Una Navidad desastrosa

Publicado por: Eve

Descripción: Guión corto de Navidad. Mariela quiere que todo salga bien en su cena navideña, pero pronto descubrirá que las cosas no siempre son como se planean.

Personajes: Mariela, Luis, Jonás, Papá, Mamá, Tío Berto, Firulais

PRIMER ACTO

Entra en escena Mariela, quien está poniendo muy nerviosa la mesa para la cena de Navidad. Mide las servilletas con exactitud milimétrica y limpia las copas obsesivamente.

Luis: Ay hermanita, ¿quién te manda a ocuparte de la cena de Navidad este año?

Mariela: Le dije a mamá que podía hacerlo y quiero que todo sea perfecto. Así la convenceré de que soy responsable y tal vez, me deje tener ese auto que quiero.

Luis: Pues yo más bien creo que va a ser todo lo contrario.

Mariela (enojada): ¡Mejor calla y ayúdame con esto! ¿Mandaste a Jonás a comprar el pavo?

Luis: Sí, y escondí el vino que tío Berto siempre acostumbra tomar en la cena navideña. Lo vacíe todo en la botella del enjuague bucal, nunca lo encontrará ahí.

Mariela: Ni hará otro de sus papelones navideños. Bien, yo me encargaré de terminar de poner la mesa.

Luis: Y yo de terminar de bañar a Firulais para que este decente esta noche.

Mariela: ¡Hagámoslo!

SEGUNDO ACTO

Mariela continua colocando adornos navideños por aquí y por allá, cuando un estruendo se oye cerca de ahí.

Mariela: ¿Y eso?

Luis (fuera de escena): ¡Firulais! ¡No! ¡Vuelve acá!

Un enorme perro entra en escena, corriendo y tirándolo todo a su paso.

Mariela: ¡No, Firulais! ¡Detente!

El perro hace caso omiso y se enreda con el mantel, tirando gran parte de las cosas al suelo. Luego, salta sobre una guirnalda y la hace trizas. Luis llega corriendo detrás de él.

Mariela: ¡¿Qué paso?!

Luis (respirando entrecortadamente): Lo… siento… él… odia… los… baños…

Mariela: ¡Pero mira que desorden! ¿Ahora qué le voy a decir a mis papás?

Luis: Eh… ¿y si decimos que un ladrón quiso entrar a la casa?

Mariela se acerca enojada a él y le da un coscorrón.

Luis: ¡Auch!

Mariela: ¡A veces me da pena que seas mi hermano!

TERCER ACTO

Mariela ve con pánico la mesa, que está hecha un desastre.

Mariela: ¡No puede ser, Firulais!

El perro ladra alegremente y mueve la cola.

Luis: Creo que ahora sí se te salieron las cosas de control.

Jonás entra en ese momento, llevando una cubeta de pollo frito.

Mariela: ¡¿Y el pavo?!

Jonás: No encontré, ya se habían acabado todos. Tuve que traer este pollo.

El tío Berto entra en ese momento, tambaléandose.

Tío Berto: No van a creer que rico está el enjuague bucal, sobrinos.

Mariela: ¡No! Está borracho de nuevo.

Mariela mira a su alrededor con desazón.

Mariela: No puede ser, todo es un desastre.

Sus papás entran en ese momento.

Mamá: Lo sabía. Sabía que esto iba a pasar.

Mariela: Mamá, te juro que no quería causar problemas.

Sus padres sonríen y la abrazan.

Papá: Ay hijita, tienes que aprender que a veces las cosas no salen como se planean, pero eso no significa que todo esté echado a perder.

Mamá: Sentémonos todos y comamos ese pollo frito que trajo tu hermano. ¡Que hoy lo único que importa es que estamos juntos como familia!

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (15 votos, resultado: 10,93 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: