Una novia insoportable

Publicado por: Eve

Descripción: Cristina está por casarse y necesita la ayuda de sus damas para prepararse. Pero se desatará un caos entre sus cambios de ánimo y la paciencia de las muchachas.

Personajes: Cristina, Marta, Dora

ACTO ÚNICO

Dora y Marta se encuentran sentadas en una habitación. Las dos llevan vestidos largos de color rosa y se encuentran, la una frente al tocador maquillándose y la otra, junto a la ventana, poniéndose lápiz labial. De pronto, la puerta se abre con estrépito. Por allí entra Cristina, llorando de rabia y con la cabeza llena de bucles.

Cristina (histérica): ¡Miren lo que ha hecho esa estúpida peluquera! ¡Le dije que no lo quería así! (Patalea en el piso, haciendo un berrinche).

Sus amigas acuden junto a ella, alarmadas.

Marta: Pero cálmate mujer, que seguro podemos hacer algo.

Cristina (gritando y moviendo las manos): ¡¿Y qué demonios se supone que vamos a hacer?!

Dora: Tranquilízate, amiga. No en el día de tu oda. (La hace sentarse). Voy a por la secadora y un poco de agua.

Cristina se derrumba sobre la cama llorando.

Cristina: ¡Se suponía que todo fuera perfecto! ¡No puedo llegar al altar así! ¡¿Qué van a decir mis amistades?!

Marta le palmea la espalda, tratando de tranquilizarla.

Marta: Tranquila amiga, que Dora sabe lo que hace. Ven, vamos a ponerte el vestido.

Saca del armario un vestido blanco envuelto en una funda. Cristina se pone de pie y se quita la falda y la blusa. Luego, se coloca su vestido y Marta trata de cerrárselo.

Cristina: ¡¿Qué?! ¡¿Qué pasa?!

Marta: Uy amiga, es que… (trata de subir el cierre), no te cierra. Te dije que no te comieras esos camarones anoche.

Cristina: ¡Es tu culpa por no haber insistido más! ¡Tiene que cerrarme!

Marta: Calma, que seguro tengo unos seguritos por aquí. (Busca en el tocador).

Dora vuelve a aparecer llevando un secador de cabello y un rociador con agua, con el que empieza a mojar el pelo de Cristina.

Dora: Lo mojamos un poquito y le damos forma en un dos por tres.

Marta regresa a su espalda con seguros en la boca y con mucho esfuerzo, intenta cerrar con ellos el vestido, apretando a Cristina y cortándole la respiración. Mientras tanto, Dora le moja el cabello, que cae escurriendo por su frente.

Cristina: ¡Pero más cuidado, tontas! ¡Qué me van a echar a perder el look!

Dora enciende la secadora y le dispara aire caliente en la cara. Mientras tanto, Marta tira del vestido y este se rompe por la gordura de Cristina, quien grita alarmada.

Cristina: ¡Mi vestido!

Marta: ¡Perdona, amiga! Solo estaba intentando cerrarlo…

Cristina le da un empujón a sus amigas encolerizada. Tiene el vestido roto y el pelo hecho un desastre.

Cristina: ¡Un par de estúpidas! ¡Eso es lo que son! ¡Mi cabello y mi ropa están arruinados! (Se echa en la cama a llorar de nuevo). ¡Yo solo quería que todo fuera perfecto! ¡Perfecto!

Marta y Dora la miran indignadas.

Marta: ¡Pues nosotras nos vamos, si tan estúpidas nos consideras!

Dora: ¡Hasta nunca, desagradecida! Y para que sepas, ese modelito siempre te quedó horrendo.

Las dos se marchan dando un portazo. Cristina patalea en el colchón, emitiendo alaridos.

FIN

Deja tu voto para que el autor sepa cuánto te gustó:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars6 Stars7 Stars8 Stars9 Stars10 Stars11 Stars12 Stars13 Stars14 Stars15 Stars16 Stars17 Stars18 Stars19 Stars20 Stars (32 votos, resultado: 14,91 de 20)
Cargando…

Al autor del cuento le gustaría que lo apoyes apretando estos botones sociales y.... no te olvides de dejarle un comentario MÁS ABAJO!

Publicado por: Eve

Te Recomendamos: