puede creerse más listo, porque el que engaña primero se va engañando a su misma persona.

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (18 votos, resultado: 14,00 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Grecia

Te Recomendamos: